La mafia de los vídeos tiernos en YouTube

Después de semejante presentación en el blog, y el desmedido autobombo que hice en Twitter, tenía que salir con un muy buen artículo para mantener las expectativas.

Así que les aviso de antemano: van a quedar total y absolutamente decepcionados.

Bueno, vamos al tema que nos compete. Si el título les pareció demasiado alarmista y conspiratorio, están completamente equivocados. Creo firmemente en que hay una mafia que se lucra con los videos tiernos de YouTube.

Sí, me imagino una reunión en una habitación oscura y lúgubre, con humo denso de cigarros pegado al techo. Sentados alrededor de una mesa, hay padres, tíos, madres, dueños de mascotas, criadores de perritos y gatitos. La mesa bien podría estar llena de naipes y fichas de póker, pero no… en su lugar se encuentran sonajeros, juguetes, huesos de plástico para perritos y ovillos de lana para gatitos.

Sostengo fervientemente que existe un grupo de gente que se pasa HORAS pensando y grabando videos que nos hagan soltar un “aaawwww” cuando lo vemos. Y así, sumar millones y millones de views en YouTube.

Les dejo un claro ejemplo que se hizo conocido (odio, ODIO decirle “viral” a un video) en estos días:

Analicemos por un instante este vídeo: ¿Es espontáneo? My balls.

Para empezar, eligieron a un bebé gordito y bonito (porque vamos, seamos sinceros, hay bebés feos en el mundo), claramente caucásico, con su mejor ropita.

Locación: ¡parece de ensueño! Una manta blanca, prístina y completamente acolchada, ubicada sobre un césped perfectamente cortado, que a los geeks que se pasan horas frente a la pantalla de su computadora les hace recordar a aquel wallpaper default de Windows XP, del valle de Sonoma fotografiado por Charles O’Rear.

En serio, ¿cuán espontáneo es este setting? 0%.

Luego, viene la introducción del cachorrito juguetón, que ya de por sí tiene una naturaleza graciosa y tierna, que termina de cerrar todo el video.

La Industria de los Videos Tiernos

Pero todo esto no es una teoría conspirativa que nace en mi mente retorcida de publicista digital interactivo. Existe en la realidad. Hace unos meses en Vulsai, para un proyecto particular, tuvimos que contactar a los creadores de algunos “videos virales” muy reconocidos en YouTube.

Como paso inicial, contactamos con los usuarios que habían hecho el upload del video. Para nuestra sorpresa, todos estos usuarios “normales” de YouTube, nos derivaron inmediatamente con sus “Agentes”.

Wh00t? Agentes?

La última vez que me fijé, para tener Agente !debías ser un artista talentoso, con años de renombre y un perfil en IMDB! No, la historia ha cambiado. Si usted posee un vídeo de su perrito estornudando, probablemente necesite los servicios profesionales de un Agente de Talentos, tal cual lo requieren Brad Pitt y Angelina Jolie.

Aún atónitos frente a la profesionalización de las risas histéricas de un bebé en un video, procedimos a consultar por permiso para utilizar clips de estos videos, para armar “un mix”. Se sorprenderían de saber los cachés que se manejan para obtener los derechos de reproducción de estos videítos. Para darles una idea, les diría que es posible que contratar a una estrella de TV o un cantante famoso les salga más barato. Mucho más barato.

Así es, esto es un negocio redondo, colegas.

Por ello quizá la profesionalización de los videos con gatitos haya hecho que visualicemos a futuro un concepto completamente nuevo de publicidad, como el “Catvertising”.

Así que, amigos, la próxima vez que vean un vídeo de un gatito jugueteando en una caja o tocando el piano, de un bebé riendo sin parar ente los ruidos que hace alguno de sus progenitores… ya saben todo lo que está ocurriendo en el bajo mundo de los vídeos tiernos en YouTube.

31 thoughts on “La mafia de los vídeos tiernos en YouTube”

  1. Y se pone mejor. Los tuiteros “populares” también ya empiezan a tener agentes. Precisamente tuve esa experiencia al contratar gentes para una campaña.

    Tendrían que haber visto mi cara de sorpresa. Y como dices, los precios quizá no resulten estratosféricos pero ciertamente son desproporcionados en muchos casos. Me pregunto si a estas alturas no se requiere una especie de tabulador o lista de precios estándar para poner algo de proporción a esto. Tengo la impresión de que muchas agencias con mas presupuesto que conocimiento empezaron a repartir dinero con demasiada liberalidad, lo cual ha sentado un mal fundamento. Fijar precios nada mas basado en la cantidad de seguidores, como casi cualquier cosa que NADA MAS mida seguidores, suele ser una mala idea.

    Y por otro lado, son abundantes los casos de videos “espontáneos” que en realidad son producciones bastante elaboradas. Me viene a la mente en particular el de “la loca de los gatos” de eHarmony 😉

    http://youtu.be/mTTwcCVajAc

    Pero solo basta revisar esta lista para darse cuenta de que tan difundida está esta práctica:

    http://mashable.com/2011/05/31/viral-video-advertising/

    Saludos

  2. Angel, es cierto lo que comentas. Yo he estado de ambos lados, como quien tiene que buscar twitteros para campañas, y como twittero a quien lo buscan para campañas.

    El tema es para largo, y seguramente lo tocaré en mi próximo post.

    😉

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *