#palabrasquedanmiedo

Aserejé

Google Images: resultados y recuerdos

Google Images

No sé si lo habrán notado, pero el buscador de imágenes de Google cambió ligeramente la forma en que muestra los resultados cada vez que alguien hace una búsqueda. Lo que antes eran elementos separados unos de otros, con su información respectiva, y además expuestos en diferentes páginas, es ahora una dinámica colección de imágenes sin texto, que sólo muestran su información cuando uno hace roll-over sobre ellas. Y me gusta.

Me gusta porque sin la información adjunta de cada imagen y su separación en páginas, las imágenes se adhieren entre ellas con una especie de pegamento invisible, formando conjuntamente memorias y contexto de aquel término cuyas imágenes buscamos.

Por ejemplo, esto es lo que pasa cuando buscas “Grupo W”:

Ese scroll es un recorrido por la historia de la agencia, por su gente, por sus viajes y trabajos y otros momentos (como la apertura de nuestra escuela), y además, por mostrar a algunos amigos y otros proyectos (de otras agencias) premiados en festivales a la par que los nuestros, uno adquiere también contexto y memoria de en qué época transcurren nuestras peripecias. Parece el “pool” de imágenes que uno extraería de su cabeza si tuviera que hacer memoria sobre cómo y qué contar acerca de todo lo que ha pasado en estos once años de Grupo W.

Y es que si un todo es la suma de todas las partes que lo componen, esta forma de mostrar los resultados está mucho más cerca de mostrar ese “todo” en vez de “las partes” (lo que ocurría antes). Y pienso que es hermoso, que un resultado arrojado por una máquina se asemeje tanto a como probablemente mi cerebro almacene sus recuerdos.

Imágenes hermosas sin motivo aparente, capítulo 2

Otras dos imágenes aparecidas sin motivo aparente en mi pantalla. La primera es una liquidación de productos por un gran motivo, avistada por Marc Sallent en Barcelona:

Liquidación por empezar a vivir la vida

La otra es triste pero dulce. Y hermosa. Mejor hermosa que triste. El amor que vive, aun separado por la frontera de México (Sonora) con Estados Unidos (Arizona), algo que ni en Tijuana se puede hacer ya, tocar a tu amado en el otro lado (visto en El País):

Amor en la frontera

La navaja de Occam de los mocos verdes

La Navaja de Occam es un principio filosófico que dice que de entre todas las posibles teorías-causas que pueden haber producido una determinada situación, la causa más probable es aquella que también parece la más lógica y simple.

Así, si suspendes un examen puede ser porque no estudiaste lo necesario (lo más probable) o porque tu profesor es un psicópata que te odia (menos probable). O que si una campaña no funciona puede que sea porque a la gente no le interesa nada lo que cuentas (lo más probable) o porque absolutamente todo el mundo es una colección de locos incapaces de apreciar tu arte (menos probable). O que el motivo de que tu perro esté desaparecido sea porque se ha perdido o ha sido robado (lo más probable) o porque haya sido abducido por una nave espacial que pasaba por tu ciudad (menos probable).

Justo una de estas disyuntivas es la que planteaba el gran Rafa Soto (qué bonito todo lo que hacen en Herraiz Soto & Co, joder) el pasado fin de semana, al publicar esta foto en su cuenta de Twitter

Teclado de laptop de Rafa Soto

… foto que acompañaba de la pregunta:
opción A) me comí una pastilla con demasiado uranio y vomité sobre el teclado.
opción B) un limpiador de teclado.

Aquí es donde llega Occam a explicar que es la opción B) la causa de lo que muestra la fotografía.

Pero qué quieren que les diga, a mí me gusta más la A). Y seguro mucha gente también lo piensa, qué divertida sería una mecánica en la que pedirnos a toda esas personas que contemos muchas opciones A) para esa foto, poniendo a prueba nuestra vena “conspiranoica” acerca de cómo esa mancha de moco verde llegó al teclado.

Y que la más delirante gane, que a fin de cuentas de lógica ya está el mundo lleno.

#3OBJECTSOFDESIRE, beginning of a favor chain/experience

ENGLISH

3objectsofdesire

#3OBJECTSOFDESIRE, BEGINNING OF A FAVOR CHAIN/EXPERIENCE

After honestly doing an introspection of the real value of material stuff we own, what we sincerely treasure is the experience, and there will be much more to treasure, that experience of having is more valuable than the cost of the same object…

So, then a group of friends started putting #3objectsofdesire with a different exchange rate than any money… so let’s make it open to receive in exchange a favor or experience.

