Marcas, agencias y la gente

Conocimiento de tecnología

A grandes rasgos:

La gente: cuanto más tiempo usando tecnología más diversión y/o utilidad encuentran. Con sus teléfonos móviles, blogs, en sus cuentas de Twitter o Facebook, o utilizando lo que tienen a su alcance para subir nuevos contenidos maravillosos a Youtube. Sin filtro, sin censura, lo que es bueno es bueno y es el resto de personas las que así lo deciden concediendo millones de vistas, visitas, descargas, etc.

Las marcas: o sus responsables, que parece lo mismo pero no siempre lo es. Que son los que aprueban las supercampañas, los superconcursos y los supervirales que a nadie le importan. Y que en vez de tomar nota y ejemplo de las cosas que la gente ya comparte, trata de crear universos artificiales esponsorizados por sus marcas, para una vez al año darse palmadas en la espalda porque invirtieron más dinero que el año anterior en medios de naturaleza digital.

Las agencias: que quieren hacer cosas de las que gustan a la gente, pero que no pueden alejarse de lo que finalmente pagan las marcas y las personas a cargo de ellas. A veces hacen cosas más entretenidas (o divertidas o útiles) y a veces menos, pero siempre encontraremos lo que se produce mucho más cerca de donde están las marcas que donde está la gente compartiéndose contenidos.

Y ese es el problema. A veces el tipo que lleva la marca anda por donde está la gente, porque aparte de cliente es usuario, y ese hecho define entonces un nuevo nivel de exigencia que han de satisfacer los trabajos de las agencias.

Y es que hay una cosa muy clara, quien decide hoy si algo es bueno o malo ya no son las marcas ni las agencias ni los medios, sino la gente. Y los gustos de la gente son muy extraños en ocasiones, y eso hay que acatarlo e investigarlo. Por eso las agencias y las marcas debieran estar produciendo cosas que estén mucho más cerca de lo que la gente consume hoy en día, y no sólo por el factor “extraño”, sino porque es un uso de la tecnología mucho más sofisticado y original que el que se les ofrece desde el mundo publicitario.

Lo bueno es que, llegando allí, lo que se conseguiría ya no es únicamente vender productos, sino rediseñar por completo la cultura popular, lo que no es poca cosa.

Published by

Daniel Granatta

Waiting for the robot takeover. I rewire people.

9 thoughts on “Marcas, agencias y la gente”

  1. Pingback: Daniel Granatta
  2. Pingback: Morado Disturbia
  3. Pingback: Adlover
  4. Pingback: Jackie Ga
  5. Pingback: rascuach
  6. Pingback: Alfonso Guerrero

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *