GràciesBarcelona!

(Reproduzco aquí también mi post escrito para lasblogenpunto, la bitácora del gran Juan Boronat Martín)

De biennacido es ser agradecido.

Imagino que como muchos de vosotros, esta frase mítica y por eso mismo elevada a la categoría de cliché, la escuché de pequeño (y no tan pequeño) repetidas veces de boca de mis padres.

Y empiezo con esta frase porque es justo GràciesBarcelona! (mi última “campaña” si es que se le puede llamar así a algo tan personal) el único de mis trabajos que mis padres han entendido ya no a la primera, que también, sino que han entendido.

Esto no sé si es muy bueno o es muy malo, pero he de confesaros sin ningún tipo de pudor que el asunto me emocionó. Y mucho.

Porque después de 7 años dedicándome a esto, es ahora que me voy cuando mis padres por fin han logrado entender algo que hago. Y no sólo eso, sino que se han emocionado. Y mucho.

Que no entiendan lo que hago no sé si es muy bueno o es muy malo, pero lo que sí creo es que es bastante normal que no entiendan a qué me dedico, si de hecho a mí me llevó bastante tiempo comprenderlo.

Fue precisamente en Barcelona, después de pasar por un montón de sitios y conocer a un montón de gente de muy distintos ámbitos, donde finalmente lo logré. No sé si eso es bueno o eso es malo, pero no me digáis que os lo explique porque eso daría para otro post.

La cuestión es que después de casi 11 años viviendo (en) Barcelona, y ahora que la dejo por no sé cuánto tiempo, sentí que debía darle las gracias a todas esas personas que de alguna u otra manera me habían ayudado a entender eso a lo que quería dedicarme. Pero, ¿cómo? No me era fácil darle las gracias a todas las manos que aquí me han echado sin olvidarme ninguna, así que decidí dárselas directamente a Barcelona, como ciudad y en representación de todos ellos.

Llegados a este punto me encontré con dos problemas evidentes:

1) ¿Com cullons fer això…

2) …si Barcelona siempre está tan ocupada? 😉

Así que decidí que casi mejor la llamaba. Pero, ¿a dónde? ¿Al número de la Policía? ¿Al de Emergencias? ¿Al teléfono de Información? ¿Al de su Ayuntamiento? Está claro que no. Y fue entonces cuando me di cuenta que todos los teléfonos que ésta y todas las ciudades tienen, son para que les dejemos preguntas, preocupaciones, quejas y problemas. Marrones.

¡Tantos números y ni uno sólo en donde poder dejarle a Barcelona un simple mensaje de agradecimiento!

Y así fue como se me ocurrió regalarle una línea telefónica a esta maravillosa ciudad. Pero no un número cualquiera, sino uno directo para que yo y quienquiera, podamos (de)mostrarte nuestra gratitud, llamándola directamente y dejándole allí nuestro mensaje de GràciesGracias!

Os cuento todo esto porque sé que para algunos“GràciesBarcelona” será una gran idea, para otros sólo será una idea que está bien y para otros una idea que está. Que haya tanta diversidad de opiniones no sé si es bueno o es malo, pero lo que sí creo es que a todos os despertará ese sentimiento de gratitud que todos, hasta el más cabrón, llevamos de serie. Aunque sólo sea porque alguna vez todos fuimos un niño a los que sus padres, abuelos, tíos o vecinos le soltaron un “de biennacido es ser agradecido”.

“GràciesBarcelona!” para mí simplemente es la hostia. Y lo digo nada más lejos de lo pedante. Es la hostia porque la entendieron mis padres y porque me volví a sentir como un crío, pensando en una nueva aventura que empieza en otra ciudad muy lejana a Barcelona, pero que es posible gracias al haber estado y crecido profesionalmente en esta última. Por eso sentí que debía decírselo.

Todo encaja. No sé si eso es bueno o es malo, pero sí creo que eso es lo que tienen las cosas que para todos son buenas, incluidos tus padres.

Y como de biennacidos es ser agradecidos, un Gracias! también a vosotros por haberme leído hasta aquí.

Nicko Nogués, el Sexador de Pollos más creativo según Google.

7 thoughts on “GràciesBarcelona!”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *