Banners y penes

Foto de Dick no solicitada

Género masculino, imagínate que mientras navegas en Internet te sale tanta publicidad indeseada que acabas por instalar un adblocker. Nadie podría reprocharte nada, pues el 99,9% de esa publicidad te llega sin que tú hayas dado expreso consentimiento para que tus datos sean usados para que te anuncien alfombras, pastillas o camisetas. El consentimiento no sólo es importante, sino esencial. Sagrado.

Ahora imagina que en cada banner en vez de publicidad te saliera un pene no solicitado. Para esos penes no hay adblockers. Eso es parte de lo que pasan las mujeres diariamente.

¿Es realmente tan complicado de entender el tema de los límites y el consentimiento?

Published by

Daniel Granatta

Waiting for the robot takeover. I rewire people.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *