Activismo Creativo

Como no me canso de repetir, creo que el futuro de la publicidad y seguramente de otras disciplinas cuyo eje se basa en relacionar a marcas con personas, pasará indefectiblemente por hacer cosas que no partan de un atributo de producto ni de un problema de marca, sino de detectar problemas que nos afectan a todos o a una parte de nosotros como personas o como sociedad, y por lo tanto ofrecer soluciones creativas que están pensadas desde atributos que de verdad pueden ser relevantes para la gente.

¿Por qué creo que va para allí?

Básicamente por una cuestión de sentido común. En un mundo de 7mil millones de personas y sumando, plagado de marcas que compiten por las mismas cosas, las empresas y/o marcas que quieran que esa gente les consuman a ellos y no a otros, deberán adoptar roles hasta ahora reservados a gobiernos u otro tipo de instituciones por una razón muy sencilla: para que la gente esté mejor o como mínimo en unas condiciones aceptables que les permitan seguir consumiendo dichas marcas.

Entonces, la cosa va de detectar un problema en el contexto en el que vives y de ofrecer una solución a dicho problema en forma de una idea/producto servicio que inspire a mucha gente hasta el punto de hacerla involucrar y ser partícipes de esa idea/producto/servicio, es decir, hacerlas co-partícipes de la solución del problema del cual partíamos.

El objetivo: aumentar la calidad de vida de las personas, aumentando realmente la calidad de las ideas/ productos/servicios que las marcas les ofrecen. En otras palabras: ofrecerles cosas realmente relevantes.

Es lo que yo llamo “Activismo creativo” y es lo que llevo haciendo desde hace años, con proyectos como 365díasdefestivales“GràciesBarcelona”“VETE” y ahora “Humanity”.
Si tuviera que definir de manera más o menos formal qué es “Activismo creativo” lo haría así:


Si tuviera que definir de manera más o menos formal qué es “Activismo creativo” lo haría así:

“Se buscan personas creativas capaces de llevar a cabo (o ayudar a llevar a cabo) ideas, acciones o actividades cuya intención es la de intentar efectuar un cambio verdadero y de índole social en el entorno que les rodea, haciendo/ofreciendo cosas que realmente puedan ser relevantes e inspiradoras para otras personas. Al mismo tiempo, se buscan marcas y/o empresas que quieran impulsar dichas personas, ideas, productos  o  servicios, con todo lo necesario para que puedan llegar a más gente. El objetivo: ayudar a solucionar un problema, aumentando la calidad de vida.”

Lo que caracteriza a cualquier “Activismo creativo” es la hiperautenticidad de lo que se propone. Ideas capaces de superar en la mayoría de los casos a la mejor historia guionizada, porque parten de un problema real, y están pensadas desde la gente para la gente. Sólo por eso, ya tienen la credibilidad, frescura, percepción y energía necesarias para conectar e inspirar a otra mucha gente. Hablamos de personas cuyas propuestas creativas pretenden incidir de forma positiva en su entorno, inspirando a otras personas a hacer cosas que a su vez puedan inspirar a otras, para que entre todos se empiece a gestar un cambio.

Aunque en cualquier “Activismo creativo” podría haber una marca, el papel de éstas, si es que lo hay, se limita a ayudar a que dichas personas hagan lo que mejor saben hacer: inspirar a otros con sus ideas. Así pues, el rol de las marcas o compañías sería similar al de los mecenas, pues básicamente ayudando que esas ideas sucedan. En definitiva, en cualquier “Activismo creativo” los verdaderos protagonistas son las personas y sus ideas, no las marcas.

Algunos ejemplos de marcas que han rozado el “Activismo creativo” inspirando a cientos de miles de personas a través de otras personas:

Aunque mucho más claro e impresionante por la implicación que tiene es el Activismo de Audi, que está a punto de poner en marcha una mastodóntica planta que a través de la energía eólica genera electricidad y un gas sintético idéntico al gas natural que corre por las tuberías de todos los hogares y que, hoy por hoy, mueve muchos coches alrededor del mundo.

Soy de los que opinan que hoy los mejores creativos ya no están en una agencia de publicidad; sin embargo, esto no quiere decir que el “Activismo creativo” también pueda darse allí. Y sirva de ejemplo este maravilloso proyecto entre la Universidad de ingeniería y tecnología de Lima (UTEC) y la agencia Mayo DraftFCB Perú.

Entonces, da igual si son personas fuera o dentro de una empresa las que llevan a cabo este tipo de ideas. Cualquiera que tenga una buena idea que crea que puede mejorar su entorno y tiene los suficiente huevos para hacerla por su cuenta sin depender de excusas ni de nadie que la dejen en el tintero, es un activista creativo en potencia.

Personas capaces de Hacer cosas en vez de decirlas tanto. Cosas capaces de mejorar, transformar, modificar o cambiar total o parcialmente para mejor tu mundo a través del poder de una idea y de cómo se comunica. Y con “tu mundo” no me refiero a todo el mundo (utopía) pero sí al contexto y entorno inmediato que te rodea. Algo cero utópico y por lo tanto muy factible.

El mundo necesita gente con buenas ideas pero sobre todo con grandes ideales. Gente que use su talento y creatividad para hacer cosas que ayuden a mejorar de alguna manera el contexto que les rodea. Para hacer truchos y chistes ya hay demasiadas agencias de publicidad.

Cierro como empecé. Creo que el “Activismo creativo” es el futuro, o si voy conectando puntos, parece que al menos es el mío.

ACTUALIZACIÓN (11/ 06/ 2013):

Hace casi 4 meses escribí el post anterior. Recuerdo que cuando lo hice, lo comenté con más de un compañero del sector. Algunos lo entendieron, otros no. A los segundos les pareció una locura “porque las marcas y la publicidad no pueden ni van a cambiar el mundo, sino que s misión es entretenerlo“. Bien, a todos ellos y les quiero dedicar con cariño este artículo que hoy sale en Fast Company, cuyo punto de vista es exactamente el mismo que el escribí arriba hace ya unos meses.

Me alegra ver que una cosa tan evidente está permeando de manera exponencial gracias a artículos como el de Fast Company. Ojalá le llegué más rápido a más agencias, creativos y responsables de marcas, porque como dice Sebastián Tonda, CEO de Flock, “no puede ser que una de las industria que dice ser de las más creativas del mundo, esté desperdiciando tanto talento y recursos en cosas que no le importan absolutamente a nadie“. Algo que por cierto, también hacen referencia en este otro artículo de Fast Company.

Mientras tanto, sigo preparando mi próximo activismo creativo después de “Humanity”. Atentos, que llega pronto.

=___=

4 thoughts on “Activismo Creativo”

  1. Nicko estoy totalmente de acuerdo contigo. Este me ha encantado y además es lo que estaba buscando. Creo que el creativo a parte de trabajar con “labels” y conceptos para generar ideas creativas ya no es suficiente. Hay que materializarlas y tienen que ser funcionales.

    Gracias por este artículo, me ha ayudado mucho.

  2. Gracias! es un alivio saber que es posible comunicar y generar ideales, no ser un mero nexo entre empresa y consumidores. Hoy encontré mi lugar, encontré HUMANOS en el MUNDO.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *