Búsqueda de "Quiero que hablen de mí" en Google

Lo que hay que hacer para que hablen de uno

Aunque Internet sigue siendo un vecino misterioso y desconocido, es cada vez más frecuente que medios de comunicación (en sus vertientes más tradicionales) informen o cuenten sobre eventos e historias que suceden en el universo online, lo cual está bien porque de repente esos relatos ponen más ojos sobre lo que antes era casi ignorado, pero con el inconveniente de que en muchas ocasiones el que escribe lo hace desde una óptica poco conocedora o experimentada. Esto se traduce en una cierta superficialidad acerca de lo narrado, ya que se saca a relucir (por encima de todo lo demás) el factor de “novedad”, pero sin entrar en mucho detalle acerca de la calidad de aquello de lo que se habla.

Y así es como se da una moda, más que extendida últimamente, que es la de contar algo que se hace online (y sin mucha trascendencia) para que hablen de uno en el mundo offline, aprovechando el factor de novedad que generan muchas nuevas plataformas desconocidas por los medios tradicionales. Hay ejemplos muy variados, por ejemplo, ¿recuerdan cuando las marcas nos contaban acerca de su llegada a la plataforma Second Life?

Nadie sabe muy bien para qué lo hacían entonces ni qué demonios hicieron con ello tiempo después, pero contarlo a un medio tradicional era una receta segura para que éste publicase una nota acerca de lo digital y del futuro que se acercaba, y de lo vanguardista que era esa marca por tener presencia en la nueva plataforma. Más recientemente, una agencia mexicana optó por un peculiar y controvertido (a juzgar por los comentarios a favor y en contra) modo de reclutar a su siguiente trainee.

En lo personal no me gusta la idea, y desconozco si lograron su objetivo de encontrar a esa persona en prácticas, pero lo que sí lograron fue que hablaran de ellos en muchos medios (publicitarios y no publicitarios) desde esta óptica de “informar de la novedad”, aunque no se tenga muy claro en qué consiste la misma. Ahora falta saber en qué convierten toda esta atención que consiguieron, en forma de halagos (unos) y burlas (otros).

Así que ya saben, si no hablan de ustedes por sus ideas hagan algo online para que hablen de ustedes offline, que de momento, funciona, y que por sí mismo no es ni bueno ni malo, depende de qué hagan luego para capitalizar lo que dijeron de ustedes.

Published by

Daniel Granatta

Buscador de luz. Waiting for the robot takeover.

2 thoughts on “Lo que hay que hacer para que hablen de uno”

  1. DDB México desde que se venció el plazo de la convocatoria no ha publicado nada en Twitter. Desaparecieron del mundo digital desde entonces. Katy Perry jamás siguió a ese alguien. Obviamente no contrataron a ningún trainee por esa mecánica. Y no he escuchado a nadie que hable bien de tal método de contratación, así que en mi opinión devaluaron la marca ‘DDB México’, la convirtieron en una caricatura. Ya no digamos que te contrataban como TRAINEE (sin sueldo o en el caso de que te pagaran te darían mil pesos al mes) por ¡TRES MESES SOLAMENTE!. Por lograr tal hazaña MÍNIMO deberían darte un puesto de Junior por UN AÑO.

    En fin, Daniel: no lograron capitalizar lo que se hablaba de ellos y en mi opinión eso les costó la devaluación de su propia marca. A partir de esta campaña de contratación, cuando mencionan a DDB México me viene a la mente una agencia de publicidad que no tiene un buen equipo de Relaciones Públicas y que tampoco tiene mucha idea del mundo digital por haber realizado tan atroz ejecución.

    ¡Saludos!

  2. Pingback: Daniel Granatta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *