Entrenando a Skynet

Seleccionar imágenes de árboles

Me pareció muy inteligente el modelo de negocio de una de esas compañías que te enseñan a hablar idiomas mediante una aplicación en tu teléfono o tablet, y que utiliza las respuestas de los alumnos para perfeccionar el algoritmo de sus traducciones. Es con ese algoritmo con el que pueden ofrecer entonces múltiples servicios de traducción automatizada (muy rápido, a costes mucho más bajos) a otras compañías que lo requieran, siendo esto último lo que genera la mayor cantidad de ingresos, no las “suscripciones” de los usuarios.

Pensé en Skynet. Skynet está entrenándose. Bueno, de hecho, lo estamos entrenando nosotros, igual que al algoritmo de las traducciones del que les acabo de hablar. Cada vez que completamos uno de esos captcha en los que se nos pide primero que digamos que “no somos un robot”, para luego pedirnos que seleccionemos las imágenes donde aparecen montañas, o ríos, o tiendas, etc., entrenamos a los algoritmos para que sepan, cada vez mejor, qué es una montaña o un río o una tienda.

Skynet asomándose a nuestro cerebro para nutrir el “suyo”.
Make no mistake, it’s happening.

Hello, Little Fella! (Pareidolia)

Supongo que este post podría ser parte de la serie ‘imágenes hermosas sin motivo aparente‘ de Daniel. Pero en parte para no invadirla, y en parte porque tal vez aquí sí haya un motivo aparente, lo pongo aparte.

Pues bueno, si son como yo les habrá pasado — particularmente cuando eran niños y podían darse el lujo temporal de observar detenidamente las cosas — eso de encontrar caras (felices, enojadas, tristes…) en una variedad de objetos cotidianos. A mí, en lo personal, me pasa (o me pasaba) mucho con los automóviles, especialmente con la parte frontal formada por los faros y la parrilla (hay autos enojados, tristes, autos que se parecen a su dueños…). Por eso me emocionó encontrar este grupo de Flickr: Hello Little Fella.


Created with Admarket’s flickrSLiDR.

Continue reading Hello, Little Fella! (Pareidolia)

Google Images: resultados y recuerdos

Google Images

No sé si lo habrán notado, pero el buscador de imágenes de Google cambió ligeramente la forma en que muestra los resultados cada vez que alguien hace una búsqueda. Lo que antes eran elementos separados unos de otros, con su información respectiva, y además expuestos en diferentes páginas, es ahora una dinámica colección de imágenes sin texto, que sólo muestran su información cuando uno hace roll-over sobre ellas. Y me gusta.

Me gusta porque sin la información adjunta de cada imagen y su separación en páginas, las imágenes se adhieren entre ellas con una especie de pegamento invisible, formando conjuntamente memorias y contexto de aquel término cuyas imágenes buscamos.

Por ejemplo, esto es lo que pasa cuando buscas “Grupo W”:

Ese scroll es un recorrido por la historia de la agencia, por su gente, por sus viajes y trabajos y otros momentos (como la apertura de nuestra escuela), y además, por mostrar a algunos amigos y otros proyectos (de otras agencias) premiados en festivales a la par que los nuestros, uno adquiere también contexto y memoria de en qué época transcurren nuestras peripecias. Parece el “pool” de imágenes que uno extraería de su cabeza si tuviera que hacer memoria sobre cómo y qué contar acerca de todo lo que ha pasado en estos once años de Grupo W.

Y es que si un todo es la suma de todas las partes que lo componen, esta forma de mostrar los resultados está mucho más cerca de mostrar ese “todo” en vez de “las partes” (lo que ocurría antes). Y pienso que es hermoso, que un resultado arrojado por una máquina se asemeje tanto a como probablemente mi cerebro almacene sus recuerdos.

Mi FFFFOUND!

Mi cuenta de FFFFOUND!

Sí, tengo una cuenta de FFFFOUND!.
No, no tengo invitaciones de FFFFOUND! para enviar, sorry 🙁