Si algo es gratis, a alguien le cuesta dinero

Dos cosas que quizá a mí me parecen muy obvias o razonables, pero que a lo mejor para alguien más no lo son tanto:

1) Si usas un servicio o utilidad de forma frecuente (no tiene por qué ser a diario) y realmente te entretiene, resuelve un problema, etc. deberías querer pagar algo por él aunque tengas la posibilidad de usarlo de forma gratuita. Mi caso específico es Spotify, con historias como la que les cuento en este post.

Y deberías querer pagar por muchas razones, pero principalmente por dos: a) por respeto a quien tuvo y desarrolló esa idea y b) porque con más gente pagando con ello, quien hizo el desarrollo tendrá una posibilidad de mejorar su producto, algo que subsiguientemente también te puede beneficiar a ti.

2) Que un sitio que visitas con asiduidad tenga banners y/o publicidad no significa automáticamente que el dueño sea un “vendido” que únicamente busca hacer negocio de las visitas a ese espacio. Puede que simplemente esté intentando recuperar parte de lo que le cuesta económicamente el espacio en servidor y la transferencia en el mismo que genera la gran cantidad de usuarios que, como tú, pasa por allí recurrentemente.

Así que si eres uno de esos adalides que instalan bloqueadores de publicidad y presume de ello por lo lindo y no-contaminado por el consumismo que tienes el karma, felicidades. Estás quemando vivo uno de los recursos que tu sitio favorito tiene para darte el contenido que hace que ese sea tu sitio favorito.

Así que, insisto, igual este sentido común es muy mío y poco de los demás, pero cuidado con esas posturas del “todo gratis” y “abajo la publicidad” con las que de repente saltan algunos por aquí o por allá, porque cuando alguien hace algo gratis para unas pocas personas, puede que sólo esté pagando con la moneda de su tiempo. Pero cuando alguien ofrece algo gratis para muchas personas, tengan por seguro que hay alguien a quien eso le cuesta dinero. Así que no desprecien tan a la ligera el esfuerzo y recursos que alguien puso para ello, ni censuren de forma tan dogmática el que quieran recuperar parte de lo invertido.

Published by

Daniel Granatta

Buscador de luz. Waiting for the robot takeover. I rewire people.

5 thoughts on “Si algo es gratis, a alguien le cuesta dinero”

  1. secundo tu punto de vista, sin embargo hay publicidad que es muy desagradable y que por salud mental la bloqueo, pero lastima que por unas (un montón) paguen las buenas (muy pocas)

  2. Pues yo soy de los que bloquean la publicidad y pienso seguir haciéndolo sin ningún tipo de remordimiento, aunque paguen justos por pecadores. Estos bloqueadores no aparecen como un intento de arruinar al que publica contenidos, aparece como una respuesta ante la invasión de la publicidad sobre los contenidos. Los gifs animados de colores chillones parpadeantes, frames con sonido de fondo, animaciones en flash sin opción a desactivar el sonido, anuncios televisivos flash con bucle de reproducción, anuncios de detergentes el lugares de tecnología, tener hasta 5 zonas de la web destinadas en exclusiva a la publicidad son solo unos ejemplos de esto. Hay muy pocos sitios donde tenga desactivados los bloqueadores de publicidad, pero son sitios donde tengo garantizado que la publicidad que utilizan no es intrusiva. El que publica contenidos puede limpiarse la conciencia diciendo que busca sostener el sitio, bueno, allá él, también puede habilitar sistemas de donativos por plataformas como paypal, dedicar un espacio en su comunidad a la gente que realiza donativos, dar a esta gente la opción de que aparezca su nombre o su nick como contribuyente o que aparezca como anónimo… Ni todo gratis, ni solo publicidad que te distraiga del contenido como único medio de financiación.

  3. Buceando entre mis enlaces he sacado del baul de los recuerdos esta entrada en el blog de Enrique Dans.
    http://www.enriquedans.com/2012/10/mi-pagina-y-la-publicidad.html

    Comentar también que participo desde hace 11 años en un blog/foro/comunidad/página/cosa con algo menos de 1.000 usuarios activos que mantenemos mediante una combinación de control de las campañas de publicidad y donaciones voluntarias. Todos los años se ha recaudado lo suficiente para mantener el dominio, las cuentas de correo asociadas, las licencias, el hosting y unos pequeños premios para los ganadores de unos juegos que nos organizamos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *