En busca del zoom perdido en Mac OS X

Probablemente para muchos esto que voy a contar no sea una novedad, pero para mí, que llevaba tres semanas como loco buscando una funcionalidad perdida, ha sido toda una revelación. Resulta que hasta hace unas semanas yo tenía instalado en mi ordenador el sistema Mac OS X v10.6 (Snow Leopard), y hasta esa versión de sistema operativo había una funcionalidad que te permitía hacer zoom a tu pantalla utilizando el ratón o el trackpad del ordenador portátil mientras mantenías presionada la tecla Ctrl.

Todo muy bonito, pero bueno, el caso es que una vez que concluyeron la instalación de la siguiente versión del sistema, la 10.7 (Lion) dicha característica había desaparecido, así que costumbres como la que le adquirí a Quique de ver los vídeos de YouTube con el zoom a la pantalla en vez de verlos en pantalla completa (por ejemplo), desaparecieron también.

No fue hasta el pasado sábado en que (accidentalmente, porque no era esto lo que estaba buscando) me topé con la solución a este problema. Resulta que hay que ir al menú de Preferencias de Sistema, y una vez allí escoger la opción “Acceso Universal”:

Continue reading En busca del zoom perdido en Mac OS X

Frases de ejecutivas de cuentas en agencias de publicidad

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia:

(es con cariño, ¡no se enfaden, ejecutivas de cuentas de agencias de publicidad!)

– Vídeo de y por la, ahora célebre, Mitty Astorga

Adiós al iPhone de Nacho Zuccarino

Supongo que en algún momento a todos nos ha podido la frustración contra algún gadget que no funcionaba correctamente, habiendo estado a punto de lanzarlo al suelo o contra una pared. Pero el otro día, a Nacho Zuccarino (Vicepresidente de Servicios Creativos de Draftfcb México) se le agotó del todo la paciencia y dejó el “casi” a un lado, arrojando su iPhone contra la pared de esta forma:

Y con el aparato quedando en este estado…

… me entró la curiosidad de si destrozar un teléfono de esa manera sirve como desahogo contra la frustración acumulada, así que consulté directamente con la fuente de la información, que respondió amablemente y en exclusiva para este blog:

Venía juntando furia contra ese pinche teléfono (el culpable en realidad Telcel, pero desde hace miles de años se mata siempre al mensajero), y no, no sentí nada. Ni un ápice de liberación.

De modo que ya saben, estampar un teléfono contra la pared no alivia la frustación que el propio teléfono genera. Habrá que probar algún otro método…

Los premios te los da la calle

Vivimos en una Sociedad Hiperauténtica en donde cada día somos testigos de historias reales, que por auténticas superan por mucho la ficción.

En este contexto, no me cansaré de repetir que hoy las buenas ideas se juzgan de otra manera y las premia la calle, y no publicistas en festivales de publicidad. 

Sirva como ejemplo #Yosoy132, que apenas unos días después de iniciarse ya se ha paseado por diversos medios y diferentes países, siguiendo un camino que de momento, ya la ha llevado a Cannes. Y no el de publicidad, no, ni falta que le hace.

Así se paseó esta historia por la alfombra roja del festival de cine, uno de los escaparates más importantes del mundo:

Mis felicitaciones a @nivonog y a todos los implicados por empezar algo que tendrán que contar a sus nietos y que probablemente sigan contando estos a los suyos. Una idea que podría ser de todos y que, de hecho, ya lo es.

#Niñosincómodos vrs #Yosoy132. Mismo insight, dos ideas. La primera ya pasó al olvido, la segunda podría hacer historia. #Publicidad Vrs #Postpublicidad.

Pánico necesario en Montevideo

Aunque esta historia es de 2009 yo no la conocí hasta mediados del año pasado: un director uruguayo había filmado y subido a YouTube un corto donde unos robots que venían del espacio destruían Montevideo, y Sam Raimi había decidido producir un largometraje basado en la historia de dicho corto.

El corto en cuestión se llama “Panic Attack!” y se ve así:

La verdad es que al verlo, más allá de la espectacularidad y del hecho de que está realizado por dos personas, no le vi nada especial, porque ciudades destruidas por robots ya he visto muchas en las pantallas de cine. No fue hasta hace un par de semanas, al visitar Uruguay, donde la observé desde un punto de vista distinto.

Acostumbrado al ritmo vertiginoso, canalla y hasta peligroso de la Ciudad de México, caminar por la Rambla de Montevideo es como ver una foto fija. Es un lugar tan tranquilo que no pasa absolutamente nada de nada de nada. Tan poco pasa que en determinado momento, caminando por allí, me empecé a desesperar y a pensar en cosas como “por favor, que alguien le robe la cartera a alguien” o “por favor, ojalá que aparezca Godzilla y destruya un edificio, para ver si así pasa algo”.

Y bueno, quien dice Godzilla, dice un robot gigante:

Yo no sé si Sam Raimi haya estado en Montevideo ni si el corto tiene tanto trasfondo sociológico, pero al menos así me gustó más :)

La matriz de Eisenhower

La matriz de Eisenhower: urgente, no urgente, importante y no importante son los cuatro factores que, repartidos en cuatro cuadrantes, deberían ayudarnos a todos a distribuir nuestro tiempo:

(vía Sunde Sastre)

El día que conocí a Robert Lence

A estas mismas horas, hace dos semanas, estaba yo llegando a Montevideo (Uruguay) para participar en la tercera edición de #PlayaValley. Eso sí, como el evento se celebraba en la localidad no-tan-cercana de La Paloma, me esperaba aún un viaje en coche de tres horas, el cual que prometía ser una agonía después de haber volado once horas con dos escalas. Afortunadamente para mí, fue en ese viaje donde pude conocer a un tipo cuya apariencia y comportamiento (por lo sencillo) nunca harían pensar que sea alguien que haya generado tantos momentos inolvidables de la vida de uno (y seguro que de las de ustedes lectores, también).

Esa persona tan tímida era Robert Lence, el cual también participaba en el evento, y que tiene un currículum que incluye más de veinte años de carrera en empresas como Disney, Pixar, Dreamworks y Hannah Barbera, y una lista de proyectos como escritor, animador y diversas cosas más en películas como “Toy Story”, “La Bella y la Bestia”, “Shrek” o “Bichos”, así que ni que decir tiene que había una cierta expectación entre los asistentes al evento cuando llegamos a nuestro destino (¡gracias Martín!), a tiempo para una primera fiesta de la que yo me retiré demasiado pronto, pero en la que a alguien se le ocurrió pedirle a Robert un pequeño dibujo de alguno de los personajes con los que ha tenido que trabajar durante su carrera. Y como Robert lo dibujó…

… se abrió la veda para que absolutamente todos los presentes también quisieran cumplidas sus peticiones de dibujos, las cuales Robert atendió con una paciencia digna de mención.

Continue reading El día que conocí a Robert Lence

Oldvertising

Hoy a la hora de la comida.

Mientras almorzaba, aproveché para leer todos esos posts que últimamente no encuentro el momento de ojear. Iba pasando de uno a otro y en menos de tres, me topé con dos que aspiraban a ser el penúltimo artículo sobre “la publicidad que está por llegar”.

Y es que desde hace unos años, y parece que ahora más que nunca, está de moda hablar de la publicidad que viene. Escribimos mucho de eso que está por llegar. Como si quedara mucho. Como si estuviese lejos. Como si nos fuese ajeno. Y nos encanta ponerle muchos nombres. Que si nueva publicidad, que si publicidad transmedia, que si campañas integradas hechas en agencias digitales o tradicionales (tanto monta, monta tanto) con ideas líquidas, gaseosas, de naturaleza mutante, transgénica, biónica y/o modulable :)

Por eso, porque es muy fácil caer en la tentación de ponerse a teorizar sobre lo que viene y un poquito más difícil darse cuenta (creo que por demasiado obvio) que no es nada más que mucho más cambio, me pareció interesante dedicarle un minuto (más) a este tema y dejar en forma de unas pocas líneas algo que tiene que ver más con el de dónde venimos que con el a dónde vamos.

Y como soy fan más del “hacer” que del “decir” y en esos momentos no tenía demasiado tiempo para escribir, decidí jugar a reinventar palabras y me salió un (seguramente ya inventado) Oldvertising.

Algo que huele a servilismo en vez de a emprendimiento. Un aroma de hace diez años y contando hacia atrás. Eso que encierra todo lo que huele a humo y que lleva tanto tiempo interrumpiéndonos y/o robándonos el tiempo.

Una palabra que a partir de ahora quedará para el recuerdo, perdida entre las búsquedas de Google. Una entrañable metáfora en forma de Spam que tal vez no nos diga hacia dónde tenemos que ir, pero a mí me recuerda muy bien a dónde no hay que volver, porque tengo muy claro lo que como consumidor y como publicista ya no quiero.

Hora del postre.

Vuelta al trabajo no sin antes invitaros a todos los fans del “Just do it” a que en medio de tanto artículo sobre “nueva publicidad”, nos pongamos todos a hacerla.

=____=

New girl in the blog: Carmen Ruiz

La historia de Carmen me resultó interesante por parecerse tanto a la mía. De la provincia de Cáceres, en España (igual que yo), emigró a México (igual que yo), para terminar trabajando en una de las agencias del grupo WPP (igual que yo). Entre tantas coincidencias, la más peculiar es que los dos termináramos conociéndonos en la sesión que TEDxDF organizó para seleccionar las ponencias de su edición de 2011.

Y de ahí, charlando y viendo que es planner y piensa de forma muy parecida a las cosas que escribimos por aquí, nos pareció que podría ser divertido que se convirtiera en la primera chica que escribe en este blog, así que ¡bienvenida, paisana! :)

Trabajar en JWT México

Como alguna vez comenté en este mismo blog es frecuente que cuando hay una vacante en la agencia en la que trabajo nos dediquemos a postear en redes sociales que se busca tal o cual perfil para cubrir tal o cual puesto. Y como hay temporadas donde buscamos más que en otras, suele ocurrir que al final uno ya no sabe para qué vacante se están proponiendo los candidatos que envían su información, así que es un lío dirigirlos con la persona adecuada o dar algún tipo de seguimiento a cada uno de los procesos.

Para evitarlo, y al menos en lo que se refiere al departamento creativo de la agencia, tomé la decisión de publicar dichas ofertas en una nueva sección de este blog de nombre “JWT busca!”, a la que puedes acceder haciendo click aquí, para que así cada una de las ofertas sigan vivas y localizables mientras la vacante esté abierta y no se pierdan entre el mar de información que publicamos en Twitter y Facebook todos los días.

Entrar en JWT Busca!


Importante: Actualización Octubre 2012
Si llegas a este post a través de algún buscador, has de saber que ya no trabajo en JWT México, por lo que la sección indicada en la parte superior será utilizada para reclutar talento en mi actual lugar de trabajo, Flock.