THE OBJECTS OF DESIRE…

1) iPad 32GB (like new)
2) PS3 120GB + BlueRay Remote (unboxed brand new)
3) Vestax Turntable (like new)

STRAIGHT TO THE POINT…

A favor ISN’T
– A challenge for you, or something u have never done
– A quiz for us, in order to get clues on what to expect
– An organ donation, if you really want to donate please click here… (ES) (EN)

A favor/experience COULD BE…
– Something that u usually don’t offer easily
– A treasurable object
– Something interesting that could make a click on us
– A experience that can change our lives
*Please notice, this can be just for us, or for anyone of our friends or family

DEADLINE:
Proposals until 09/AUG/2010.

LOOK FOR US…
So let’s hear where it goes…
iPad = Dani Granatta
Email: dani.granatta AT gmail.com
Twitter: @danigranatta
Facebook: facebook.com/dani.granatta

Vestax = Poncho Guerrero
Email: alfonso.guerreroa AT gmail.com
Twitter: @ponchoguerrero
Facebook: facebook.com/pincheponcho

PS3 = Pit / Pedro Germán
Email: antisubliminal AT gmail.com
Twitter: @antisubliminal
Facebook: facebook.com/antisubliminal

CASTELLANO

3objectsofdesire

#3OBJETOSDEDESEO, INICIO DE CADENA DE FAVORES / EXPERIENCIAS

Haciendo una introspección de qué valor tienen las cosas materiales, habitualmente uno atesora ciertos objetos que quiere conseguir por mucho tiempo y habrán muchos más objetos; esa experiencia de finalmente tenerlo es muchas veces más valuable que el precio del mismo objeto…

Luego entonces un grupo de amigos nos dimos a la tarea de poner #3objetosdedeseo, con un tipo cambiario distinto de cualquier moneda… dejarlo abierto para a cambio recibir un favor o experiencia.

LOS OBJETOS DEL DESEO…

1) iPad 32GB (como nuevo)
2) PS3 120GB + BlueRay Remote (sin destapar, totalmente nuevo)
3) Vestax Turntable (como nuevo)

STRAIGHT TO THE POINT…

Un favor NO ES…
– Un reto para tí, ni algo que nunca habías hecho
– Un quiz para nosotros para determinar pistas de que darnos
– Una donación de órganos, si realmente quieres donar, haz click aquí… (ES) (EN)

Un favor/experiencia SI PUEDE SER…
– Algo que probablemente no pensarías ofrecer fácilmente o habitualmente
– Un bien material atesorado
– Algo interesante que pueda hacer click o dejar algo en nosotros
– Una experiencia que pueda dejar un cambio en nuestra vida

*Importante, esto puede ser para nosotros directamente o para nuestros amigos o familiares.

DEADLINE:
Propuestas hasta el 09/AGO/2010.

LOOK FOR US…
Veamos a donde llega todo…
iPad = Dani Granatta
Email: dani.granatta AT gmail.com
Twitter: @danigranatta
Facebook: facebook.com/dani.granatta

Vestax = Poncho Guerrero
Email: alfonso.guerreroa AT gmail.com
Twitter: @ponchoguerrero
Facebook: facebook.com/pincheponcho

PS3 = Pit / Pedro Germán
Email: antisubliminal AT gmail.com
Twitter: @antisubliminal
Facebook: facebook.com/antisubliminal

Se regalan un iPad, un PS3 y un turntable

iPad de Daniel anunciando que lo regalan

Hola, soy Daniel, y tengo un iPad. Pit, en cambio, tiene un PS3. Y Poncho tiene un turntable Vestax. Y desde hoy los estamos regalando. No, no es broma. Y no, no es una promoción. Ni una campaña. Bueno, en realidad no son exactamente un regalo, sólo los estamos intercambiando por un favor que pueden hacernos. Y sí, todo esto es cierto. Y aunque prefiero, amable lector, que leas el porqué de todo esto, si lo que quieres es ir directamente a ver de qué trata, haz click aquí.

