La pared delirante

Meme de Jackie Chan

En alguna ocasión (cuando aún vivía en Saltillo) ya escribí sobre las cosas delirantes (para los ojos de un extranjero) que uno se puede encontrar por las calles de este país. Y si uno se las encuentra en Saltillo, que es una ciudad con poco más de un millón de habitantes, imaginaos lo que puede llegar a ocurrir en la Ciudad de México, cuya población excede los treinta millones de personas.

Pero aún así, y rizando el rizo, hay ocasiones en las que a esta ciudad se le va la mano, porque no es que ofrezca alguna situación o visión anecdótica, sino que dicha anécdota evoluciona a lo largo del tiempo como en este ejemplo que os traigo hoy: una pared de la que Sebastián y yo ya hablamos en alguna ocasión con motivo de esta conferencia que una vez dimos en Nike.

-2 de Marzo de 2013-
La anécdota comienza un día cualquiera, en el que, caminando por una avenida de la ciudad, te topas con una pared en la que hay un buzón de correos. Se supone que un buzón acompaña a un domicilio, y se supone que un domicilio dispone de una puerta. Pero no. Hay una pared. Y un buzón.

pared 1

-9 de Marzo de 2013-
Unos días después, resulta que dicho buzón no es un buzón, sino una toma de agua. ¡Misterio resuelto!

pared 2

-11 de Mayo de 2013-
O no, porque un par de meses después resulta que la toma de agua ya no es de agua, sino de gas.

pared 3

-16 de Mayo de 2013-
Sólo cinco días. Después de ellos, ya no es ni una cosa ni otra, sólo un par de agujeros en la pared y el techo.

pared 4

-26 de Mayo de 2013-
Entonces alguien decide que los agujeros se ven mal, y que es mejor taparlos con cemento. O sea que ya no tenemos ni buzón ni toma de agua ni toma de gas.

pared 5

-8 de Junio de 2013-
El 8 de Junio tenemos por fin una pared normal. Sin agujeros. Una pared anónima que puedes ignorar cuando caminas por la calle…

pared 6

-26 de Junio de 2013-
… hasta que alguien decide que por qué no colocar una cámara de seguridad. En algún punto de la historia me pregunto si la cámara no es para vigilar el por qué tomo tantas fotos de ese lugar.

pared 7

-6 de Julio de 2013-
Y unos días después… ¡hay una puerta! Hay una puerta y una cámara de seguridad. Lo malo es que ahora hay una puerta pero… ¡no hay buzón para dejar correspondencia!

pared 8

-20 de Marzo de 2014-
Después de meses con la misma imagen, alguien decidió que había que hacer cambios de nuevo. Por ejemplo, un agujero.

pared 9

-14 de Abril de 2014-
Que dos semanas después se convirtió en una cerradura.

pared 10


Como comprenderéis, este post termina aquí, pero supongo que los cambios en la pared, no. Y en fin, a estas alturas yo ya me siento así:

Jigsaw de "Saw"

Si quieren ir a visitar la pared en persona, pueden encontrarla aquí.
Seguiremos informando.

Published by

Daniel Granatta

Waiting for the robot takeover. I rewire people.

One thought on “La pared delirante”

  1. hahaha yo soy de saltillo, y aun me siguen sorpendiendo las mexicanadas que se encuentra uno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *