Arte

space-art-jonathan-keats

Jonathon Keats y la creatividad combinatoria

¿Cuánto pagaría una agencia de publicidad por ‘fichar’ a alguien con un book creativo como el de este tipo? Considera los siguientes proyectos: En el 2002, Keats presentó una petición para agregar la “Ley de la Identidad” (A=A) al código … Read More

Arte generativo prehistórico en Zona Maco

Como ya sabréis, porque hemos escrito mucho sobre nuestro proyecto para Nike, la pasada semana se celebró Zona Maco, una feria de Arte Contemporáneo que se celebra en la Ciudad de México desde hace diez años. Y como llegó un punto en que la Freestore estuvo terminada y ya la única preocupación era que todo funcionara correctamente, decidí darme una vuelta para ver el resto de obras expuestas, encontrándome con ésta de Francisco Ugarte que constaba de tres proyectores (los de la imagen que abre este post) de diapositivas “programados” para cambiar la imagen proyectada cada uno a su propio ritmo:

Para posteriormente extraer lo proyectado por los tres dispositivos en diversas obras impresas, que eran las que estaban a la venta:

Y me pareció bellísimo (y hasta romántico) esta especie de “arte generativo prehistórico” en una época donde ya sabemos que el futuro será analógico facilitado digitalmente.

-

Y es que, más allá de los prejuicios con los que inicié mi visita (alimentado por alguna visita previa a otra famosa feria del mismo tema, ARCO) y del hecho de que muchas de las obras expuestas en Zona Maco 2013 ya las he visto hace ocho o diez años en el mundo publicitario, tengo que decir que terminé terriblemente inspirado, probablemente más por las cosas que se me ocurrieron por el camino que por las propias piezas que vi (con excepciones como la que narro en este post). Supongo, y perdonad quizá mi inocencia, que también ese es el propósito de una exposición, no se os vaya a olvidar.

Miremos el mundo con otros ojos

Miremos el mundo con otros ojos: la nueva estética

Espero que Young&Rubicam Argentina o Coca-Cola no me demanden por usar su copy para titular este post que traigo ganas de escribir desde hace meses. Queda perfecto para introducir una de las discusiones más interesantes de este año en lo … Read More

La mancha gris

Estudié en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Para quien no esté familiarizado con el lugar, se lo puedo describir rápidamente: cuadrado y gris.

Pero un día, sin avisar, apareció esto:


¡Duck Fuckin Hunt!

Espero que a más de uno le haya arrancado una sonrisa. Conmigo lo hacía todos los días. Cuando 97% de los muros donde estudias son gris oxford y panfletos de izquierda, este chispazo de color y humor se agradece.

¿Qué hizo la Facultad? Lo que hace cualquier institución que se rige por muchas normas y poco sentido común: lo borró.


WTF

Unos segundos para procesar la indignación. Continúo: para la Facultad donde estudiaba Comunicación (ay la ironía), era mejor tener una mancha gris sobre un fondo gris que conservar el ingenio de un estudiante, aunque en un principio haya sido transgresor.

Me gusta esta anécdota porque me parece una metáfora perfecta de lo que hacen muchas marcas. Su obsesión por los manuales de identidad, códigos de comunicación, estándares de la categoría y sistemas de medición les impide usar la creatividad fuera de estos parámetros para sobresalir del fondo gris. Ni siquiera cuando es gratuita y proviene de sus propios consumidores. El razonamiento es el mismo que el de mi Facultad: lo importante no es que sea mejor, sino que sea oficial.

La publicidad está llena de manchas grises. Por fortuna, siempre se puede ser terco:


Cococombobreaker

Fotos (y grafitis) por Catcher.

¿Internet se parece a Oriente o a Occidente?

Ayer fui a ver El encanto del erizo, una película francesa sobre una niña que documenta su vida unos días antes de suicidarse, y propició una reflexión interesante sobre las diferencias del concepto de ganar en oriente y en occidente y, de rebote, sobre el tipo de sociedad que es Internet.

Según la película, el juego de mesa por excelencia en occidente es el ajedrez, cuya idea central es mandar a un ejército a pelear por ti; cuando las piezas del contrario mueren, tú ganas, no importa que en teoría mandes a tu propias piezas a “dejar de existir” (siendo el tablero el espacio donde se existe, en donde se interacciona con los otros integrantes del juego).

En oriente es popular el Go, diferente porque es un juego de creación, donde la victoria se alcanza abarcando todo el espacio posible, no vaciándolo. Quienes no conozcan las reglas del Go, pueden leerse el artículo en Wikipedia.

Así se refleja que en occidente el ser es individualista, lo que importa es el “yo sobrevivir, a pesar de quien resulte sacrificado” (claro, con muy diferentes matices de cultura a cultura y de persona a persona) y en oriente se privilegia la importancia de la sociedad como un todo, en una especie de bienestar común (de igual forma con matices).

¿Internet es entonces una sociedad de estilo oriental u occidental? ¿Se privilegia al individuo o a la sociedad? ¿Será un tipo de sociedad completamente nueva con nuevas normas, modos y orígenes?

No tengo la respuesta y por eso planteo la pregunta ¿Qué opinan? Los comentarios para Facebook están abajo, también pueden opinar via Google+ y, naturalmente, en Twitter, @Nivonog.

vegan-black-metal-chef

Mercadotecnia y valor estético

La mercadotecnia dice que la oferta existe para satisfacer necesidades; todo producto tiene detrás una necesidad –conocida o desconocida por el usuario- resuelta. Con los teléfonos celulares, por ejemplo, se satisfizo la necesidad de estar comunicado permanentemente, algo que el … Read More

La alfombra mágica

Probablemente basada en la escena de la bolsa de “American Beauty”, la danza aleatoria de esta alfombra, que nunca se realizará dos veces de la misma forma, debe ser una de las cosas más hermosas que he visto últimamente. Y me entran ganas de poder manejar los ventiladores desde un sitio web para construir mi propia danza y poder compartirla luego.