Parte 1: El iPad llega a México
Todo comenzó con la noticia de que el pasado viernes se puso a la venta en México el tan famoso iPad, con las consiguientes filas de gente para conseguirlo y con empresas como Telmex habilitando números de teléfono 01-800 (equivalente del 900 en España) para solicitarlo por esa vía, por si se diera el caso (probable) de que hubiera más demanda del producto de la que los vendedores pueden soportar con sus existencias.

Precios al contado de iPad

Este comienzo de ventas en el país coincide con el hecho de que el iPad es ahora el Santo Grial de todas las promociones de marcas en México. Para cualquier cosa se regala uno. Y a cambio te piden… likes en Facebook, o que subas vídeos a Internet, o todos los etcétera del mundo. Y esto se une al hecho de que los precios a los que se vende el iPad aquí son ligeramente más altos de lo razonable, para mi gusto, y sigue siendo más barato adquirirla (o hacer que alguien la traiga) en Estados Unidos, pagada en dólares americanos. Por ejemplo, en Marzo me consiguieron mi iPad Wi-Fi de 32 Gb por $599 USD, pero en México el mismo modelo se vende a 9000 pesos mexicanos (unos $710 USD). Básicamente y resumiendo, en Estados Unidos consigues el modelo superior al que puedes conseguir con el mismo dinero en México.

Parte 2: ¿Cuánto cuestan las cosas?
Ahí es donde me planteo, ¿cuesta realmente 9000 pesos el dichoso juguetito? ¿se puede medir su precio en likes de Facebook? ¿es un like una medida del interés de alguien por el aparato? Me respondí que… puede que sí, el iPad cuesta lo que tú quieras pagar por conseguirlo, tanto como tú quieras disfrutar de la experiencia de utilizarlo.

El asunto no es cuánto pagarías por un iPad, o cuánto dinero tienes para comprarlo. El valor de las cosas quizá no debería ser lo que el vendedor pide por ellas, sino cuánto las quieres, lo que se traduce en cuánto quieres pagar por ellas. En mi caso, yo, que veo la serie Mad Men, siempre he podido encontrarla en Estados Unidos mucho más barata del precio que finalmente acabo pagando por los DVD’s aquí en México. Mi problema es que no siempre puedo viajar a Estados Unidos (cuando voy, suele ser por trabajo), así que como quiero ver los capítulos que me faltan para ponerme al día, prefiero pagar 2000 pesos (unos $160 USD) por los DVD’s comprados en México que esperar unos meses y pagar $120 USD entonces. La prisa y el ansia definen mi interés, y ese es el precio que pago, el de saciarlo.

Así, lo que definimos con el término “precio” no es lo que cuesta el producto sino cuánto yo lo quiero. Por eso, cuando algo no me interesa, no lo compro ni aunque cueste 50 pesos (o su vertiente psicológica de 49), porque el precio real para mí es el interés que tengo por ese producto, o sea, 0. La subasta se vuelve entonces un concepto fascinante, porque mide el deseo de tener de la gente que participa en ella; a partir de un precio inicial (que sirve para dar una idea de cuánto valora ese producto el propietario actual) todo cuesta lo que la gente pida por ello, “¿alguien da más?”. Y casi tan fascinante como la subasta resulta también el concepto de canje, donde el precio de lo intercambiado no es el precio literal de cada objeto, sino el valor que cada usuario le da a lo suyo y a lo ajeno. Ya no cuestan “las cosas” sino “la experiencia de usarlas”.

Continue reading Se regalan un iPad, un PS3 y un turntable

Te han eliminado en el msn!

El spam suele ser molesto (cuando me llega al correo) o irrelevante (cuando lo filtra el servidor para que no me llegue al correo). Pero hay ocasiones en que, revestido de dramatismo y venganza, se vuelve cómico, y por ello, una joya, un auténtico caso de “Drama Queen”:

Spam dramático

We’re not very good at knowing…

Entrevista a David Dunning

Un año después

Feliz cumpleaños

Como el tiempo pasa volando, resulta que hoy hace un año que Pit y un servidor decidimos comenzar la andadura de este blog, a la que además se sumaron aportaciones esporádicas como las de Ulises o el Panter.

No teníamos un propósito muy definido para este espacio, a decir verdad, y era más el deseo de válvula de escape y de exteriorizar tantas charlas, anécdotas, experiencias y reflexiones del día a día de nuestro trabajo. Sólo queríamos escribir opiniones, en castellano, nuestra visión de las cosas y nada más que eso. En suma, eso acabó siendo este blog, una opinión.

