La moda para estar a la moda con los QR-Codes

Anoche me pasó lo mismo que a Juan, me topé con una de esas vallas anunciando la nueva película de Sherlock Holmes y su código QR con un reguero de instrucciones al lado, para descargarte un lector que te permita leerlo si es que no tienes uno instalado en el teléfono.

Nada nuevo, si no fuera porque cincuenta metros después me topé con otra valla, de una marca, con otro código QR y sus correspondientes instrucciones por si tampoco tienes el dichoso lector instalado:

Y me pregunto por qué tanta información que para nada sirve. Quizá porque como el código no sirve para nada la única manera de justificar su presencia es con un “le ponemos instrucciones para descargarse el lector, por si alguien no lo tiene pero quiere escanear el código”, como si la gente fuera por la calle buscando códigos que escanear en vallas publicitarias. Y sobre todo, porque si sabes lo que es un código QR lo escanearás (o no) sin necesidad de explicaciones. Y si no sabes lo que es, ni un libro de instrucciones te va a servir para disuadirte de descargarte algo nuevo en el teléfono, y eso en el supuesto de que alguien se moleste en acercarse lo suficiente como para leer algo en una esquina de una valla en mitad de una calle.

O sea, otra vez usando la tecnología como moda, en vez de como herramienta para construir historias u ofrecerle algo de valor o divertido a la gente. Y luego nos preguntamos que por qué las campañas no funcionan, ja.

Published by

Daniel Granatta

Waiting for the robot takeover. I rewire people.

9 thoughts on “La moda para estar a la moda con los QR-Codes”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *