Artículos

Portada Interactiva Mayo 2014

Desparramado e interactivo, capítulo 26

En la columna de este mes para Interactiva Digital escribo sobre maldiciones. Sí, sobre maldiciones. ¡Maldición! Necesitamos maldiciones. Me explico. Maldiciones hay muchas. Por ejemplo, te puedes topar con una musical como la de José Alfredo Jiménez, “Ojalá que te … Read More

Airo bracelet

¿Cuál es tu producto mínimo creíble?

Antes que nada, las malas noticias: Los engaños que antes eran endémicos de la industria de la publicidad —y, en particular, del circuito de premios con los que se reconoce la creatividad publicitaria— están apareciendo cada vez más en el mundo … Read More

Portada Interactiva Enero 2014

Desparramado e interactivo, capítulo 25

En la columna de este mes para Interactiva Digital algunas reflexiones resultantes del cruce entre el inicio del año y el famoso spot de Campofrío para las Navidades de 2013. Andamos armados Comenzaré diciendo que a mí no me gustó … Read More

De un día que VERBAL salió en Fast Company

Aunque muy probablemente VERBAL no llegue a la meta económica por la que abrimos una campaña en Kickstarter, no deja de ser curioso el observar las reacciones que genera: algunas muy agrias en su contra (incluso en los comentarios del propio artículo que refiero en las siguientes líneas); otras, en cambio, sorprendentemente agradables y constructivas, como por ejemplo este texto que sobre el proyecto publicaron ayer en la revista Fast Company.

Artículo sobre VERBAL en Fast Company

Click sobre la imagen o aquí para acceder al artículo.

Portada Interactiva Diciembre 2013

Desparramado e interactivo, capítulo 24

En la columna de este mes para Interactiva Digital me dio por pensar en todas esas marcas que sólo le hablan a gente que “quiere vivir la vida al máximo”… La gente que quería vivir la vida al mínimo Estaba … Read More

Portada Interactiva Digital Noviembre 2013

Desparramado e interactivo, capítulo 22

Después de algún tiempo sin escribir para ellos, y gracias al contacto de Luis Alberto, he tenido la oportunidad de volver a colaborar con una mis revistas favoritas, Interactiva Digital. Mi primer texto de esta nueva etapa va dedicado a … Read More

La “millennialización” del mundo

Porque YOLO

Ya llegó el nuevo cliché al mundo de la publicidad: los millennials. Y es que, aunque es un término que ya lleva “sonando” desde hace algún tiempo (hemos hablado sobre ello aquí o aquí), ya es moneda corriente el encontrarte con briefs de marcas donde el público objetivo ya no son “jóvenes de 18 a 25 años de tal nivel socioeconómico y que quieren vivir su vida al máximo”, sino los “millennials: desprecian el dinero, buscan vivir de lo que aman y están dispuestos en todo momento a seguir la doctrina del YOLO.

Y como pareciera, digo, pareciera, que las marcas y las agencias piensan (pensamos) que esta generación es simplemente una más en la cadena evolutiva de consumidores de productos de un mercado de consumo (con sus peculiaridades y clichés, como todas las anteriores), pareciera, digo, pareciera, que la forma de relacionarse con ellos es simplemente un cámbiame esto aquí o un cámbiame esto allá con respecto a lo que marcas y agencias hacían (hacíamos) en años pasados.

-

Y me da a mí que, pasando tan superficialmente y de puntillas por el asunto, corremos el riesgo de perder el rumbo si no intentamos rascar un poco más, y entender que el tema de la “millennialización” no es algo que afecte al mundo únicamente en términos de consumo, sino en otras muchas cosas. Y para muestra dos artículos aparentemente inconexos que me topé recientemente:

· “La generación más lenta” (enlace al artículo)
Un texto que traza un recorrido para intentar comprender por qué Estados Unidos no tiene ningún campeón de maratón desde hace casi diez años. Resultado: las carreras por diversión (por ejemplo, las Color Run, donde te embadurnan de pintura hasta el tuétano mientras corres) tienen mucha más afluencia y repercusión entre los chicos que las carreras donde se lo que se busca es la victoria (o mejorar tu tiempo o rendimiento).

O sea, que correr ya no se hace por el esfuerzo recompensado de ser mejor que uno mismo cada día, sino simplemente por pasar un buen rato mientras lo haces. Pareciera que mejorar tu tiempo pasó a ser una preocupación de “viejos”.

· “Street Photography V” (enlace al artículo)
Hace mes y medio que salió a la venta el nuevo “Grand Theft Auto V”, la última versión del videojuego donde puedes protagonizar una historia increíble en un mundo increíble.

Tan increíble que un fotógrafo, llamado Fernando Pereira, decidió utilizar la cámara que porta el protagonista (y con la que algunos no paran de tomarse selfies) para olvidarse de la trama del juego y comenzar a tomar fotografías artísticas por todas partes, incluidas algunas imposibles, porque en la vida real no puedes tomar fotos subido al techo de un coche en mitad del tráfico, pero en el videojuego sí. El resultado es una galería fotográfica maravillosa alojada en un blog que se llama “Street Photography V”.

O sea, que jugar un videojuego ya no se hace por la recompensa de terminar la historia, sino simplemente por pasar un buen rato recorriéndolo en busca de la mejor escena o el encuadre más insólito. Pareciera que terminar un videojuego pasó a ser una preocupación de “viejos”.

-

Y así sucesivamente, es obvio el patrón, ¿no?
Y claro, le da a uno por pensar que esos cerebros están programados de forma distinta a los nuestros. Y que como no lo entendamos pronto vamos no sólo a perder el rumbo, sino también los papeles.

0-xTe7EMhBiit660ls

Robando combustible del tanque

Ayer leí en un post en Yorokobu un par de reflexiones acerca del reciente fenómeno del lanzamiento de Grand Theft Auto V, juego que ha logrado recaudar más de 1.000 millones de dólares en sus primeras 72 horas de vida, … Read More

0-QeYSIoKRHrS9U4ls

Twitter, en más de 140 caracteres

En otro rampante ataque al teclado, esta vez se me dio por volcar algunas cosas que venía pensando durante las últimas semanas acerca de mi relación con Twitter. Hubiera preferido twittearlas, pero la verdad es que de vez en cuando … Read More