La actualización de Wikipedia más larga de la historia

Aunque dicen que la realidad siempre supera a la ficción nunca nos damos cuenta de ello hasta que sucede. En esos momentos, que por lo general suelen hacer historia, una especie de silencioso sentido de la conciencia se apodera de nosotros, contemplando esa realidad histórica que se va reproduciendo en slow-motion a medida que se va generando. Esos momentos también tienen otra virtud, la de escarbar en la memoria de uno el recuerdo de aquella ficción ahora reescrita. Y así es como la semana pasada un sensacional acontecimiento me hizo rememorar este antiguo anuncio de Nike Tennis:

Como en el vídeo, dos jugadores (eso sí, de menos lustre que los eternos Sampras y Agassi) peleaban punto a punto en una carrera al infinito, en el partido que los enfrentó en el Torneo de Wimbledon que cada año se celebra en Londres. Ya saben que cuando se llega al quinto set en un torneo de Grand Slam de este deporte hay que vencer por dos juegos de diferencia, al contrario que en cualquiera de los cuatro sets anteriores donde el empate a 6 juegos desemboca en un desempate o tie-break. Para cuando me enteré por Twitter del partido, Nicolas Mahut y John Isner ya empataban a 35 juegos, lo que es en sí una auténtica barbaridad, aunque nadie sabía entonces que sólo era un prólogo de lo que se avecinaba. Minutos después, con 42-42, el marcador parecía una broma de proporciones bíblicas:

Empate a 42 juegos

Con 42-42 y 297 minutos de juego (casi cinco horas) empezamos en la oficina la fase de las bromas, como por ejemplo que si llegaban empatados a 50 juegos, el público podría enviar un SMS con su teléfono móvil para votar por el ganador. Pero no fue así, golpe tras golpe y juego tras juego, Mahut e Isner siguieron en su dinámica de ganar un juego cada uno. Probablemente McEnroe, entre el público, recordó su papel como narrador del anuncio que abre este post:

John McEnroe

La ficción hecha realidad se manifestaba incluso en aquellas ocasiones en las que alguno de los dos jugadores tenía la oportunidad de romper el servicio del otro, con el público entrando en efervescencia al igual que cuando la bola de Agassi toca la cinta en el anuncio, para momentos después prorrumpir en un sonoro “¡baaah!” al descubrir cómo todo volvía a la normalidad del intercambio de juegos ganados.

Fuera de la cancha, a mayor número de juegos, mayor número de personas implicadas en hablar de ello, menudo viral; baste con observar esta gráfica de Trendistic, en la que se observa cómo el partido de tenis o las menciones a los jugadores supera ampliamente en comentarios en Twitter al Mundial de fútbol, que tenía partidos en curso en ese momento:

Trendistic - Mahut vs Isner

En determinado momento me pregunté cuál habría sido el partido de tenis más largo de la historia, para averiguar si éste lo superaba, encontrando la respuesta en este enlace. Lo interesante del enlace, y que es el motivo por el que estoy escribiendo todo esto, es el hecho de que fue actualizado en tiempo real por un usuario de Wikipedia durante las once horas (repartidas en tres días) que duró el partido, un acto de responsabilidad tan grande que desde que me lo topé por primera vez no pude dejar de observar. Y así, por cada juego concluido en la pista había una actualización del tanteador y el tiempo total de juego en la entrada de la Wikipedia sobre este tema (click sobre la imagen para ver a mayor tamaño algunas de las actualizaciones):

Actualizaciones de la entrada en Wikipedia

Pensé que era fascinante, alguien tan entregado a su causa que no quería que en ningún momento alguien que accediera a la Wikipedia no estuviera enterado de esa realidad que se iba generando ante la mirada incrédula de toda la gente que veía el partido, un fragmento sensacional de la historia del tenis.

Marcador final + Isner + Mahut

Y viendo tanta entrega de un usuario anónimo por mantener actualizado el texto que describía un hecho sensacional, me di cuenta entonces de la terrible estupidez que cometen la inmensa mayoría de marcas cuando les piden a los usuarios de las campañas que les generen un contenido, el famoso User Generated Content. No es estúpido pedirlo, pero sí que suelen serlo las razones que se dan para ello (¿ganar un iPod, iPad o un viaje?) y mucho peor aún el uso posterior (ese material debería ser parte de la campaña en vez de intentar que la campaña completa la construyan los usuarios). Porque lo cierto es que sólo los hechos excepcionales movilizan, y por lo general marcas que generen hechos excepcionales hay bastante pocas, eso debería darles una pista de por qué vía la mayoría de marcas NO deberían hablarle a sus usuarios.

Published by

Daniel Granatta

Buscador de luz. Waiting for the robot takeover. I rewire people.

5 thoughts on “La actualización de Wikipedia más larga de la historia”

  1. Pingback: Daniel Granatta
  2. Pingback: Daniel Granatta
  3. Pingback: Daniel Granatta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *