Charla en Social Media Week CDMX 2017 (vídeo + presentación)

En mi charla de Social Media Week CDMX 2017

Tras la charla del año pasado, tuve la oportunidad de regresar de nuevo a Social Media Week CDMX para hablar de cómo la tecnología se está volviendo invisible, de por qué ha de ayudar a las ideas y no a la inversa, y también de todo eso que sucede cuando esa tecnología se usa de forma irresponsable en marketing y publicidad (y cómo solucionarlo).

La presentación:

Y el vídeo (aquí el enlace original en Livestream):

Los Inventores Gollum

Gollum - Lord of the Rings

Mi último post trataba de las similitudes entre industrias que nacen hoy e industrias que nacieron hace veinte años. Similitudes que animan a emprender cualquier tipo de aventura, pues pareciera que uno no va tan a la deriva sino con una cierta “brújula” que alivia la incertidumbre.

Pero por el camino también se encuentra uno algunas diferencias sustanciales. Hace veinte años no estábamos tan hiperconectados como ahora. Hace veinte años encontrabas por casualidad a alguien que hacía algo remotamente parecido o relacionado con lo que hacías tú y le escribías con el espíritu de quien envía un mensaje en una botella; resulta que los destinatarios vivían también con ese espíritu, y a partir de ahí empezaron a nacer comunidades deslocalizadas geográficamente pero tremendamente enfocadas en descubrir y compartir.

Hoy apenas hay misterio, todos sabemos en segundos lo que pasa en la otra punta del globo, y los protagonistas de cada noticia no buscan (en general) tanto el compartir como el capitalizar los pasos que hayan dado. Muy bien lo decía Alejandro Berman hace unos meses: “En la Ciudad de México todo el mundo quiere ser el próximo Mark Zuckerberg o el inventor de la próxima gran cerveza artesanal.”

Si algo nos enseñó el concepto de open-source y todo lo que vino después es que nadie es tan bueno en solitario como la suma de todos nosotros juntos. Nos falta volver a asombrarnos. Y compartir, y dejar de pensar que el progreso es un sistema de vasos comunicantes, donde si a uno le va bien al resto le va mal. Sucede justo todo lo contrario.

En mi último post hablaba de la necesidad que tenemos de ser inventores de lo que necesitamos para que aquello a lo que nos dedicamos progrese. Pero pareciera que somos una especie de “inventores-Gollum”: lo que creamos vive bajo el esquema “my precious, my precious”. Todo para mí, nada para los demás.

El “inventor-Gollum” es más cínico que entusiasta, especialmente en lo que se refiere al trabajo de otros. Y como siempre les digo, si pueden ser entusiastas, no malgasten su energía siendo cínicos.

“Inventores-Gollum”. Don’t.

Publicidad y Creatividad

Pulsando botón del ratón

Estos días en que estoy votando las piezas enviadas a un festival de publicidad me asalta un pensamiento: las piezas que se enviaban hace 5 ó 10 años a este mismo certamen eran más brillantes, más valientes. Entiendo que los festivales son, antes que nada, un negocio, y ello requiere que mucha gente envíe sus materiales, de los cuales probablemente un 80% sean terribles, pero hasta las mejores piezas de éste que estoy votando palidecen ante cosas hechas hace algún tiempo. Me pregunto si no estaría bien que los festivales de publicidad desaparecieran durante uno o dos años, para que las agencias y las marcas pudieran hacer una especie de detox al respecto de cómo y por qué trabajan de esa manera, les interesen los premios o no.

Pienso entonces en un artículo que enlazaba hace unos días Jorge Camacho sobre el futuro de la publicidad, de esos en los que alguien te arregla la vida en 5 puntos sin hacerse primero la pregunta más importante: antes de preguntarse cuál es el futuro de la publicidad, primero hay que preguntarse si la publicidad tiene futuro, o si tiene sentido que lo tenga.

Continue reading Publicidad y Creatividad

Pitches, agencias de publicidad y lanzamientos de 3 puntos

Trevor Ariza - Houston Rockets

Lanzamientos de 3 puntos
No sé si lo saben, porque igual no son aficionados, pero este año en la NBA (la liga profesional de baloncesto de Estados Unidos) hay un equipo que está batiendo todos los récords de lanzamientos de 3 puntos intentados (y anotados): los Houston Rockets.

Esto, que parece un contrasentido contra el “buen” baloncesto, resulta que tiene todo el sentido del mundo cuando tienes un equipo que es muy efectivo lanzando desde esa distancia, lo que ocasiona que la táctica para ganar sea el intentar cuantos más lanzamientos mejor, ya que sabes que, si lanzas mucho con ese porcentaje de acierto, al final acabarás compensando (o superando) lo que consiga el otro equipo, que se supone juega una versión más “convencional” del deporte y lanza más veces desde cerca (2 puntos) que desde lejos (3 puntos).

En este contexto, lo raro no es lanzar X número de veces desde la línea de 3 puntos, sino el no hacerlo mucho, mucho, mucho más, cuantas más, mejor.

Pueden leer sobre este “hackeo” a la ortodoxia de lo que es “jugar al baloncesto” en cualquiera de estos textos, que describen a estos Houston Rockets como la versión en esteroides del plan que durante los dos o tres últimos años llevaron a cabo los Golden State Warriors (campeones en 2015, subcampeones en 2016):
The Houston Rockets’ Great Three-Point Experiment
Rockets set trio of NBA single-game 3-point records
The Rockets shoot very deep 3-pointers on purpose. Here’s why
Rockets set NBA record with 50 three-point attempts in win against Kings
Houston Rockets Daily Rockets Science – Three Point Prowess
The Golden State Warriors Have Revolutionized Basketball
How the Warriors’ 3-point prowess broke basketball

Mad Men - Carrusel

Los clientes de las agencias de publicidad
Después de esfuerzos denodados y muchas noches sin dormir, llega el tan esperado día de la presentación del pitch (concurso), para el que alguna marca ha invitado a varias agencias de publicidad. De entre todas ellas, y por motivos que por lo general no tienen nada que ver con la calidad de las ideas creativas presentadas, una resulta la ganadora. Alegría. Alborozo. Y también el principio del fin.

Continue reading Pitches, agencias de publicidad y lanzamientos de 3 puntos

Viendo el mundo a un metro de altura

Llamada por Facetime

Analucy me llama por FaceTime. Y después de charlar brevemente, decide hacerme un tour de nuestro apartamento, el cual veo no desde mi punto de vista, sino desde el que le ofrece su estatura de poco más de un metro. Visto así, mi apartamento es un lugar completamente distinto.

Me acordé entonces de aquel proyecto tan lindo del que hablamos hace unos años, “Cáceres desde abajo”.

Dados para crear historias: Story Cubes

Estas pasadas Navidades me topé en una librería de la Ciudad de México con estos pequeños dados: Rory’s Story Cubes.

Quizá no estén tan enfocados al Diseño de Futuros como el juego de cartas “The Thing From The Future”, de Situation Lab, pero son sin duda una gran herramienta para la creación de historias y el desarrollo de la imaginacion.

Funcionamiento de Story Cubes

Su funcionamiento es muy simple, lanzas los dados de cualquiera de los sets (de detectives, mitología, etc.), que puedes usar juntos o por separado, y eliges tres de los iconos resultantes para componer una historia breve con ellos.

Por ejemplo, ¿qué historia se te ocurre con una pieza Alfil de ajedrez, unas esposas y un bloc de notas?

Más información:
Rory’s Story Cubes

Bootcamp: Diseño y Prototipado de Futuros

Nunca es tarde para regresar a las aulas a aprender algo nuevo, especialmente si es algo en lo que estás muy interesado y lo imparte alguien a quien admiras. Y por eso me inscribí en este bootcamp de título “Diseño y prototipado de futuros”, que impartirán Jorge Camacho y Alfredo Narváez los dos próximos fines de semana de Octubre en las instalaciones de CENTRO.

Diseño y Prototipo de Futuros

Sé que este post debía haberlo publicado hace al menos dos semanas, pero también sé que les gusta dejarlo todo para el último día. El último día está por llegar, mejor que se apresuren si también les interesa 🙂

Información:
Haciendo click en este enlace o descargando directamente el temario
Preguntándole a Karla

Ideas open-source: el Uno y Uno

Uno y uno

En las ciudades de México que no son las tres grandes capitales (a saber, Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey) existe una idea open-source fantástica que todo el mundo entiende y utiliza para hacerse la vida más fácil: el Uno y Uno.

