Publicidad

Cuando antes de presentar tus ideas…

Cuando, antes de presentar tus ideas, el cliente te dice que no está de acuerdo con el insight que acabas de explicar para justificarlas:

Sabotage

Who look at banner ads

El sexto sentido de los banners

Las mayoría de las últimas veces que he dado click a un banner ha sido por accidente. Es una sensación muy rara porque, al ser los clicks involuntarios, todo comienza a “flotar” en una especie de pausa extraña, en la … Read More

El horror

Historias de horror cómico de la publicidad

Así como muchas otras, la profesión de publicista también cuenta con sus propias historias de horror. Lo bueno es que el paso de los años (por lo general) convierte dichos relatos de horror en relatos absolutamente hilarantes. Si no me … Read More

Nike US Women Soccer

Nike y la noche del 4 de Julio

A las 11 de la noche del 4 de Julio, que es el día en que Estados Unidos celebra el aniversario de su Declaración de Independencia, me topé en Nueva York con una tienda Niketown completamente cerrada (claro, por la … Read More

La moneda y el León

Cambio monetario

Una de las cosas que más te impacta cuando vas a Chile o Colombia por primera vez es el cambio de la moneda (1 USD = 600 pesos chilenos ó 2500 pesos colombianos). Tal es así que cuando vas a liquidar la cuenta de tu hotel acabas sintiéndote Tony Montana, por la cantidad de 0s que hay a la derecha en el número que indica la cifra final que has de pagar.

Algo así me recuerda el Festival de Cannes cuando premia ideas maravillosas con 30 ó 35 Leones. Todos entendemos el panorama acrisolado e interconectado en que vivimos, y seguro esas ideas merecen algo más que “sólo” uno. Pero premiar 30 ó 35 veces la misma idea, haciendo que algún creativo (en una sola edición de festival) tenga la mitad de Leones que Washington Olivetto en toda su carrera, pareciera demeritarlas en vez de convertir los premios en una celebración de su brillantez.

Pareciera que sí, que como una moneda más, los Leones también pudieran haberse depreciado.

El nuevo

Cursor de mano

No sólo se me juntó ser “el tipo nuevo” en el trabajo y en el edificio donde vivo, sino que también dejé atrás diez años en México, así que ha de ser por eso por lo que no tengo demasiado sobre lo que escribir estos días. Alforjas vacías, esperando a ser llenadas de nuevo por lo que tengo aún por aprender.

Pero algo divertido que me está pasando es darme cuenta de lo que realmente significa “one-click-away”, eso de poder conseguir en el mismo día lo que antes requería dos o tres días de transporte marítimo o aéreo cada vez que lo pides por Amazon. Eso, y que nadie usa dinero en efectivo en Miami. Aquí usas tu tarjeta de crédito o el teléfono.

Igual les escribo sobre eso, sobre la (in)adaptación cultural de un tipo de Cáceres en la península de la Florida :)

Mapa Latinoamérica

Perdiendo el tiempo por no pensar en grande

Alguna vez teníamos en JWT México un “Departamento de Inventos”. Y llegó una mañana Jorge Camacho con una idea que me pareció genial: un pañal con un sensor que detectara cuando estaba excesivamente mojado, para que llegara una notificación al … Read More

Tapa de Nescafé

La escasez como autodefensa para las agencias

El “scarcity” (que se podría traducir como “escasez”) es esa disciplina del marketing con la que te topas, por ejemplo, cuando encuentras una oferta para un vuelo de avión de la que sólo quedan tres unidades o diez minutos para … Read More