El sueño del sueño de una agencia

Tres detalles llamaron hoy mi atención de la (creo) recién estrenada auto-campaña de “navidad + loterías” de la agencia Grey, curiosamente la agencia encargada de hacerle a Loterías la campaña de esta navidad.

Aquí “La Fábrica de los sueños”, de Grey para Loterías.

Aquí  “El sueño de Carolina”, de Grey para Grey (o sin quitarle méritos a Grey, de Carolina para Grey).

Primer detalle:

Carolina no trabaja como creativa en la agencia sino como administrativa. Al ver la campaña de Loterías que había hecho su agencia, Carolina sintió que debía contarles su historia porque muy probablemente se olió que allí podía haber otro Gordo. Como nos cuenta en la campaña, también fue ella la que propuso a sus compañeros volver a comprar el mismo número que ya había cantado cuando apenas era una cría.

De ser todo así, este caso es para mí otro maravilloso ejemplo que nos sigue definiendo que la “nueva” publicidad es aquella en la que cada vez más personas no-publicistas ejercen de proactivos olfateadores-creativos-protagonistas- capaces de estirar una resultona idea de publicidad tradicional (La Fábrica de los sueños) y transformarla con su aportación en una gran historia de “nueva” publicidad (El sueño de Carolina). 

Segundo detalle:

Los ingredientes en ambos casos son exactamente los mismos (Loterías, Navidad, Grey) pero el resultado no puede ser más distinto. “La fábrica de los sueños”, un ejemplo de publicidad , oficio y si queréis, espectacularidad. “El sueño de Carolina”, un ejemplo de “nueva” publicidad, hiperautenticidad y una frescura difícilmente imitables. 12 millones de euros le costó a Loterías la campaña de Grey. No sé cuánto habrá costado “El sueño de Carolina” pero seguramente el coste de la serie del nº 3772 y dudo que mucho más.

Tercer detalle:

Una agencia y dos ejemplos de entender la publicidad emitidos al mismo tiempo, pero cuyos resultados/impacto difícilmente podremos comparar en las mismas condiciones por varios y evidentes motivos. Sin embargo, estaría muy bien poder hacerlo, sobre todo para desmentir o constatar hasta qué punto la “nueva” publicidad  todavía sigue siendo la hija pobre  de la publicidad tradicional o “la gamberrada” de las agencias convencionales.

De ambas campañas se podría hacer una tercera llamada “El Sueño de Grey” porque, salga o no el 3772, esta navidad a la agencia le ha tocado su particular lotería con dos notables campañas (seguidas). Pero, sobre todo, es un sueño que en el fondo y en estos momentos es “el sueño del sueño” de muchas agencias: dejar de decir que son menos tradicionales y apostar por cosas que lo demuestren.

No hace falta que os diga cuál de los dos sueños (el de Loterías o el de Carolina) me gustó más, bajo el argumento tan subjetivo como inapelable de “porque fue el que realmente me hizo soñar”.

Mis muchas felicitaciones a Carolina y por supuesto también a la agencia por dejarse inspirar y saber aprovechar esta buena oportunidad.

Y vosotros, ¿con cuál de los dos sueños os quedáis?

12 thoughts on “El sueño del sueño de una agencia”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *