El taxista-focus-group de mi Buenos Aires querido

Mapa de Buenos Aires

Era Mayo en Buenos Aires, y Manu Fernández Mendy, que aparte de amiga es una intrépida reportera de la realidad bonaerense desde la redacción de Minuto Uno, me recogió en taxi en un Starbucks de la Avenida Córdoba para ir a la fascinante Cuerpo, la escuela de publicidad fundada por Álvaro Fernández Mendy, donde (yo) tenía que impartir una charla por aquello de que Cuerpo y Digital Invaders son ahora escuelas hermanas.

Por el camino, e intentando saber más de la vida de Ricardo Fort, personaje hipnótico famoso en Argentina que se me había aparecido la noche anterior en televisión conduciendo un Rolls Royce (?), le comenté a Manu acerca de algunos proyectos que estábamos haciendo en la agencia donde trabajo, específicamente uno enorme y monumental (aún no sabemos si eso es bueno o malo) que contiene un clímax que nos tiene a todos tan emocionados con la idea que cada día llegamos a la agencia rezando, para que alguien no haga algo similar de aquí a ese entonces.

Y entonces, entre los “… y haremos esto…” y “… la gente hará esto…” y “… pasará esto…” para que siga pasando “… esto otro…”, llegamos a un semáforo en rojo ante el que el taxi se detuvo. En ese momento el taxista, un señor de unos 60 años, se volteó hacia nosotros, y asintiendo con la cabeza dijo:

Me gusta mucho su idea, creo que es una muy buena campaña y a mí me gustaría mucho participar en lo que le está contando a la señorita, ojalá todo salga como esperan.

Acto seguido, se volteó de nuevo hacia adelante y ya no dijo nada más durante el resto del viaje, mientras Manu y yo nos mirábamos con esa cara tan típica de haber presenciado un completo y legítimo WTF.

Después de eso ya no sé a quién tenemos que pedirle feedback sobre las distintas ideas que se presentan para las marcas, si a las marcas o a cualquier señor de unos 60 años que trabaje como taxista en Buenos Aires. Al fin y al cabo estos últimos son de los que van a usar (para algo, o para nada) esas ideas que nosotros hacemos.

Published by

Daniel Granatta

Waiting for the robot takeover. I rewire people.

6 thoughts on “El taxista-focus-group de mi Buenos Aires querido”

  1. Danulis, me olvidé de contarte que los tacheros en Buenos Aires son algo maravilloso. Ofician de psicólogos, sociólogos, filósofos y opinólogos!

  2. Y además son los que tienen más nivel de fascismo inofensivo en la sangre.
    Votan a un tipo y al otro día ya están hablando muy mal de él.

  3. Pingback: Daniel Granatta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *