Mad Mamacitas

Mad Mamacitas for president!

Mad Mamacitas

Las Mad Mamacitas (re)aparecieron en mi pantalla ayer por la mañana, cuando supe de la nueva campaña que La Despensa México hizo para una colonia de Diesel. Lo cierto es que yo no tenía ni idea de quienes eran, hasta que hace un par de meses mi amiga Ana participó en una sesión de fotos para el diario Record con una de sus fundadoras, Jimena Sánchez.

Desde entonces no he dejado de pensar en qué magnífico uso hacen las Mad Mamacitas (proyecto de la citada Jimena con Hannah Sotelo) de los recursos de que disponen, blog, Twitter, Facebook, Flickr, y de cómo los combinan todos para siempre usarlos de forma conjunta en una gigantesca charla con quien se acerca a verlas, siempre insinuando, casi nunca enseñando, en una suerte de pin-ups del siglo XXI. Alguno pensará que su recurso principal son tetas y culos, pero claro, todo va un poco más allá si uno se replantea la cantidad de tetas y culos que existen en Internet… ¿por qué acudir entonces a ver los (insinuados) encantos de estas chicas y no buscarlos en otro sitio?

Cabe pensar entonces que es porque, detrás de la bonita fachada, hay unos cerebros que funcionan muy bien, o al menos tienen claro un objetivo y cómo lograrlo, lo cual me retrotrae a toda esa pandilla de gurús de “social media” y otros términos rimbombantes que invaden a diario nuestros timelines, con sus presentaciones en conferencias donde no dicen nada más que obviedades, en el mejor de los casos. Y en cambio, a las Mad Mamacitas, que no hablan tanto pero que sí que hacen, y mucho, no las llama nadie.

Yo no entiendo a los organizadores de congresos de publicidad y mercadotecnia en México, tienen a unas mujeres hermosísimas (simplemente eso ya llevaría audiencia al congreso), que día tras día captan atención y se construyen su marca propia usando herramientas digitales (sería la verdadera justificación de que las hubieran invitado), y en vez de eso llevan a otros (de no tan buen ver) a hablar sobre estadísticas de uso de dichas herramientas, sin el más mínimo rastro de que las hayan usado jamás en su vida para mejorarle la vida o la economía a alguien.

Como prueba de mis palabras encontré un vídeo promocional de su blog, probablemente el mejor vídeo que he visto para anunciar un blog de pin-ups, porque promete sin enseñar, manteniendo el misterio y el encanto. Las risas ante los silbidos de los albañiles son el toque travieso que completa el mapa mental de cada espectador para pedirle, de una simpática forma, una visita, una oportunidad en su navegador:

Y es que, por muy buena que estés, es muy complicado seducir la atención de alguien mediante un vídeo donde no enseñas absolutamente nada. La seducción que lleva a un click. Y eso muy pocas marcas en México lo consiguen hoy, y eso que muchas de ellas también lo intentan con tetas y culos. Será que no basta sólo con eso.

Click.

Published by

Daniel Granatta

Buscador de luz. Waiting for the robot takeover. I rewire people.

13 thoughts on “Mad Mamacitas for president!”

  1. Pingback: AHM
  2. Pingback: Armando Mixcoac
  3. Pingback: Fabiola Montero
  4. No se que tan intelectual se pueda considerar alguien que trabaja en televisa…

    Nalgas hay muchas pero ellas no hacen porno, el sexo y el cuerpo siempre venden, en el caso de las mad quiza algunos le llamen carisma. Yo creo que su onda va más por la linea “girl next door” la chica tipica que ronda las calles de D.F. que siempre te has querido dar, la onda tetas giganstescas y culos de bisturi ya fue hace mucho.

    La formula de las mad se repite en todos lados, es muy parecido a lo que hizo Suicide Girls pero ellas con chicas tatuadas y con ello contruyeron un monstruo que ha sido clonado innumerables veces. A mi me encantan las mad mamacitas, soy fan declarado, solo espero al menos todas ellas sean mexicanas y se desvanezca la falacia de que las nuestras mujeres son feas.

    Saludos.

  5. Pingback: Hannah Sotelo
  6. Pingback: Luis Vergara
  7. Pingback: alberto aguilar
  8. Pingback: Johanna Murillo
  9. Pingback: Xabi Liceaga
  10. Pingback: Xabi Liceaga

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *