Hay un Pokémon en tu tienda

Como ya sabrán, el fenómeno de las últimas semanas es Pokémon Go: todo el mundo, por todas partes, capturando Pokémon con su teléfono.

Así que no fue extraño que el domingo pasado, cuando andábamos de paseo por las instalaciones del Dolphin Mall (un gigantesco centro comercial de Miami) nos topáramos con esto:

Pokémon Go sin WiFi

Entré para preguntar cuánta gente había llegado buscando Pokémon y pedido el descuento del 10% y me dijeron… que… nadie.

Porque en ese mall hay tanta gente que el WiFi gratuito de que dispone se satura, así que si abres la aplicación cuando pasas cerca de la tienda nunca consigues que el juego se cargue completamente, porque la señal que llega a tu teléfono apenas alcanza para usar algún app de mensajería.

Alguien podrá decirme que los usuarios podrían usar su propio plan de datos en vez de el WiFi del mall, pero entonces yo contestaría que eso es dejar a la suerte uno de los elementos principales para que la gente juegue Pokémon Go: una conexión a Internet estable.

Imagino que no es éste un problema que tengan los dueños del restaurante cuya pizarra encontré en un tuit esta mañana:

Pokémon Go con WiFi

Moraleja:
Táctica de descuentos usando Pokémon Go, sí.
Y WiFi propio para que los usuarios puedan usarlo, también.

O sea, que el mayor número de variables para que la gente participe dependan de ti y no de los demás.

Recopilación de charlas y presentaciones

Daniel con teléfono

Con los años, y gracias a la amabilidad y talento de muchas personas, he tenido la oportunidad de compartir impresiones y aprendizajes en diversos foros. Al publicar la semana pasada el post sobre mi charla en la última edición de Social Media Week Mexico City, me pareció buena idea recopilar en una sola publicación algunas de las charlas que he impartido desde que existe este blog. No todo lo que digo en ellas es lo que pienso ahora sobre muchas cosas, pero otras siguen plenamente vigentes en distintos ámbitos como publicidad, emprendimiento, tecnología, propiedad intelectual, talento y hasta parenting. Enjoy!

+ Social Media Week Mexico City (Ciudad de México, México, Junio de 2016)
http://www.gorditosybonitos.com/charla-en-social-media-week-cdmx-video-presentacion/

+ Creative Mornings (Ciudad de México, México, Enero de 2015)
http://www.gorditosybonitos.com/charla-en-creative-mornings-mexico-city-video-presentacion/

+ Dejando Huella (Querétaro, México, Abril de 2013)
http://www.gorditosybonitos.com/una-charla-en-dejando-huella-presentacion-video-dh16/

+ Nike LATAM Summit (Ciudad de México, México, Marzo de 2013)
http://www.gorditosybonitos.com/mexico-el-playground-de-innovacion-del-mundo/

+ Día C – Club de Creativos de España (Valladolid, España, Abril de 2012)
http://www.gorditosybonitos.com/la-charla-en-el-dia-c-presentacion-video-9diac/

+ Círculo Creativo de México (Ciudad de México, México, Octubre de 2011)
http://www.gorditosybonitos.com/la-charla-en-el-museo-de-antropologia/

+ TelmexHub (Mérida, México, Agosto de 2011)
http://www.gorditosybonitos.com/hablando-sobre-pirateria-y-autores-en-telmexhub/

+ TEDxDF (Ciudad de México, México, Octubre de 2010)
http://www.gorditosybonitos.com/tedxdf-nervios-y-ensenanzas-en-18-minutos/

+ Café de Altura (Ciudad de México, México, Agosto de 2009)
http://www.gorditosybonitos.com/digital-invaders-cafe-de-altura/

Llamando a las marcas

Leia pide ayuda a Obi Wan

Recuerdo hace unos años, cuando la campaña de un famoso banco en España terminaba interpelando a los usuarios con la pregunta “¿Hablamos?”. Contaba Daniel Solana que una vez les envió un correo que simplemente decía “Hablemos.” que, obviamente, nunca fue respondido.

Aquí para ayudar

Pensé en ello hace unos días, cuando vi el hashtag del tweet de la imagen que está sobre estas líneas, porque es algo que hacen mucho las marcas, aún en esta época del Social Media: crear hashtags basados en el claim de sus campañas, no tanto en los posibles usos que de la marca puedan hacer los usuarios. Si son las marcas las que hablan en primera persona, entonces no le dejan nada de espacio a los usuarios para que expresen lo que requieren; con razón nadie utiliza esos hashtags.

En un símil que pudiera parecer apropiado pensé en si la Princesa Leia hubiera usado Twitter en la primera entrega de la saga Star Wars:

you’re my only hope #helpmeobiwankenobi

Pero si Obi Wan Kenobi hubiera sido una marca, igual le habría pedido tuitear usando el hashtag #obiwanhelpsyou. Y Leia se hubiera negado a usarlo. Y nunca se habrían terminado encontrando ni ayudando a Luke Skywalker. Un desmadre, vaya.

Queridas marcas, aunque les guste mucho su nueva campaña, déjenle la primera persona del singular a sus usuarios.

Los departamentos de Marketing y Ventas

Ventas y Marketing

Inicia el año y te citan a una reunión para decirte que llamó el cliente (de, por ejemplo, una conocida marca de plumas estilográficas), para informar de que este año la marca que representa ha reducido su presupuesto de marketing un x%. Tiende uno a pensar que a la marca le ha de estar yendo muy mal. Luego, cuando sigues pensando, ves que la marca sigue pareciendo monstruosamente grande. ¿Será entonces que la marca ya no tiene dinero… o más bien que la marca está destinando parte de ese dinero de Marketing a su departamento de Ventas?
Para, quizá, ir a lo seguro e intentar apuntalar por allí por donde ya construyeron durante tanto tiempo.

En ese mismo evento donde me dijeron que lo siguiente en esta vida eran los relojes me dijeron también algo mucho más valioso:
“- ¿Para qué sirve el Departamento de Marketing?”, preguntó el presentador.
“- Para vender”, respondió alguien.
“- No. Para vender ya está el Departamento de Ventas. El Departamento de Marketing existe para encontrar nuevos mercados”, contestó el presentador.

En ese contexto… ¿tu agencia vende o descubre nuevos mercados para las marcas para las que trabaja? ¿cuántas cosas más vamos a querer venderle a los millennials?

Conferencia (+ descuento) en Social Media Week CDMX

Palacio de Bellas Artes - CDMX

Seré conciso, por una vez.

La próxima semana (del 6 al 10 de Junio) se celebra en la Ciudad de México la segunda edición del evento Social Media Week, en el que voy a participar (el martes 7 de Junio, a las 4pm) dando una charla que se llama (tatatachán) “Las fuerzas invisibles de la tecnología y los hijos que le dejamos al planeta”, cuya sinopsis es:

Nos pasamos media vida preocupados por la clase de mundo que íbamos a dejarle a nuestros hijos, pero la tecnología avanzó tanto que es hora de pensar en la clase de hijos que vamos a dejarle a nuestro planeta. Y a Keith Richards, por supuesto.

Código de descuento SMW CDMX

Como sé que les gusta dejarlo todo para el último momento, les dejo un código de descuento por si deciden comprar su pase para el festival (es válido hasta mañana miércoles 1 de junio a las 11:59pm):
1.- Accedan a socialmediaweek.org/mexicocity/attend/
2.- Utilicen el código smw4you al comprar un Campus Pass

Espero verlos allí.
See you later, alligator :)

Los traductores de Facebook

Aunque ya me había ocurrido varias veces el que Facebook me traduzca los status de algunos de mis contactos (cuando están escritos en idiomas distintos al castellano o al inglés), hoy me percaté (en este post de Luis) de que, adicionalmente, puedes calificar la precisión de esa traducción:

El traductor de Facebook

Es un detalle con el que los usuarios pueden retribuir a la plataforma a cambio de recibir la traducción de un status en un idioma que no comprenden. El detalle parece pequeño, pero como decíamos en este post (“Átomos y Bits”), cuando lanzas un pequeño detalle para una población de más de 1600 millones de personas, las consecuencias son gigantescas.

En este caso, que somos los propios usuarios los que perfeccionamos (en tiempo real) la precisión de las traducciones que ofrece Facebook. No sus ingenieros, sino su comunidad.

Bits 1 – Átomos 0.

Calvin y Hobbes y Tay

Como les contaba en este post sobre lo que yo llamo “la agonía de las máquinas”, cada vez que algo que tiene que ver con un robot o una Inteligencia Artificial sale mal no podemos dejar de sentir un cierto dejo de lástima, porque los consideramos hijos nuestros. Somos los Doctor Frankenstein de esta generación.

Chatbot Tay

Imagino que ya lo habrán leído, pero si no aquí hago un breve recuento. Hace algo más de una semana, Microsoft lanzó un chatbot llamado Tay en Twitter. Su objetivo era aprender a comportarse y relacionarse nutriéndose de sus interacciones con el resto de usuarios en Twitter. Como pueden imaginar, la cosa terminó fatal, porque en menos de 24 horas Tay se había vuelto un bot racista y neonazi que acosaba a otros usuarios, situación que condujo a su “desactivación”.

Días después fue “reactivado”, sólo para comenzar a publicar mensajes de spam y otros que parecían desesperados gritos de socorro –“you are too fast, please take a rest”-, de modo que fue “desactivado” por segunda vez.

Mientras decidimos si lo ocurrido es cómico o trágico, esta tira de Calvin y Hobbes da justo en el clavo:

Calvin y Hobbes - Psychotic computer

– Leí que unos científicos están intentando crear computadoras que piensen. ¿No es extraño? Si las computadoras piensan, ¿en qué seremos los humanos mejores que ellas?
– Comportamiento irracional.
– Quizá inventarán una computadora psicótica.

Por cierto, no se rían de Microsoft. Su approach de agregar AI a sus apps (desde Skype hasta Excel) es de lo más emocionante que se ha escuchado desde que Apple lanzó su primer iPhone. Como dice Mau Ruiz, Microsoft vuelve a ser cool.

El pitch de elevador de Obama

Encontré (gracias Miguel Moya) este vídeo de Barack Obama explicando el éxito -y lo que ello representa- de Airbnb en Cuba. Tal cual pareciera que le está presentando la idea a unos inversores para que pongan dinero en ella:

No puede uno dejar de comparar el contenido del anterior vídeo con cómo elabora sus argumentos Mariano Rajoy, el Presidente de España.

Hablando de Cuba e Internet, me pregunto qué habrá sido de aquel cubano que escuchaba a Nine Inch Nails.

Iconos de empatía digital

Nuevos botones de emociones de Facebook

Es un poco medio macabro darle “Me gusta” a un post en Facebook donde un amigo relata algo malo que le acaba de pasar. La alternativa, “No me gusta”, tampoco refleja exactamente el sentimiento, que tiene más que ver con “Estoy contigo” o “I feel you” que con un rechazo propiamente dicho. Por eso, a mí me pareció muy lindo y acertado el que Facebook agregara esos nuevos iconos de emociones, una especie de “botonera de empatía”.

Aquí, un texto de uno de los responsables del proyecto explicando cómo llegaron a esa solución.

Y ya que estamos, otro par de enlaces más:
+ cómo se se produjo el cambio del icono de amistad de Facebook
+ Little Big Details: un blog del que ya escribí aquí, y que publica con regularidad curiosidades y descubrimientos sobre todos esos iconos de los interfaces que navegamos todos los días.

Extraños y audiencias

Logo Snapchat

Pasé las Navidades en España, y como no tengo costumbre ni conocimiento de cómo usa allí la gente sus redes sociales, me dio por visitar en Instagram las localizaciones de los lugares que visitaba: restaurantes, sitios turísticos, hoteles o gimnasios, por ejemplo.

Y me llamó particularmente la atención algo que ya había observado antes en otras cuentas de amigos, como la de Mau, que es el hecho de que aquellos usuarios de Instagram que también usan Snapchat tienen en sus fotos una cantidad de likes (cientos) inalcanzable para todos aquellos que sólo usamos Instagram a un nivel, digamos, de usuario básico (subir y compartir fotos de momentos cotidianos).

Me acordé entonces de esa barrera que hay a la hora de adoptar Snapchat como la siguiente plataforma, cuando tienes una cierta edad y ya usas Twitter, Facebook o Instagram, y quieres ver qué “más” hay. Hay una resistencia a la interfaz, sí, porque no es sencilla. Pero sobre todo es resistencia al broadcast (casi en tiempo real y sin archivo) de la vida de uno. “¿Cómo? ¿Compartir vídeos o fotos de lo que estoy haciendo con extraños?”

Los chicos, en cambio, parecen disfrutarlo. No piensan en quien los ve como “extraños” sino como “mi público”. Y lo llevan de una plataforma a otra con singular esmero y alegría. Y ese “público” va y viene, sin quejarse y dejando registro (un like por aquí, un comentario por allá, un DM pidiendo información por el otro lado…) del viaje que hacen siguiendo a ese personaje.

Qué bonito que lo tengan tan claro (cada usuario y su audiencia), al contrario que todas esas marcas que llevan desde 2009 en crisis existencial, empeñadas como están en que han de hacer “amigos”.