El futuro se parece a District 9

District 9 - fotografía

Nos habíamos acostumbrado a pensar en el futuro como un lugar reluciente, como las naves espaciales de “2001”. Y en el caso de pensar en que algo se torciera, teníamos como referencia la noche iluminada de neón de “Blade Runner”.

Y pensábamos en la tecnología como un elemento habilitador para llegar a esos lugares. Claro, que lo que no habíamos previsto era que una impresora 3D no es lo mismo en una incubadora de startups que en alguno de los barrios con más delicuencia de *elijan la ciudad de su preferencia*. Resulta que el futuro real es mucho más chungo que el que nos habíamos escenificado.

Porque, sin darnos cuenta, resulta que la tecnología atravesó transversalmente nuestro presente, dejándonos ya en el futuro, que se parece muy poco a “2001” y bastante más a “District 9”. Un futuro en el que las distintas sociedades no avanzan todas, a distinto ritmo, hacia esos lugares brillantes y aseados, sino que siguen envueltas en sus problemas, pero ahora hiperconectadas. Malformaciones sociales con voz global. Una cosa deforme e incompleta, como la vida en “District 9”, como Jeff Goldblum en “La mosca”.

Y es curioso, digo, porque de ese futuro que se está forjando se está generando una interesante nueva estética. Una especie de post-punk-apocalipsis, por ponerlo en palabras de alguna manera. Porque díganme si no aprecian una cierta similaridad en las visiones de tres tipos de artista tan diferentes como Calle 13, M.I.A. o Grey Filastine:

Y es que ahora que tanto se habla del concepto de “New Normal”, y de cómo diseñamos, producimos o comunicamos para ello, estaría bien tener en cuenta que ese “New Normal” no se queda en la realidad que nos gustaría vivir, sino que llega hasta a los lugares más imprevistos del globo.

Published by

Daniel Granatta

Waiting for the robot takeover. I rewire people. I run a VR company.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *