A mí, más que lo de Instagram, me preocupa…

Subir a Instagram una foto de Getty Images…

A raíz de los nuevos Términos y Condiciones de Instagram. Un rato después, Instagram “explicó” con más detalle el contenido de los mismos.

Caro can do it

De “Women Can Do It” a “Caro Can Do It” en sólo tres pasos:

1.- Women Can Do It:

2.- Caro, the woman, can do it:

3.- Caro Can Do It:

(vía Gala)


PS: Click aquí para que conozcas más sobre la historia del póster de Rosie, the Riveter.

“Vete” visto desde afuera

A mí es que la propuesta de Nicko me parece que está bastante clara, si estás en España y te quieres ir y no sabes cómo, Nicko te ayuda. Si no cumples alguna de las condiciones (no vives en España o te quieres quedar) esta propuesta NO es para ti.

Así que uno no deja de sorprenderse por la cantidad de gente que le da tantas vueltas o le intenta buscar tres pies al gato simplemente porque Nicko es publicista. Quizá habla mucho de cómo se percibe la profesión ante la sociedad: un colectivo de personas que nadie sabe muy bien a qué se dedica pero que cada vez que hacen algo seguro que es porque tienen una intención comercial oculta. Así que cuando uno hace algo porque sí, por el simple hecho de defender la coherencia (“si te quieres ir, pues vete”), saltan las alertas que indican que probablemente haya un fallo en Matrix porque un tipo que se dedica a la publicidad quiere dar algo sin recibir nada a cambio.

El caso es que hace casi una semana llegó Nicko indignadísimo a la oficina por las continuas quejas que por Facebook puede uno leer sobre la situación en España. Al punto de que incluso algunos dicen que si pudieran, se irían porque ya no tienen nada que hacer en el país. Fue entonces cuando Nicko dijo: “Es que es como para pagarles el billete para que dejen de quejarse de una vez.”

Lo que al inicio parecía más una bravata se convirtió un rato más tarde en una reflexión-pregunta que nos lanzó a mí y a Salles: “Pagar un billete de ida no me va a hacer más rico ni más pobre, ¿pero creéis que si ofrezco un billete gratis habría alguien que se quisiera ir de verdad?”

La pregunta debió ser retórica, porque diez minutos más tarde Nicko estaba ya escribiendo el primer post del blog que abrió para ofrecer ese billete para salir de España a quien quiera salir de España pero no tenga cómo salir de España.

Y ya. Eso fue todo. No hay más trasfondo ni segundas intenciones ni disquisiciones filosóficas de las que surgen cuando uno hace algo y los demás opinan al respecto. Nicko lo contó mucho mejor en la radio esta mañana en España:

Es pintoresca la cantidad de opiniones, críticas y comentarios de cómo debiera haber lanzado Nicko esta propuesta. Que si es una burla para los españoles por cómo está la situación del país, que si mejor hubiera destinado el dinero para que la gente se quede, que cómo demonios te vas a ir a otro país sin tener dónde quedarte ni contactos para trabajar, etc., pero a mí me parece que, si tienes una idea de cómo hacer esta propuesta de mejor forma, lo que tienes que hacer es tan simple como:
1.- Piensas tu propuesta
2.- Abres un Tumblr
3.- Publicas tu propuesta
4.- Esperas a que llegue gente interesada

Porque si lo único que haces es opinar sobre cómo debiera haber sido “Vete”, a uno se le quede una cara de perplejidad extrema ante el problema que tienen algunos para separar la velocidad del tocino, o dicho de forma más castiza, ¿qué tienen que ver los cojones con comer trigo?.

Just saying.

School of Makers, la escuela de Flock

El de arriba no es ni una primera versión de logo, pero algo tenía que poner para ilustrar este post.

Porque de un tiempo a esta parte nos estamos encontrando en Flock con el mismo problema por el que un día en Grupo W creamos Digital Invaders: una vez que el talento entra al circuito de la publicidad se pone a pensar de una manera y es imposible sacarlo de ahí para que piense de otra. Y no hablo sólo de qué tipo de ideas se generan, sino del propósito de las mismas. Ideas de las que hable la gente y no sólo de las que se premien en festivales de publicidad. Ideas con pensamiento lateral. Ideas que sepan que la tecnología es un facilitador y no un fin en sí mismo.

