Más gadgets para el iPhone

Si viajar ocasionalmente a la Ciudad de México drenaba la batería de mi iPhone, imaginen cómo es ahora que vivo aquí. Alguna vez escribí acerca de un cargador portátil, pero unos meses después apenas lo utilizo y prefiero llevar en algún bolsillo el cable del teléfono para intentar cargarlo desde un enchufe. El dichoso cargador se calienta como el demonio, y ese calor se traspasa al teléfono, al punto de ya no saber si terminando la carga voy a tener un teléfono o una parrilla para asar carne.

Así que desde hace un par de días estoy intentando que la batería de mi teléfono sobreviva a cada jornada con esa funda-batería que se puede ver en la foto. La funda tiene un interruptor que permite alternar entre los modos de recarga/reposo, y aunque es un poco aparatosa y empiezo a cargar tantos cables como Pit, parece merecer un voto inicial de confianza… a ver qué tal 🙂

El gadget más útil para un iPhone

Cargador portátil para el iPhone

Últimamente viajo mucho a la Ciudad de México, una ciudad que te drena hasta la última gota de energía. Y no sólo a mí, también a mi teléfono, porque en ningún viaje la carga de su batería resiste más allá de las cinco o seis de la tarde, por lo que me veo obligado a llevar conmigo alguno de esos cables cargadores junto con la esperanza de poder encontrar (cuando lo necesite) un enchufe, para no quedarme desconectado mientras aún haya trabajo pendiente.

Quizá sea por eso por lo que este pequeño complemento acerca del cual estoy escribiendo estas líneas sea lo mejor que he comprado para mi iPhone, un cargador portátil de pequeño tamaño y que sirve para recargar dos veces el teléfono una vez que la batería del mismo se agota. Y se recarga por USB. Y si se puede encontrar en Sanborns (que no es que sea un epítome de sofisticación) no creo que sea muy complicado encontrarlo en otros lugares.

100% recomendado (gracias a Pit por el hallazgo).


(actualización: Alejandro me recomienda estas otras dos opciones: Mophie y Exogear)

La tecnología y la enfermedad de los cables

Recarga de teléfonos en AICM

No sé si sólo me pasa a mí o también ustedes lectores lo habrán notado, pero últimamente, por todas partes, noto una enorme desigualdad numérica entre los puntos de Wi-Fi para conectarse a Internet (cada vez hay más) y los enchufes donde recargar la batería de los laptops o los teléfonos (cada vez hay menos).

No sé, digo, porque igual puede ser que siempre hubiera pocos enchufes y es ahora cuando lo noto porque viajo más. O porque uso más todos esos “dispositivos” o porque igual hay más dispositivos para compartir esos enchufes, pero algo debe estar ocurriendo cuando algunas marcas colocan esas torres (como la de la imagen que abre este texto) en las terminales de los aeropuertos para que nosotros usuarios podamos encontrar unos minutos para recargar esas baterías, lo que es un alivio porque ya no hay que estar vagando, e incluso peleando, por una toma de corriente.

Mochila

Y veo luego la mochila de Pit, que parece un Home Depot andante por llevar a cuestas todos los gadgets del universo con sus respectivos cargadores, y nos pienso mucho más ridículos que esa imagen cliché de los antiguos teléfonos que se usaban en las guerras que necesitaban dos personas para ser transportados.

Colección de cables

Me pregunto de qué nos sirve tanta tecnología touch-screen, geolocalización, resolución de las cámaras de los teléfonos, tablets, etc., si al final quedamos dependientes de un reguero interminable de cables que hemos de transportar para que todo lo primero funcione. Y cuando los tenemos, a veces no hay ni dónde enchufarlos.

O igual sólo me pasa a mí, que también pudiera ser.

Feliz Navidad, aunque sea Octubre

Es Octubre aún, sí, pero si las tiendas departamentales y grandes almacenes ya están vendiendo objetos para las próximas fiestas de Navidad, no veo por qué no podemos celebrarlas ya desde aquí, no olviden dónde les felicitaron primero 🙂

Daniel Granatta es un geek: iBuddy

Soy un geek. Lo mejor que compré en Cannes en 2009 fue este gadget llamado iBuddy, que recibe por USB los mensajes que mis contactos de MSN me envían y cada vez que encuentra un emoticono baila y se ilumina de distinta forma, dependiendo de qué símbolo sea el recibido.