Charla en Platzi Conf 2017 (vídeo + presentación)

En mi charla de Platzi Conf 2017

La ilusión por algo es completamente subjetiva.

Hace casi 7 años di una charla en un evento TEDx en la Ciudad de México. Más allá de lo bueno o malo o correcto o incorrecto de lo que relaté en aquella charla, sí la recuerdo como un momento a partir del cual sucedieron cambios increíbles en mi vida. Y aunque he impartido muchas charlas desde entonces, nunca había vuelto a sentir una sensación similar hasta hace un par de semanas, cuando tuve la oportunidad de participar como expositor en la edición de 2017 de Platzi Conf.

No soy imparcial porque conozco y admiro a Christian y Freddy (los fundadores de Platzi y, por ende, del evento) desde hace años, pero en muy pocas ocasiones he podido sentir el calor y unidad de una comunidad como la que Platzi está gestando. Un ambiente increíble, un foro sensacional y todas las facilidades del mundo para contar por qué quien construye tecnología es hoy para los niños lo que para mí era la ciencia ficción que me llegaba por cine y televisión cuando tenía 5 años. De “Star Wars” a Platzi, pasando por “Logan’s Run”, i really enjoyed this one.

La presentación:

El vídeo de la charla:

Adicionalmente, un par de textos sobre la charla escritos por asistentes al evento:
· Pensar el futuro de América Latina a través de la ficción
· La importancia de construir la visión de futuro

Charla en Social Media Week CDMX 2017 (vídeo + presentación)

En mi charla de Social Media Week CDMX 2017

Tras la charla del año pasado, tuve la oportunidad de regresar de nuevo a Social Media Week CDMX para hablar de cómo la tecnología se está volviendo invisible, de por qué ha de ayudar a las ideas y no a la inversa, y también de todo eso que sucede cuando esa tecnología se usa de forma irresponsable en marketing y publicidad (y cómo solucionarlo).

La presentación:

Y el vídeo (aquí el enlace original en Livestream):

Los Inventores Gollum

Gollum - Lord of the Rings

Mi último post trataba de las similitudes entre industrias que nacen hoy e industrias que nacieron hace veinte años. Similitudes que animan a emprender cualquier tipo de aventura, pues pareciera que uno no va tan a la deriva sino con una cierta “brújula” que alivia la incertidumbre.

Pero por el camino también se encuentra uno algunas diferencias sustanciales. Hace veinte años no estábamos tan hiperconectados como ahora. Hace veinte años encontrabas por casualidad a alguien que hacía algo remotamente parecido o relacionado con lo que hacías tú y le escribías con el espíritu de quien envía un mensaje en una botella; resulta que los destinatarios vivían también con ese espíritu, y a partir de ahí empezaron a nacer comunidades deslocalizadas geográficamente pero tremendamente enfocadas en descubrir y compartir.

Hoy apenas hay misterio, todos sabemos en segundos lo que pasa en la otra punta del globo, y los protagonistas de cada noticia no buscan (en general) tanto el compartir como el capitalizar los pasos que hayan dado. Muy bien lo decía Alejandro Berman hace unos meses: “En la Ciudad de México todo el mundo quiere ser el próximo Mark Zuckerberg o el inventor de la próxima gran cerveza artesanal.”

Si algo nos enseñó el concepto de open-source y todo lo que vino después es que nadie es tan bueno en solitario como la suma de todos nosotros juntos. Nos falta volver a asombrarnos. Y compartir, y dejar de pensar que el progreso es un sistema de vasos comunicantes, donde si a uno le va bien al resto le va mal. Sucede justo todo lo contrario.

En mi último post hablaba de la necesidad que tenemos de ser inventores de lo que necesitamos para que aquello a lo que nos dedicamos progrese. Pero pareciera que somos una especie de “inventores-Gollum”: lo que creamos vive bajo el esquema “my precious, my precious”. Todo para mí, nada para los demás.

El “inventor-Gollum” es más cínico que entusiasta, especialmente en lo que se refiere al trabajo de otros. Y como siempre les digo, si pueden ser entusiastas, no malgasten su energía siendo cínicos.

“Inventores-Gollum”. Don’t.

Por qué no, Val del Omar

Tormenta - Mad Max

De entre las múltiples cosas en las que ando trabajando en esta época, una de las más divertidas es la de abrir la operación en México de una compañía de Realidad Virtual creada por personas a las que admiro mucho.

Mucha gente está comparando el auge de la Realidad Virtual (con mucho o poco hype, según con quien hables) con el de la multimedia en Internet (las primeras versiones exportadas de Macromedia Director, el surgimiento de Macromedia Flash y todo lo que vino después), pero yo creo que aún no pasamos del estadío previo, aquel en el que para tener un sitio web había que saber programar páginas en HTML que había que alojar en un servidor configurado por uno mismo en alguna universidad. O sea, no es 1999, sino 1995 a lo sumo.

Eso nos lleva a un lugar interesante, ese en el que uno tiene que deshacerse de la costumbre de que todo lo que va a utilizar probablemente ya fue creado en algún punto del planeta, para pasar a plantearse si las ideas (de experiencias o de hardware) que uno tiene para intentar hacer “bypass” a un problema concreto son técnicamente posibles, y que, si lo son, uno ha de librarse del prejuicio y los complejos e intentar hacerlas realidad. Como Val-del-Omares del siglo XXI.

Todo (literalmente) está por inventar. En ese contexto no hay preguntas estúpidas. O igual todas lo son. Como ir de frente contra una tormenta de area, esperando (deseando) que haya un lugar en que vivir una vez llegues al otro lado.

Es una época emocionante.

Spotify y la Inteligencia Artificial

Playlist de SoundHound

Spotify es una de mis marcas favoritas. Pago gustoso una suscripción Premium porque creo que el producto es magnífico, con la esperanza de que parte de mi dinero se destine a que sea aún mejor.

Eso incluye tener un servicio a clientes que me responde cuando les escribo, tanto si mi duda tiene que ver con el login/password de mi cuenta como si tiene que ver con pedirles que me dejen tener publicidad en dicha versión Premium -lean el post si no me creen :)-

También ha pasado a veces (no por recomendación directa mía, claro) que algunas mejoras que parecen tener sentido terminan haciéndose realidad, como el convertir el teléfono en un control remoto si tienes Spotify abierto tanto en el teléfono como en el escritorio. Y no pasa con Shazam, pero sí con SoundHound, que ya puedas agregar directamente las canciones que encuentras con la aplicación a un playlist de Spotify.

Ahora me encuentro con una nueva sugerencia que hacerles, relacionada con el uso de Inteligencia Artificial. Porque me acostumbré a agregar todas las canciones que me gustan a un playlist llamado SoundHound, tanto si las encuentro vía SoundHound como si no (es mucho más fácil tener un sólo playlist que varios). El problema es que cada vez que quiero agregar una canción a dicho playlist, tengo que buscar manualmente este último por entre la lista de cientos de playlist que tengo.

Ya sé, ya sé, no es para tanto. Pero me pregunto si no podría utilizarse un pequeño algoritmo que detecte qué playlists son los más activos, igual que hace Uber cuando te recomienda como destino el lugar en el que se celebra la siguiente cita que tienes en el calendario de tu teléfono o bien te muestra alguno de los destinos a los que has ido recientemente, todo para no tener que teclearlos literalmente y ganar unos segundos de tiempo. Que cuando voy a agregar una canción a un playlist, Spotify me muestre los dos o tres que puedan ser sean el destino más probable para almacenarla, en base a en qué playlists he almacenado temas recientemente.

Just saying, Spotify…

Los reviews de mi curso sobre Creatividad

Rating 5 estrellas

Mi curso online sobre Creatividad Publicitaria lleva ya casi dos meses disponible. En este tiempo más de 600 personas lo han cursado ya, y yo podría dedicarme a hablarles de las bondades del curso y lo que pueden aprender con él o compartirles algunos de los mensajes que recibo, pero me pareció mejor dejarle esa tarea a las increíblemente generosas reseñas que muchas de las personas que lo han tomado se han tomado la molestia de dejar.

Wow, gracias.

