¿Qué no es digital?


Señoras que parece que todavía hacen publicidad para éstas

Uno de los principales problemas que enfrentan las áreas digitales en las agencias de publicidad es que muy poca gente sabe bien a bien de qué se trata el Internet. Muchas veces se la tienen que ver con banners y campañas que de digital no tienen mucho o, peor aún, con lugares comunes, con campañas que parecen fotocopiadas por enésima vez de campañas de hace 10 años, con la consecuente pérdida de calidad. Por ejemplo:

La likeocracia:
Concursos donde el ganador es el que obtiene más likes de lo que sea (una foto, un texto, un video, una cebolla). ¿Genera algún engagement? No. ¿Es agradable para el usuario tener qué andar mendigando likes? No. ¿Es agradable para el resto del mundo recibir dos veces por semana méndigas de likes y tener que ver algo que no quiere por compromiso? No. ¿Ayuda a construir una imagen de marca positiva? No.

El QR por el QR:
poner códigos QR en absolutamente todo puede ser la moda pero ¿para qué sirven?
Ponerlo sólo para que el usuario “pueda obtener más información de la campaña” es como no ponerlo, con la desventaja de que genera basura visual. Los códigos QR deben utilizarse de forma integral en la dinámica de la campaña (el “consumer’s journey” que le dicen) y si no aportan nada, mejor mandarlos al carajo.

“Síguenos en F y T”:
¿Por qué poner un logo de Twitter y otro de Facebook en todo print? No basta con el logo de los dos servicios, es necesario poner la dirección de la cuenta. Pero incluso antes de pasar por ahí, toca preguntarse para qué quiere la marca que la sigan en dichos servicios, lo que nos lleva al siguiente punto.

¿En serio tienes algo que decir en Twitter?:
Es cierto que las marcas la voz de marca en redes sociales puede considerarse necesaria, pero antes de abrir una cuenta y contratar una pequeña agencia que la administre, se debe definir para qué sirve. Es completamente incorrecto que una marca se comunique con el público como si fuera animador de un hotel all-inclusive en alguna playa de poca monta: “¿Cómo amanecieron todos?”, “Hey, es hora de comer, trágate mi producto”, “A daaaarrrrle a la chamba, que mañana es viernes”.

Las marcas deben ofrecer información valiosa digna de leer, pues para comentarios imbéciles todos tenemos suficiente con nuestros amigos. Además una marca nunca será percibida como un amigo más, aunque algunos mercadólogos insistan que debiera serlo.

Si es absolutamente necesario que la marca diga banalidades que no aportan nada, por lo menos habrá que hacerlo a través de un personaje con personalidad propia, del cual sea fácil deshacerse cuando el cliente se dé cuenta de que ha estado tirando su dinero.

Banners:
Tener banners no es una campaña digital, es sólo poner la publicidad de siempre en una pantalla de computadora. Peor si esos banners van parar a donde siempre (el periódico Reforma, con su fabuloso sitio cerrado al público, o Terra y similares, dinosaurios que sobreviven escondidos en el fondo de un lago del internet). Los banners son extensión de una campaña que ayuda a aumentar el alcance y la repetición en ciertos targets, no una campaña digital por sí misma.

Un micrositio al que se llega mediante drive to web en ATL:
Llevar al público a www.miproducto.com desde la tele no sirve de nada. ¿Por qué querría alguien entrar a una dirección de internet que promete ser igual a todas a las páginas de producto y de la cual nadie le ha hablado? Los micrositios deben de tener un gancho, algo que haga que la gente lo quiera visitar y esa peculiaridad debe comunicarse en el ATL. El Drive-to-web debe de ser superado por el call-to-action, donde se invita al consumidor a hacer algo que en el micrositio, algo que sólo pueda hacer ahí.

Poner el comercial en YouTube:
Todo comercial debe estar en YouTube, pero no es ello una campaña digital, es sólo facilitar el acceso al comercial para los interesados (que, de por sí, pueden ser pocos). Tampoco cuenta poner una versión más larga del mismo. Los videos en YouTube deben de cumplir una función clara, estar producidos especialmente para el medio e incentivar no la compra, sino la interacción.

47 thoughts on “¿Qué no es digital?”

  1. interesante Dani. y para agregar, el punto de los likes, ademas de ser muy molestos, violan totalmente los términos de uso y personalmente creo que denotan un poco esfuerzo creativo. y de los QR, aunque útiles, es impresionante la ignorancia que los rodea (de los usuarios y de los marketers). hace unos días, mi jefe me preguntaba como escanear uno desde su flamante y nuevo Blackberry y después de explicarle que debía usar una aplicación especial, me dijo en donde estaba el dichoso código: en un Mail!! definirá,ente un mega fail. un saludo.

  2. Creo que sugieres hacer buena publicidad para personas inteligentes, no para las masas, es algo parecido a la tv

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *