Drones, gentrificación e historias

Drone view

Me quedé embobado viendo este vídeo grabado por un drone:

Aún estamos en esa fase en la que nos fascina más la tecnología que su uso. El drone porque sí, por así decirlo. Porque vemos cosas desde lugares desde los que no podíamos ver nada, salvo que tuviéramos un helicóptero. Pensé entonces en qué nuevas profesiones pudieran surgir una vez se nos pase la fiebre.

Imaginen un paisajista virtual, por ejemplo. O piloto. O guía turístico, con todos tus turistas usando Oculus Rift, por decir algo. Pero pronto ya no será suficiente, igual que para ver una película en 3D en el cine ya no basta con la curiosidad de ponerte unas gafas para verla, sino de si la historia es buena o no.

Sigo viendo el vídeo, y me acuerdo entonces de este mini-documental que vi acerca del proceso de “gentrificación” de Wynwood, una de las zonas “cool” de Miami:

Se me ocurrió, de pasada, que ambos vídeos pudieran tener algo que ver. Que un drone, aparte de grabar, puede ser programado para hacer todos los días el mismo recorrido y así poder ver los cambios en esos lugares por los que pasa. Porque, al fin y al cabo, ya quedó legislado que el espacio aéreo de una propiedad no pertenece a la propiedad.

Traigan sus drones, damas y caballeros, pero no se olviden de traer también una historia.

Published by

Daniel Granatta

Waiting for the robot takeover. I rewire people.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *