Cómo pedir trabajo en una industria creativa (sin perder la fe en la humanidad)

Nota: Artículo publicado previamente aquí.

Entrevista de Spud en Trainspotting

Escribí esta entrada después de revisar más de 100 portafolios que llegaron a la agencia para diversos puestos. Lo que vi me hizo pensar que los siguientes consejos parecen tan obvios que nadie se ha tomado la molestia de darlos (o si ya existen, de difundirlos).

Estos consejos se enfocan en trabajos “creativos” (véase las comillas), aunque seguramente uno que otro puede serte útil sin importar a lo que te quieras dedicar.

Regla de Oro: NADIE TIENE TIEMPO
Las ofertas son muchas, la basura demasiada, el tiempo poco y la paciencia escasa. Si tienes esta regla de oro en mente al momento de pedir trabajo, todo lo demás se volverá obra del sentido común.

Sé Conciso
No es necesario que adornes tu petición con formalidades rimbombantes ni “ocurrencias ingeniosas”. Un mail directo no mayor a dos párrafos basta: quién eres, qué haces, puesto actual, disponibilidad y link a tu book.

Ten un portafolio funcional
Después de tu (conciso) mail, lo próximo que hará tu reclutador (que suele ser tu jefe inmediato) es ver tu trabajo. En las industrias creativas pesa más tu portafolio (lo que has hecho) que tu currículum (lo que dices haber hecho). Así que por el amor de Dios, haz que tu trabajo SEA FÁCIL DE VER.

Ten tu trabajo en línea, en un sitio sencillo, funcional y responsivo. Hoy día existen muchas opciones que te permiten hacerlo sin necesidad de saber programación: Behance, Clorofot, o incluso templates gratuitos como http://hasaportfolio.com/ (Tumblr) o http://northeme.com/theme/workality-lite/ (WordPress).

Extra tip: No mandes tu trabajo en sitios Flash. Evita en lo posible los archivos adjuntos. Quedan estrictamente vetados los Power Points.

Tienes treinta segundos de atención, así que APROVÉCHALOS
¿Te has fijado que en las búsquedas de Google no sueles pasar de los primeros 5 resultados? La misma lógica aplica cuando alguien revisa tu portafolio: lo primero que ve es con lo que se queda.

No leemos, escaneamos, así que SIEMPRE pon tu mejor trabajo por delante. Si logras convencer con tus primeras piezas que eres alguien interesante, seguramente el empleador se tomará unos minutos más para ver el resto.

Extra tip: Organiza tu trabajo de forma que sea fácil de ver y entender: imágenes grandes y explicaciones sencillas no mayores a dos párrafos.

Muestra tu potencial
Ya sea porque nunca has trabajado o porque los lugares donde has estado te robaron el alma, a veces no tienes nada profesional digno de presumir. Si es el caso, haz que tu portafolio muestre potencial.

La creatividad es más grande que una profesión. Sketches, ilustraciones, aplicaciones, prototipos, un comic, un artículo en una revista, cuentos, vines, un robot, un negocio, un emprendimiento, buenos tweets, un movimiento social, porno… cualquier cosa que hable de tu potencial creativo será mejor que todo ese trabajo real que desearías nunca haber hecho.

Extra tip: Mostrar tu potencial no significa poner TODO lo que has hecho. Muestra solo lo que sea digno de presumir.

Ofrece cuando busquen
No te desgastes a ti ni a los demás. No hay nada más cansado que te ofrezcan algo en lo que no estás interesado (pregúntale a los Testigos de Jehová o a la propia publicidad). Ley de la Oferta y la Demanda: si quieres aumentar tus probabilidades, ofrece tu trabajo cuando alguien lo esté buscando y si tienes lo que está buscando.

No desesperes, el empleo en las industrias creativas es rotativo: siempre hay necesidad de encontrar nuevo talento. Mientras esperas, enfócate en preparar un buen portafolio para cuando se presente la oportunidad, en vez de convertirte en un spam humano.

Extra tip: Casi siempre tu jefe inmediato hace la labor de Recursos Humanos. Sigue en Twitter a personas y lugares donde te interesaría trabajar; suelen ser la vía más rápida para enterarte de nuevas oportunidades.

Nada funciona si no tienes nada que mostrar
De poco sirve la buena publicidad si el producto es malo. Lo mismo aplica a lo que haces. Asegúrate que tu trabajo sea el mejor respaldo de lo que pides. Y si no es así, esfuérzate por conseguirlo.

2 thoughts on “Cómo pedir trabajo en una industria creativa (sin perder la fe en la humanidad)”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *