Publicidad útil

Entre el tsunami de publicidad en el que nos encontramos inmersos poca es verdaderamente recordada. Para crear ese impacto deberíamos de dejar de hacer vallas y vallas y vallas que nadie voltea a ver y comenzar a hacer publicidad que sirva para algo, no solo de adorno. Las embotelladoras entendieron eso hace mucho y comenzaron a  repartir mesas, sillas y refrigeradores.

Aunque la publicidad sirva para hacer una broma, sirve, y es recordada. Es más, ni siquiera tiene qué ser una cosa, puede ser de un video como el de Altoids, que sirve para compartir en Facebook y reírse de los contactos. El principio de servir de algo es lo que subyace a Nike+, o al Teletransporter de Cerveza Andes.

La gente se toma la molestia de escannear un código QR cuando detrás hay una aplicación útil y no sólo una página corporativa aburrida, la gente se detendrá a apretar un botón cuando tenga retribución por ello, cuando tenga una utilidad.

Antes de engancharnos con cualquier idea deberíamos preguntarnos ¿Sirve de algo? ¿A quién?

4 thoughts on “Publicidad útil”

  1. Pingback: Rho Nivonog
  2. Pingback: Daniel Granatta
  3. Pingback: Rho Nivonog
  4. Pingback: Dave Hdezz!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *