Un chiste y una innovación

Dos lanzamientos discográficos ocurrieron casi al mismo tiempo durante estas semanas.

Cómo no, ambos intentaron innovar. Uno a base de piruetas tecnológicas, el otro con una idea tan simple como brillante.

A Arcade Fire le salió un chiste que probablemente será efímero. La tecnología sin control (entiéndase sin ideas) sirve para reírse un rato.

Beck lo hizo. A lo grande y de una manera maravillosa. Dar a escuchar su música de una manera memorable, que no te esperas. Huyendo de las bromas tecnológicas o el último videoclip hilarante. Eso ya vendrá después.


Beck, celebrando que la petó.

Dos ejemplos musicales. Una metáfora que ejemplifica dos grandes realidades de entender nuestra profesión: Chistes publicitarios Vrs cosas que van más allá.

Enjoy it!

 

Con una pequeña ayuda de mis amigos

Dos amigos, dos proyectos. Uno ya está en vías de financiación, el otro debería estarlo.

Continue reading Con una pequeña ayuda de mis amigos

Imágenes hermosas sin motivo aparente, capítulo 29

Otro par de imágenes hermosas sin motivo aparente para comenzar esta semana. La primera de ellas la encontré en la cuenta de Instagram de angua_von_uberworld, unos pingüinos (ya saben que aquí somos fans de los pingüinos) de piedra perdidos en una cala perdida:

La segunda de ellas, una visualización física de un campo electromagnético, encontrada gracias a un post en Brain Pickings, una de las cuentas de Twitter del blog de Maria Popova:

Cada loco con su tema: los premios

Parece ser que alguien se molestó porque la agencia donde trabajo dedicó un evento a celebrar que este año nos fue bien en el Festival de Cannes, porque me llegaron por correo un par de soflamas incendiarias al respecto de que los publicitarios somos unos cínicos y unos interesados, únicamente dedicados a hacer trabajos para premiarnos entre nosotros.

Más allá de que podría redactar unas consideraciones muy básicas acerca de cómo la publicidad puede servir para acelerar el consumo (y por ende, la economía) en un país, o de cómo los premios pueden servir para filtrar y mejorar la calidad del trabajo, o de cómo la publicidad puede mejorar el lugar donde vivimos todos, preferí utilizar esta imagen que encontré en cierta ocasión en la revista que se distribuye gratuitamente en los vuelos de la compañía Iberia (click aquí o sobre la imagen para ver a mayor tamaño):

En primera instancia pensé que qué cosa más absurda, una aerolínea celebrando algo que debería darse por supuesto (la gestión de equipajes), pero luego recordé que sí, que es cierto que hay aerolíneas que tratan los equipajes peor que otras así que ¿por qué no premiar a las que mejor lo hagan?

Y es que en todas las industrias, sin excepción, se premian las mejores formas de ejercer las disciplinas que esa industria requiere: es una de las formas para que esa industria avance.

Por si los mentados remitentes quieren escribirle también a las aerolíneas para reclamarles sobre este tema.