Entorno

Hyper Island en México: la montaña va a Mahoma

* inicio del flash informativo *


Hyper Island en México

No me extenderé mucho porque para eso dejo un documento .pdf que puedes descargar y leer con toda la información que necesitas.

El caso es que, después de haber visto en múltiples ocasiones cómo mexicanos acudían a las Master Classes de Hyper Island en otras latitudes del globo, mis amigos Hazel e Iñaki se empeñaron en traer una de ellas a tierras mexicanas los próximos días 6, 7 y 8 de Octubre, en colaboración con la AMAP.

Antes de que te me tires al cuello en referencia al precio de inscripción, la cuestión que debes hacerte es si este curso es para ti o no. Si eres un sabelotodo geek con muchas ganas de Arduinos, probablemente éste no es el curso para ti. Si, en cambio, lo que te ocurre es que (ya sea en marcas o agencias) sientes que la industria en la que trabajas se aceleró a un paso que ya es difícil de seguir, entonces este curso sí es para ti y deberías intentar ir (o que te enviaran). Si hay una ocasión en que los departamentos de Recursos Humanos debieran entender que la formación es una inversión y no un gasto, debe ser ésta.

Justo un día después del post de lo que podemos aprender de la publicidad de Colombia, probablemente este tipo de cursos puedan ser de ayuda para que lo que hacemos se parezca un poco más a lo que hacen allí.

Hyper Island: One pager

· más información: http://hpr.is/mex
· inscripción directa: https://www.hyperisland.com/programs-and-courses/register/mc20141006mex
· .pdf descargable: http://www.gorditosybonitos.com/wp-content/uploads/2014/09/info_hyperisland.zip


* fin del flash informativo *

Miedos de Camacho

La tecnología y los nuevos miedos

Encabezados por el famoso FOMO, esto que me ocurrió hace un par de días en Starbucks sirve para ilustrar la nueva serie de miedos relacionados con la tecnología que nos persiguen hoy en día: Ya saben, uno abre su ordenador … Read More

Palais des Festivals - Cannes (Francia)

Memorias de Cannes 2014

Fui a Cannes y regresé. Prometí hacer una reseña, pero entre el cambio de trabajo y otras cuestiones personales, lo fui dejando de lado. Muy mal por mí. Pero lo arreglo rápido, de la forma más sintética posible. Primero lo … Read More

Foto de Aaron Benítez

Cosas que leer: el blog de Aaron Benítez

Yo no sabía de la existencia de Aaron Benítez hasta el día en que me topé con este (magnífico) post suyo titulado “Siete demonios del emprendimiento en México”. Igual lo descubrí muy tarde, pero como suele decirse en estos casos … Read More

Sartén de teflón

El teflón y las agencias

El teflón es esa capa aislante que llevan adherida algunos útiles de cocina (sartenes y cazos, mayoritariamente) para evitar que se pegue la comida al calentarla. Pero también es un material que impera en algunas agencias de publicidad. Me explico. … Read More

UNICEF y sus banners humanos

Encuestadores de UNICEF

Es muy común, caminando por algunas calles de la Ciudad de México, toparse con grupos de chicos trabajando para UNICEF y su causa de sumar suscriptores. Esto no tiene nada de malo ni de particular, si no fuera la saña atroz con la que interactúan con los viandantes que por allí pasamos, y que ayer llegó (para mí) a un punto álgido de molestia.

Llevaba bastante tiempo sin ver a un amigo, y ahora que tengo mucho tiempo libre decidimos quedar para tomarnos un café. Una vez terminado, y mientras charlábamos esperando que trajeran nuestro coche del aparcamiento, se nos acercó una chica de UNICEF, generando una conversación como la que sigue:

Ella: “Hola, soy XCZDFDV” (no recuerdo el nombre)“, ¿cómo están?”
Amigo: “Hola, soy *Amigo*.”

XCZDFDV tiende la mano, mi amigo se la estrecha para saludar. Acto seguido, XCZDFDV me tiende la mano a mí, se la estrecho, y me pregunta:

Ella: “¿Y tu nombre es?”
Yo: “Perdona, no sé si nos has visto, pero estamos en medio de una conversación.”

Y visiblemente molesta, XCZDFDV se marchó, seguro que ciscándose en mis muertos o algo parecido, y con algo de razón porque no fui la persona más amable del mundo. Pero es que, amigos de UNICEF, pocas veces en la vida me había sentido tan interrumpido, y no por una persona, sino por uno de esos banners publicitarios que ocupan toda la pantalla de mi laptop cada vez que quiero ver algo. Eso son los chicos que tienen en la calle: Banners Humanos.

A ver si va a ser que, cuando la gente pasa de largo, no es por falta de solidaridad o interés, sino porque uno se siente en más peligro que Atreyu intentando cruzar el arco de la Esfinge en “Neverending story”.

No jodan.

Penalty sobre Arjen Robben / México 1-Holanda 2

Piñatas y brand managers

Les pongo en contexto, por si aún no lo saben, pero desde que hace dos semanas México fue eliminado por Holanda de la Copa del Mundo de fútbol, gracias a un penalty inexistente sobre Arjen Robben, todo el país se … Read More

Un fantasma en un videojuego

(vía Kottke)
-
Hace poco descubrí esta maravillosa historia de amor entre un hijo y su padre, vía un videojuego. El texto habla por sí solo sin que yo tenga que escribir nada más:

Fantasma de su padre