Así que cuando buscas gente que haga cosas uno se topa con una inmensa cantidad de gente que dice que hace cosas pero que no las hizo porque un cliente no lo aprobó. El por qué no las hicieron por su cuenta es algo que pertenece al mundo de los misterios, y nos pareció entonces que era una buena época no para encontrar y formar futuros publicistas, sino para encontrar y formar futuras personas que hacen. Así que, basados en todo lo que aprendimos por ser parte tanto de Digital Invaders como de Miami Ad School México, decidimos que en 2013 Flock tendrá su propia escuela de formación de talento: School of Makers.

La School of Makers será un lugar donde los alumnos aprendan a usar Arduinos, pero también sepan quienes son Negroponte o William Gibson. Una escuela-taller donde las clases se grabarán y se distribuirán en una App para tu teléfono. Donde los alumnos a lo mejor quieran ir a Cannes, pero seguro querrán ir a Singularity. Donde sepas qué es Big Data, o qué hace un Data Scientist y puedas incluir teseractos en tus presentaciones. Donde sepas que tu idea no vale para nada (por muy brillante que sea) si no sabes cómo escalarla y darle aire con un buen plan de negocio. Donde tus compañeros de clase tengan los mismos intereses que tú y los veas como una oportunidad de tener aún mejores ideas. En suma, no una escuela de publicidad, sino una escuela para que aprendas a hacer cosas o hagas más cosas de las que ya haces. Porque ya saben: Hacer is the new Decir.

¿Más info?
schoolofmakers AT wannaflock.com

No compartas estos tips

No sé nada. Con esa certeza es con la única que empiezo cada día laboral, desde siempre. Y como soy cabezadura, la manera que encontré para intentar superar ese estadío es haciendo, probando, intentando y volviendo a intentar. No soy de teorías, pero sí siempre agradecí que alguien que ya había caminado los senderos por los que yo deambulaba me “tirara un centro” a tiempo. Generalmente consejos o tips también aprendidos de la práctica y casi nada proveniente de la teoría.

Continue reading No compartas estos tips

Imágenes hermosas sin motivo aparente, capítulo 30

Otro par de imágenes hermosas sin motivo aparente para cerrar esta semana previa al fin del mundo (según el Calendario Maya). La primera de ellas la encontré en la cuenta de Instagram de Stuart, una foto en la playa a un televisor con el “Canal Ocaso” emitiendo 24/7:

La segunda la encontré en la cuenta de Facebook de Vic Fabrice, un bonito mensaje de recuerdo de un transeúnte a la memoria del árbol que una vez estuvo en ese lugar:

Vete: Yo te pago el billete

La cosa es sencilla.
Cansado de escuchar y leer a tantos amigos, conocidos y desconocidos que sólo se quejan de cómo está la cosa en España, el otro día puse en mi Facebook el siguiente status:

De los mil y pico amigos que tengo en Facebook, sólo le dieron like 24 personas. Eso me dio que pensar: Hay más gente que dice que se quiere ir de la que realmente está dispuesta a irse.

Y pude comprobarlo de forma chapucera pero contundente: debajo de ese status pregunté a qué destino se irían esas personas si tuvieran el pasaje. De esas 24 personas me contestó una.

Esto se podía haber quedado en una anécdota de bar, pero como soy de los que creen que Hacer is the new Decirdecidí llevar la cosa hasta el final y elevada a la máxima potencia: me gustaría comprobar cuánta gente está dispuesta a dejar de decir que se iría, para irse de verdad.

Por eso se me ocurrió lanzar una propuesta a cualquiera que viva en España (y aquí no entremos en nacionalismos), independientemente de su edad, profesión, religión u orientación sexual. Y dice así:

Si de verdad estás harto de tu situación en España, deja de quejarte y vete.  Es más, te quito una excusa: yo te pago el billete.

Continue reading Vete: Yo te pago el billete

Esos pequeños detalles

De entre todos los posts legendarios del antiguo y legendario blog de Iain Tait (bio) siempre habrá uno que sobresalga por encima de los demás, el de aquel fin de semana en que trató de ganarse el respeto de varios twitteros en 48 horas. Pero aparte de ese, siempre me pareció muy interesante este otro sobre los pequeños detalles que marcan la diferencia, acerca de cómo Soundcloud marca el título de su tab con un símbolo de PLAY, para que sepas qué pestaña está sonando cuando tienes muchas abiertas.

Por eso me gustó tanto este blog que encontré hace unas semanas, “Little Big Details”, donde con frecuencia se postean pequeñas (grandes) curiosidades especiales de los interfaces de usuario de los sitios y aplicaciones que utilizamos a diario.

Visitar “Little Big Details”.

Exploramos las computadoras desde dentro…

(de “New Media Art”, vía Val)