Nubes de datos y cenizas

Mientras Apple daba una vuelta de tuerca más al concepto de la nube con su iCloud, otra nube, esta más visible, amenazaba desde la semana pasada con complicarnos la existencia a Quique y a mí una vez termináramos las horas de trabajo por las que tuvimos que venir a Buenos Aires (Argentina) hace hoy ocho días.

Resulta que las cenizas que diariamente expulsa el volcán Puyehue, en Chile, viajan con el viento, y si un piloto confunde una nube de verdad con otra de ceniza, podría ocurrir que ésta entrara en las turbinas del avión y se solidificara con el calor, inutilizando esa turbina, y este fenómeno aplicado a todas las turbinas de un avión… do the math. Y como las cenizas viajan así…

… seguimos en Buenos Aires, esperando que llueva o sople viento que se lleve la ceniza, mientras en todos los sitios donde buscamos información parece como si estuviéramos en medio de una película de zombies:

De modo que no deja de ser pintoresco que ayer nos topáramos con esta tienda, en plena zona de Palermo de la ciudad, de nombre Sal si puedes:

Hay que ver qué forma de enterarse de que existe una tienda de ropa llamada así.

Published by

Daniel Granatta

Waiting for the robot takeover. I rewire people.

4 thoughts on “Nubes de datos y cenizas”

  1. Pingback: Daniel Granatta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *