El Foursquare de la frontera

Ya saben que cada vez que surge una plataforma o tecnología también surgen rápidamente los prestos a descalificar cualquier uso que se haga de ella. Generalmente, además, la descalificación acude en forma de brochazo, sin mucho detalle. Y así, por ejemplo, “para qué demonios sirve Twitter si sólo tiene 140 caracteres por mensaje”, “Facebook es una pérdida de tiempo” o “a mí qué me importa que vayas diciendo dónde estás mediante Foursquare” son comentarios frecuentes a cada noticia en la que se habla de alguno de estos temas. Como si los malos usos fueran culpa de la plataforma y no nuestros, y como si no hiciera falta explorar lo existente para al final extraer el mejor uso posible (que además es una cuestión meramente subjetiva).

Volviendo a Foursquare y la “superficialidad” de sus badges, confesaré que el principal motivo por el que lo uso es esa lista de tips y consejos que obtienes de cada lugar al hacer check-in en el mismo, pequeños momentos de conocimiento colectivo descargados a tu teléfono, algo complementario en algunas ocasiones (en restaurantes, por ejemplo) pero extremadamente útil y (casi) vital en otras, como en ese loco punto del planeta que es la frontera entre México y Estados Unidos, cuando tratas de pasar de uno al otro por Tijuana:

Frontera Mexico-Estados Unidos

Y es que en ese punto geográfico un check-in en Foursquare ya no te informa sobre cuál es el mejor vino, sino cómo ahorrarte dos horas de tu vida, por qué carril circular para cruzar antes o dónde conseguir uno de esos famosos pases que alivien la espera ocasionada por la marea de gente que en todo momento circula en ambas direcciones, por poner algunos ejemplos. Y así es como, repentinamente, las diatribas anti-tecnología pierden todo sentido ante los beneficios que la tecnología y las nuevas plataformas proporcionan cuando se usan con inteligencia… hasta a los propios que protestan. Yo por eso no les hago mucho caso a los de las diatribas, hagan el favor de hacer lo mismo.

Entre medias, en la espera, me topé desde mi teléfono con un par de artículos que me parecieron muy interesantes, al respecto del trato a los pasajeros cada vez que tienen que cruzar una frontera: “The ‘Israelification’ of airports: High security, little bother” (sobre cómo tratar mejor a los viajeros sin descuidar la seguridad) y “Fliers in U.S. urged to opt out of airport security en masse” (una curiosa iniciativa-protesta contra los escaneos en aeropuertos).

Claro que todo esto nos pasa por tener fronteras.

Published by

Daniel Granatta

Buscador de luz. Waiting for the robot takeover. I rewire people.

4 thoughts on “El Foursquare de la frontera”

  1. Pingback: gorditosybonitos
  2. Pingback: Daniel Granatta
  3. Pingback: VV. Ü.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *