October 2011

Contr-ad-icciones (I)

Inauguro con este post mis contr-ad-icciones, cosas que veo o que me pasan relacionadas con la publicidad y las marcas, y que me causan cierta o bastante contrariedad.

Domingo por la tarde-noche. Autopista Valencia-Barcelona. Paro a repostar en medio del camino y al pasar por caja a pagar, la dependienta me recomienda muy convencida y muy especialmente la oferta de 3×1 de Estrella…

No me las llevé, pero estrellado me quedé. #nopodemosconducirportiperosíestrellarte

Y vosotros, ¿habéis tenido alguna contr-ad-icción últimamente?

 

El archivo final final final final final

Preparando un documento para una llamada que tenemos hoy en el trabajo, resulta que cada vez que alguien del equipo modificaba el archivo aparecía un nuevo documento “final”. O “final final”, y así sucesivamente:

Preguntando en Facebook o Twitter, parece que no somos los únicos a los que les ocurre esto:

¿Les pasa muy a menudo? Digo, el tener un archivo final final final final final.

Imágenes hermosas sin motivo aparente, capítulo 19

Dos nuevas imágenes hermosas sin motivo aparente, ambas procedentes de Instagram. La primera de ellas es este reloj descolocado que Pau se encontró en la consulta de un doctor:

La segunda es de cosecha propia, una foto de los perros de un vecino, que siempre suelen posar de esta forma tan cómica:

Empezario *

– Nicko, ¿te apetece contar de primera mano qué implica ser una start-up?
– Claro, Dani.

-
Y aquí estoy, empezando estas líneas. Porque después de pensar un poco y preguntarme qué me implicaba empezar 365díasdefestivales y por qué lo hacía, me di cuenta de que nunca me lo había planteado como tal, y que para mí esto era algo de lo más natural. Me refiero a que el hecho de empezar y emprender cosas es algo que tengo asumido desde que era un crío y en lo que me he sacado un master. Igual que todos vosotros, sí, porque creo que todos tenemos una capacidad innata e inconsciente de empezar cosas.

Me explico. Desde que nacemos nos pasamos la vida empezando cosas: a caminar, a hablar, a leer, a trabajar… Es decir, nos pasamos la vida empezando de manera inconsciente un montón de proyectos que también inconscientemente solemos abandonar llegado un cierto punto de expertise, no porque pensemos que no podemos hacerlo mejor, sino porque simplemente no somos conscientes de que los empezamos nunca. Un ejemplo. Cuando empezamos a caminar seguramente no éramos conscientes de ello, simplemente empezamos a hacerlo. Una vez empezado, tampoco seguimos pendientes de si pondríamos bien un pie delante del otro cada vez que caminábamos. Sería un coñazo vivir fijándonos en cada paso que damos, por lo que es algo que interiorizamos muy bien y una vez empezado lo continuamos sin más, sencillamente porque hay algo en nosotros que nos dice que si lo hemos empezado es porque sabremos hacerlo.

Read More …

Logo de la revista LatinSpots

Desparramado y regional, capítulo 20

Tras la charla de hace un par de semanas en el Museo de Antropología, los amigos de la revista LatinSpots me preguntaron si querría escribir una columna desglosando algunos de los temas tratados en la presentación. La verdad es que … Read More

Phishing de hace 10 años I: poner la trampa.

Hoy por la mañana me llegó un correo que vale oro y por poco puedo asegurar que lo enviaron desde el pasado:

Nótese la redacción en mal inglés, la dirección que la enviaron desde un dominio .edu y la invaluable dirección de respuesta con el nombre de la empresa en Yahoo.

Yo creí que esos correos estilo “príncipe de angola” habían muerto hace mucho, así que recibirlo me hizo el día. La fauna de la red es digna de estudiarse, y es lo que pretendo hacer con esta serie de posts… Además, ante semejante demostración de inocencia no podía sino agradecer la alegría que me causaron respondiéndoles. Hice un correo falso con todo y personaje. En el mail intentaba insinuar a un hombre de 40 o 50 años que sin duda no sabe mucho de internet ni de inglés. Quise proyectar que tiene dinero, pero que está empezando a estar desesperado de hacer algo antes de que se lo acabe. Quise que pareciera orgulloso y lleno de ego, de esas personas que creen que nunca se equivocan; en conjunto, la víctima perfecta:

Esperemos que respondan para ver hasta donde llegan, cómo operan y cuanto tiempo se tardan en pedirme dinero. En la red hasta para robar hay que saber conocerla.

Amo los Internetz.