También queríamos escribir diariamente, tarea que de repente se volvió imposible, con lo que decidimos contar algo decente al menos una vez por semana… lo que también se volvió imposible, porque había veces en que en una misma semana teníamos demasiadas cosas que merecían la pena ser contadas, y por ser el blog una válvula de escape, no podíamos (ni queríamos) esperar. Así que decidimos no tener periodicidad.

Al final, lo que ocurrió es que tantas cosas sucedían que para contarlas había que detenerse por un instante a contemplarlas, lo que ocasionaba que temas aparentemente dispares entre sí se conectaran vía un argumento, de esos que aquí exponemos cada cierto tiempo. Pueden ser correctos o equivocados, pero al menos ya tenemos una opinión, que es justo lo que queríamos.

Y hoy, un año después, somos un año más viejos, pero también un año más sabios (aún no sabemos en qué), y escribimos un blog del que lo mejor que podemos decir es que es uno de los blogs que a nosotros nos gustaría leer si tuviéramos que leer blogs sobre las publicidades y/o post-publicidades de hoy en día.

Por el camino, sucedió que no sólo a nosotros nos gustaban esos temas de los que escribíamos, sino que nos topamos con ustedes, lectores, que a veces más y a veces menos se sumaron a esta andadura vía sus comentarios en Twitter, Facebook o en los buzones de correo electrónico de cada uno de los que aquí escribimos, a todos gracias por la mayor o menor atención y dedicación a lo que aquí se cuenta, con la esperanza de que, igual que a nosotros nos sirve escribir para entender mejor lo que decimos, también lo escrito les sirva a ustedes para entender mejor aquello a lo que se dediquen.

Continue reading Un año después

Captchas de la fortuna, hoy puede ser un gran día

Conferencia Tijuana

Hace unas semanas me invitaron a participar en un evento de conferencias. No es que otros en los que participo no sean especiales para mí (que lo son, y por eso voy), pero esta invitación me hizo especial ilusión por el brief de objetivos de la charla, que era algo así como:

Tienes X cantidad de minutos para hablar y la temática es libre, pero el objetivo es, mediante lo que expongas, cambiar para siempre la vida o la forma de ver las cosas de las personas que asistan a tu charla.

Aún no sé de qué voy a hablar, pero semejante definición de objetivos me hizo pensar en Joan Manuel Serrat, que siempre en porciones de tres o cuatro minutos conseguía cambiar la vida o la forma de ver las cosas de las personas que escuchaban algún tema suyo. Me dan envidia los músicos que saben componer, como Serrat, o Cerati. De cómo forman parte de la banda sonora de la vida de la gente, con palabras que quizá son sólo bóvedas enormes y huecas que, simplemente, suenan muy bien aunque realmente no digan nada. Y si así fuera, no importa, esas bóvedas las llenamos con situaciones y personas los que los escuchamos, para que sus palabras ya no retumben ni hagan eco.

En esas andaba mientras escuchaba “Hoy puede ser un gran día”, y se me ocurrió, al hilo de cosas como el firewall del buen rollo, que sería interesante que cuando comienzas el día tuvieras un mantra que repetir, una frase que, a fuerza de ser repetida, te cargue de energía y buenas vibraciones. Por eso, “Hoy puede ser un gran día” es un gran mantra.

Fue entonces cuando, al intentar publicar el enlace de una de las versiones en YouTube de este tema, me topé con los captchas de Facebook. Un captcha, probablemente los han visto, es uno de esos códigos de palabras aleatorias que se generan cuando uno va a enviar datos de algún tipo (generalmente vía formularios) por Internet, para evitar que todos los bots de spam que existen puedan invadir el sistema, enviando millones de peticiones similares con su propia información allí donde nosotros estamos escribiendo la nuestra. Y así es que como además los captchas no se leen muy bien (para que los bots más avanzados no puedan sortearlos), y yo soy especialmente torpe para averiguar lo que en ellos se dice, suelo protagonizar episodios donde los captchas me requieren ser escritos cinco o seis veces, hasta que doy con las palabras correctas para poder enviar la información que quiero.

Continue reading Captchas de la fortuna, hoy puede ser un gran día