Leer reseñas de “Creatividad Publicitaria para todos los públicos”, un curso de Daniel Granatta en Domestika

Espero que entre los reviews y este trailer se convenzan y se animen a tomarlo:

Creatividad publicitaria para todos los públicos – Un curso de Dani Granatta from Domestika on Vimeo.

Publicidad y Creatividad

Pulsando botón del ratón

Estos días en que estoy votando las piezas enviadas a un festival de publicidad me asalta un pensamiento: las piezas que se enviaban hace 5 ó 10 años a este mismo certamen eran más brillantes, más valientes. Entiendo que los festivales son, antes que nada, un negocio, y ello requiere que mucha gente envíe sus materiales, de los cuales probablemente un 80% sean terribles, pero hasta las mejores piezas de éste que estoy votando palidecen ante cosas hechas hace algún tiempo. Me pregunto si no estaría bien que los festivales de publicidad desaparecieran durante uno o dos años, para que las agencias y las marcas pudieran hacer una especie de detox al respecto de cómo y por qué trabajan de esa manera, les interesen los premios o no.

Pienso entonces en un artículo que enlazaba hace unos días Jorge Camacho sobre el futuro de la publicidad, de esos en los que alguien te arregla la vida en 5 puntos sin hacerse primero la pregunta más importante: antes de preguntarse cuál es el futuro de la publicidad, primero hay que preguntarse si la publicidad tiene futuro, o si tiene sentido que lo tenga.

Continue reading Publicidad y Creatividad

Un UX de cinco dólares por visita

La televisión que hay en mi casa no tiene capacidades de HD. Aún así, la calidad HD es la que se me ofrece por defecto cada vez que busco una película para comprar o alquilar en iTunes:

Guardians of the Galaxy - iTunes

Pero resulta que “escondida” al final del scroll vertical (en mi teléfono) hay una opción SD. Visto como “escaneamos” hoy las pantallas con nuestras miradas, uno pensaría que colocar ahí esa opción la hace prácticamente invisible:

Guardians of the Galaxy - iTunes

Hay ocasiones en que esta opción SD trae menos “features”. En otras, los mismos en menor calidad. Sea como sea, es la resolución que me dan las pantallas de mi televisión o mi teléfono. Y por 5 ó 6 dólares menos:

Guardians of the Galaxy - iTunes

Considerando la cantidad de películas que se venden al día en iTunes, parece un buen negocio dejar que la gente compre por defecto la versión HD. Por si les parece que diseñar UX es una labor no tan importante y que pueden dejar al azar.

Las compañías y tú

Gente y compañía

Las compañías las hacen las personas, no al revés.
Tu valor es tuyo, no de la compañía que te contrata, por muy cool que sea.
Es más, es por ese valor por el que te contrata a ti y no a otra persona.

Digo esto, que parece una obviedad, porque a mí también me ha pasado: si tengo este trabajo y me va bien, ¿qué va a pensar la gente si me voy de este lugar tan aparentemente “cool” a otro del que la gente piense que no lo es tanto?
Nada. No pasa nada. Porque la opinión de la gente no importa, importa lo que tú sientas y decidas.

Y en el caso de que tu actual compañía sea una GRAN compañía, te lo explico con una analogía: puedes ser novio de Cameron Díaz durante una semana, pero vas a ser el ex-novio de Cameron Díaz para toda la vida.

Lo cual es un dato interesante, si lo sabes usar bien.
Lo mismo pasa con las compañías. Porque es lícito cambiar. Porque, cuando te llegan, los vientos de cambio siempre son más fuertes que cualquier raíz, por “cool” que ésta pueda parecer.

De viaje con Moshi: confesiones de un conferencista

Artículos de Moshi

El año pasado impartí tantas conferencias que en algún punto empecé a hacer notar en mis redes sociales que parecía ser un artista popular, tocando en cuanto escenario (grande o pequeño, cerca o lejos) estuviera disponible. O una versión low-budget, claro.

Tweets de Moshi Latam

Un día, Moshi me escribió para preguntarme si alguno de sus productos me ayudaría a que mi vida de conferencia-allá-donde-me-llamen fuera más fácil. Dije que sí, ellos me los enviaron, y yo escribí este texto (y tomando fotos por el camino) para contarles a ustedes, lectores, el porqué.

Leer texto completo: Confesiones de un conferencista