El Uno y Uno consiste en que, en cada cruce de dos calles, cada coche que llega a la intersección cede el paso al coche que viene en el otro sentido, para luego avanzar haciendo uso de su turno, mientras el coche en el otro sentido le cede el paso a él, y así sucesivamente.

Es una idea ya adoptada que sirve para engrasar el tráfico y funciona como cultura general. Pasa de padres a hijos y de locales a forasteros. A nadie se le ocurre saltarse un Uno y Uno porque te puedes llevar insultos hasta para el último miembro de tu familia, o (peor aún) causar un accidente.

A mí me encanta el Uno y Uno porque es una idea open-source, una idea que depende de que la gente la adopte y la utilice. Es un patrón de idea de la que en publicidad también se pueden ver ejemplos, como la maravillosa “The Empty Project”:

Este tipo de ideas open-source son probablemente a las que se refería Nicko cuando se preguntaba, en sus criterios para juzgar una idea, si la misma “podría ser una idea de todos”.

Una idea open-source también funciona como un interfaz: no le cuenta una historia a la gente, sino que la habilita para que la historia la desarrollen ellos.


Aun así, en esta época de plataformas sociales, las marcas siguen hablando mucho y dejando poco espacio a los demás. Asfixian. ¡Comparte! ¡Twittea! ¡Danos Like! ¡Sube tu vídeo!

Es más, cuando piensan en sus usuarios, las marcas aún piensan en función de lo que los usuarios pueden hacer por ellas, como esas dinámicas de User-Generated-Content que lanzan de cuando en cuando: “Danos tu tiempo y contenido para ganar esta promoción.”
Meh.

Pero no tendrían por qué ser así. Aún quedan muchas ideas por descubrir que dejen espacio a sus usuarios para respirar. Es más, que se nutran de la respiración de todos los que las usan. Como el Uno y Uno.

Dentro de veinticuatro años

Jonathan Banks, de Gremlins a Breaking Bad

Está uno viendo “Gremlins” y se topa con Jonathan Banks, veinticuatro años antes de interpretar a Mike Ehrmantraut en “Breaking Bad” (y “Better Call Saul”).

O sea, que no importa lo que estés haciendo ahora, puede que dentro de veinticuatro años estés siendo parte de un proyecto que haga historia.

O, como diría Miles Davis:

“Man, sometimes it takes you a long time to sound like yourself.”


El secreto ha de ser no dejar de insistir durante esos veinticuatro años. Y probablemente los diez anteriores 🙂

Figo, Luis Enrique y las marcas referencia

Figo y Luis Enrique

Uno se acostumbra a que las cosas sean de determinada manera. Por ejemplo, si eres aficionado al fútbol (seas del equipo que seas) sabes que Messi juega en el F. C. Barcelona y Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. Los aficionados de ambos equipos aceptan las virtudes y defectos de cada uno de ellos porque los reconocen como los “suyos”, pensando que la pasión de los ídolos por los colores del club que representan es tanta como la de ellos.

A veces es así. Pero a veces, no. Y entonces resulta que un día te encuentras a un jugador del que era tu equipo vistiendo la camiseta del equipo rival (me vienen a la mente Figo o Laudrup jugando en el Real Madrid o Luis Enrique en el Barça), y eso tu cerebro de aficionado no lo puede procesar. Tantos años cultivando un afecto, para que de buenas a primeras el objeto de tanto afecto termine en el lugar por el que menos afecto puedes llegar a sentir. Uno siempre necesita un punto de partida a partir del cual expresar o construir su identidad. Y si te lo quitan zozobras. O enloqueces.

Yo siento que eso mismo pasa a veces en publicidad. Que uno construye una suerte de posturas u opiniones de cómo deben ser las cosas en base a una serie de circunstancias que uno considera “icónicas”, y de repente, por designios divinos (o no tan divinos), todo ese escenario zozobra y se derrumba, dejándonos descolocados.

Me venía esto a la mente al leer este texto sobre Fernando Machado, uno de los nuevos responsables de la comunicación global de Burger King.

Continue reading Figo, Luis Enrique y las marcas referencia