E la nave va

La verdad es que no recuerdo haber tenido nunca tanto, tanto, tanto trabajo como en esta época de mi vida. No es queja, porque lo disfruto, pero tanta actividad deja días festivos y otras fechas de guardar como simples números en el calendario, pues al final uno pasa esos días en la oficina como si fueran uno más. Claro que, como otras personas de la agencia sí sacan tiempo para darse esos días de asueto, pueden llegar a producirse conversaciones tan bizarras como la de la imagen inferior (adivinen qué foto envió cuentas y qué foto envió creativo… ¡ja!)

Contraste en Flock

En fin, supongo que, como decía Fellini, e la nave va!

Published by

Daniel Granatta

Waiting for the robot takeover. I rewire people.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *