plisRT

Plis RT

Cuando comencé a usar Twitter para difundir contenidos, tenía la costumbre de rematar los urls con un plis RT, una muletilla que ponía a los seguidores en una situación comprometedora: difundir algo por petición, no por gusto.

Grave error.

Compartir es una actividad básica en internet. Lo hacemos casi de forma automática. Si algo nos gusta o parece interesante, buscamos el botón que facilite su difusión. No necesitamos que el contenido nos recuerde compartirlo; basta con que sea bueno.

No tengo nada contra el plis RT a nivel personal: es un favor, pedirlos es normal. En publicidad, sin embargo, el call to action se vuelve delator al poner el favor por delante del juicio. Confiesa la poca creatividad, calidad o interés que el contenido tiene para hacerse difundir por sí mismo, o en su defecto, la nula fe que su creador tiene en él.

Hace mucho (mucho) que dejé de poner plis RT al final de mis links. En lugar de buscar la caridad de los seguidores, preferí apelar por algo mucho más efectivo: su entretenimiento.

Plis RT.

50 thoughts on “Plis RT”

  1. Pingback: Eduardo Salles
  2. Pingback: Eduardo Salles
  3. Pingback: Alonso Fernández
  4. Pingback: Alonso Fernández
  5. Pingback: Germán Sánchez
  6. Pingback: Germán Sánchez
  7. Pingback: Jess Quiñones
  8. Pingback: Jess Quiñones
  9. Pingback: Jess Quiñones
  10. Pingback: Javier Mendez 
  11. Pingback: Javier Mendez 
  12. Pingback: Javier Mendez 
  13. Pingback: Gonzalo Sánchez
  14. Pingback: Gonzalo Sánchez
  15. Pingback: Karla Fabián
  16. Pingback: Luis Bósquez
  17. Pingback: Ana Calderón
  18. Pingback: rudy...
  19. Pingback: Mafer Velazquez
  20. Pingback: Sai
  21. Pingback: Hans B.L.
  22. Pingback: Luis Tonio Galeote
  23. Pingback: Xabier Maeztu
  24. Pingback: Alejandro
  25. Pingback: Ann dl Cruz
  26. Pingback: Ana Paula Espinosa
  27. Pingback: Jorge Pasaye
  28. Pingback: Armando Cervantes
  29. Pingback: Rho Nivonog
  30. Pingback: Rafa Ibarra
  31. Pingback: Shia
  32. Pingback: César Güemes
  33. Pingback: Tonio Gamboa
  34. Pingback: Emiliano Rojas Eng
  35. Pingback: Daniel Granatta
  36. Pingback: mirna castro
  37. Pingback: Tuitero Minorista
  38. Pingback: Jorge Enriquez
  39. Pingback: Pedro German
  40. Pingback: Oscar Mata
  41. Pingback: Cel Red
  42. Pingback: Adrian Sampieri
  43. Pingback: Andrea Cameras
  44. Pingback: TAniaP
  45. Pingback: Ana Jael Bengualid
  46. No solo en twitter occure este fenómeno, también los likes obligados, y la acción de promocionar artículos y votar por ellos, justo como dices, todo ello pone en evidencia lo pobre que es el contendio por sí solo.

  47. Pingback: Emmanuel Fragoso
  48. Pingback: AleJisol

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *