Charla en Platzi Conf 2017 (vídeo + presentación)

En mi charla de Platzi Conf 2017

La ilusión por algo es completamente subjetiva.

Hace casi 7 años di una charla en un evento TEDx en la Ciudad de México. Más allá de lo bueno o malo o correcto o incorrecto de lo que relaté en aquella charla, sí la recuerdo como un momento a partir del cual sucedieron cambios increíbles en mi vida. Y aunque he impartido muchas charlas desde entonces, nunca había vuelto a sentir una sensación similar hasta hace un par de semanas, cuando tuve la oportunidad de participar como expositor en la edición de 2017 de Platzi Conf.

No soy imparcial porque conozco y admiro a Christian y Freddy (los fundadores de Platzi y, por ende, del evento) desde hace años, pero en muy pocas ocasiones he podido sentir el calor y unidad de una comunidad como la que Platzi está gestando. Un ambiente increíble, un foro sensacional y todas las facilidades del mundo para contar por qué quien construye tecnología es hoy para los niños lo que para mí era la ciencia ficción que me llegaba por cine y televisión cuando tenía 5 años. De “Star Wars” a Platzi, pasando por “Logan’s Run”, i really enjoyed this one.

La presentación:

El vídeo de la charla:

Adicionalmente, un par de textos sobre la charla escritos por asistentes al evento:
· Pensar el futuro de América Latina a través de la ficción
· La importancia de construir la visión de futuro

El Señor de las moscas y los robots

Amigos de los robots

Alimentados por cada nuevo vídeo que lanzaba Boston Dynamics, cuando estábamos en Flock teníamos un chiste que rezaba algo así como que en 15-20 años ya no le diríamos a nuestros hijos que dejaran de molestar al perro de la casa (si es que tienes hijo o perros), sino que habríamos de decirles que dejaran de darle patadas al robot doméstico.

Y seguía siendo chiste hasta que vi este fascinante experimento que Jorge me envió hace unos días, en el que se puede observar lo que sucede cuando dejas a varios niños a solas… con un robot:

Lo interesante no es sólo lo que sucede con los niños, sino cómo el robot aprende de cada situación para reaccionar, por ejemplo, yendo en dirección a los padres de alguno de esos niños para que éste abandone semejantes comportamientos. Una belleza.

The robots. Are coming. ¿Quién dijo ciencia-ficción?

Cosas que podemos aprender de la publicidad de Colombia

Nota previa: El texto a continuación es el típico a partir del cual alguien puede sentirse tentado a hablar de lo malos que son los anuncios truchos, la agencia rival o cualquiera de esos motivos con los que alguien suele criticar o quejarse cuando no gana premios en un festival publicitario. Si es el caso, por favor ahorra tecla para algo más productivo. Este post es simplemente la mirada externa de un extranjero sobre lo que vió de la industria publicitaria de un país.

Jurado Festival El Dorado 2014

Pasé unos días en Bogotá (Colombia), como parte del jurado del Festival El Dorado, que desde hace tres años se encarga de premiar lo mejor de la publicidad del país. Y antes de meterme en otros vericuetos, un par de minutos para el momento nostálgico por el buen rato y los aprendizajes obtenidos por convivir durante tres días con el resto de integrantes del jurado, todos agradablemente sorprendidos por la precisión suiza con la que funciona el evento completo (votaciones, conferencias y entregas de premios y demás eventos sociales).

La historia del Festival es una muy hermosa en la que una familia sale adelante trabajando muchísimo, porque es con mucho trabajo como uno consigue que todo funcione a la perfección sin un solo error. Perdonad que insista tanto en el detalle, pero uno no está acostumbrado a que todo funcione como un reloj. Pareciera una obviedad, pero El Dorado es un festival con mucha luz. Una muy bonita. Ojalá que brille muchos años.

Continue reading Cosas que podemos aprender de la publicidad de Colombia

La curva de aprendizaje de los parquímetros

Un fenómeno pintoresco que uno puede observar últimamente en las calles de la Ciudad de México es la cara de asombro de aquellos que intentan usar por vez primera uno de los (relativamente) nuevos parquímetros instalados para conseguir el ticket que les permita ocupar el espacio público con sus coches durante un determinado tiempo.

Curva de aprendizaje

La cara (a mí, al menos) remite directamente a las gráficas que explican la curva de aprendizaje de cualquier dispositivo; ya sabéis, aquello de cuanto aprendes o cuantas cosas puedes hacer con él en cuanto tiempo, y dependiendo de la forma de la curva puedes determinar la facilidad o complejidad de uso. Y por las caras, insisto, parece que más que curva fuera una línea recta pegada al eje vertical, porque la verdad es que usar un parquímetro en la Ciudad de México es MUY complicado.

Continue reading La curva de aprendizaje de los parquímetros

Los retweets y las semillas

Camiseta "RT me"

Hay conceptos que no hay forma de cuantificar, por ejemplo, un embarazo o la muerte. Nadie está “un poquito embarazada” o “un poco muerto”, o se está o no. Luego hay otros conceptos donde la cuantificación es más o menos relativa, por ejemplo, los “te quiero”. “Te quiero mucho” o “te quiero un poco más que ayer” son expresiones que indican una medida, aunque no tengamos unidades para ello (¿cómo mides un “te quiero”?).

En esta época de “social-medias” y “webs-2.0” parece que hemos optado por cuantificar el interés o relevancia de todo aquello que se publica en base a números, por ejemplo, el número de gente que republica (o “retwittea”) o comparte un mensaje o enlace en Twitter, y últimamente me ha dado por pensar en si ese número es relevante o no, porque por lo general aquello que es curioso o divertido o grotesco tiene siempre un número mucho mayor que aquellos contenidos que buscan dejar algo más que esa satisfacción de risa inmediata. ¿Es eso una medida de que una imagen graciosa tiene más valor que un escrito sobre la teoría de las supercuerdas (por ejemplo)? Y por otra parte, ¿para quién debería ser el valor de lo publicado? ¿Para el que publica (vía ese número) o para los que lo republican (porque les deja algo)?

Continue reading Los retweets y las semillas