Steve Jobs y “Think Different”

Logo de Think Different

A menudo, la publicidad de una marca tiene mucho más que ver con los responsables de esa marca que con la agencia que trabaja para ellos. Este vídeo de Steve Jobs hablando de la campaña “Think Different” es una radiografía maravillosa de alguien que tiene clarísimo qué es su marca y cuál es su propósito:

Vallas de la calle

Caminando ayer por las calles de DF me topé con esta valla de HP. O, visto lo visto, ya no tengo claro si era de HP o de Converse:

Valla HP-Converse

Viene a la memoria entonces el lanzamiento del iPhone 6:

Valla iPhone 6

A veces pareciera que la publicidad de las marcas explica tan bien su realidad…

Treinta años de Macintosh

Storyboard Apple Macintosh 1984

Hoy me encontré con la joya que abre este post en la cuenta de Instagram de Rob Schwartz, uno de los storyboards del famoso spot “1984” utilizado para anunciar el lanzamiento del primer Apple Macintosh, que hoy cumple 30 años.

Aquí está el spot (dirigido por Ridley Scott) en caso de que hayas vivido en una cueva y no lo hayas visto:

Aquí algo más de información.
Aquí Steve Jobs presentando el spot en un Keynote de Apple de 1983.
Aquí mi primer Macintosh.
Aquí el sitio (+ vídeo) de treinta años publicado hoy por Apple.

Las faltas de ortografía en 2013

Tweet desde Siri

El tema de este breve post: los comandos por voz para usar tu teléfono móvil.

A favor: la comodidad en algunas situaciones, como por ejemplo, hacer una llamada de teléfono mientras estás en el coche.
En contra: quizá le quitan intimidad a lo que uno hace o deja de hacer online. Por ejemplo, uno no se imagina en la fila del banco diciéndole a Siri “Go to Youporn dot com”.

Pero independientemente de una y otra postura, lo que sí es cierto es que el reconocimiento de voz es cada día menos errático, lo que me lleva al punto central de este post: si sabes hablar, en 2013 ya no deberías escribir con faltas de ortografía.

Y es que, aunque algunas herramientas de texto y correo cuentan con corrector ortográfico, lo cierto es que nadie parece utilizarlas. Pues bien, fin de los problemas, ya no tienes ni que escribir ni corregir tus textos porque basta con que los dictes: los Escribas Digitales han llegado.

Adiós *quizá* faltas de ortografía.

Imágenes hermosas sin motivo aparente, capítulo 31

Un par de imágenes hermosas sin sentido aparente para finalizar esta semana. La primera de ellas la encontré en algún lugar de Internet, un mensaje de atención de los empleados de una Apple Store para una usuaria que, tras probar alguna de las máquinas de la tienda, había dejado abierta su sesión:

Como lo que suele hacer la gente cuando tienen acceso a una cuenta ajena es trollear y vandalizar, dejar esta imagen-recordatorio me pareció de lo más refrescante. Si eres de los primeros, a ver si tomas nota.

La segunda de las imágenes me la encontré en la cuenta de Instagram de Gaby Cisneros, un recordatorio impreso en una camiseta de lo importante que es tener una opinión, aunque no necesariamente sea correcta:

Trolleos de ayer y de hoy

“Trollear” es un término que define esas situaciones en las que uno se dedica a molestar o a crear controversia de forma voluntaria. Cuando se hace con intención negativa, “trollear” se vuelve la actividad por la que se define a los trolls de Internet. Pero cuando se hace no por molestar a nadie en concreto, sino entre amigos o con intención sarcástica hacia personajes o marcas, “trollear” puede generar situaciones y momentos moralmente reprochables, pero también muy divertidos.

Por ejemplo, es muy famoso el caso en México de los chicos que se dedicaban a taclear, cual partido de la NFL, a los animadores disfrazados de Dr. Simi que trabajan delante de cualquiera de las farmacias a las que da nombre el famoso doctor:

Sin embargo, este trolleo (de 2006) implica una agresividad un tanto exacerbada. A lo mejor no hace falta tanto, sino simplemente cosas más sutiles, como esta acción (de 2012) que relata Antonio Montero:


(Nota: Lumen es una de esas franquicias de tiendas donde encuentras todo lo necesario para el trabajo de oficina)

Aquí el famoso vídeo, por si quieren repetir la acción:

Así que, ya saben, si el trolleo endulza un poco de esta homogeneidad imperante en la que vivimos, ¡trolleen, por favor! Y cuéntennoslo por aquí 🙂

Una buena forma de transportar cables

Mi laptop (portátil) sufre porque soy de esos que abren mil pestañas en su navegador y tienen mil archivos en el escritorio. Como consecuencia, hay ocasiones en que la velocidad de la pobre máquina se va al carajo por la falta de memoria, así que cuando entro a mi cuenta de Netflix para ver algo, huelga decir que la experiencia es muy, muy mala.

Así que este pasado fin de semana decidí que sería mejor ver Netflix en la tele en vez de en una pestaña de navegador, con lo que me dispuse a buscar los cables que me hacían falta para conectar el Apple TV a mi televisión. Pero, conociendo lo desordenado que soy, lo primero que uno se preguntaría cuando yo busco un cable es ¿dónde demonios tendrá Daniel los cables?

Por suerte, en mi mudanza a la Ciudad de México los guardé todos en diversas bolsas Ziploc, que pese a estar pensadas para transportar comida, resultaron ser uno de los mejores aliados a la hora de organizar (una con cables de red, otra con cables de iPod, otra con cables VGA y HDMI, etc.) y encontrar posteriormente todos los cables de alguien que guarda muchos cables. Por si les sirve el tip 🙂

Siri visita la Ciudad de México

Podría cambiar el título de este post por Madrid, Pernambuco o Sebastopol. En general, por cualquier lugar cuyo idioma principal no sea el inglés.

Influido por vídeos como éste decidí que sería una buena idea tener un iPhone 4S, por aquello de comprobar in situ cómo funciona Siri, el cual responde de maravilla a preguntas trascendentales pero simples

… pero que proporciona un triste “reality-check” cada vez que la pregunta implica algo más de complejidad, geográfica sobre todo:

Resulta que en México uno no puede ni aspirar a ser insultado por Siri… 🙁

Imágenes hermosas sin motivo aparente, capítulo 21

Otras dos imágenes hermosas sin motivo aparente, por decir algo, aunque hay una cierta ironía en que dos productos Apple dejen de funcionar con un par de horas de diferencia. La primera de las imágenes es una fotografía tomada al portátil de Salles, minutos después de terminar la presentación de una campaña para una de nuestras marcas:

Un rato después de la presentación, ya en mi coche, mi iPod de 80Gb murió (tras cinco años de próspera e intensa vida) al llegar a esta canción de la banda sonora de “American Beauty”, quizá un presagio irónico de lo que estaba por suceder:

Acepte TODOS estos términos y condiciones

Últimamente cambian cada dos por tres los términos y condiciones para comprar en iTunes Store, la tienda online de música de Apple. Aunque lo cierto es que no sé qué es lo que modifican, porque cada vez que llego a la pantalla donde se me informa de que hay cambios me encuentro con una cifra intimidante, 69 páginas de texto:

Así que huyo al botón de Aceptar, para salir de allí cuanto antes:

Quién sabe qué es lo que dicen los términos y condiciones y qué estoy aceptando con ese click… pero lo siento, tengo prisa.