Publicidad “cuántica”

Llevaba días sin escribir así que llevado por la emoción, aviso que hoy me ha salido un post (más) gordito. 

Supongo que desde siempre, aunque sin saberlo hasta hace poco, cada vez me he ido adentrando más en el mundo de lo cuántico, algo que dicho así puede sonar pretencioso, aunque sólo en primera instancia porque os aseguro que una vez te atrapa te empieza a resultar familiar,  casi “como si ya lo conocieras”.

Se suele definir a la mecánica cuántica como la física de las posibilidades, que traducido tal y como yo lo entiendo, es una puerta fascinante en la que nada más entrar te vas encontrando con conceptos asombrosos como la sincronicidad, y con potenciales futuros en forma de intuiciones de esas que te dicen “tira por allí”, y tú va y tiras y en ese allí te encuentras algo, llámale pistas que te llevan a otros sitios, links o lugares que a su vez hacen que te preguntes por qué haces lo que haces, y que te respondas que tal vez no es por casualidad, sino porque te has dado cuenta de que soñar despierto no es una bonita frase de un copy malo, sino la única manera de hacer realidad eso que imaginabas y que no sabes por qué, pero sabes perfectamente que puedes hacerlo y que vas a hacerlo.

 En la imagen, una marca cuántica.

Dejo de hablar en abstracto y empiezo a bajarlo. Llevo algún tiempo pensando en que lo que propone la cuántica tanto a escalas de partículas y que personas como Jean-Pierre Garnier Malet, doctor en física y experto en mecánica de los fluidos han trasladado a escalas macros con su teoría del desdoblamiento del tiempo, esto, podría aplicarse perfectamente a nuestro sector, sea cual sea, en mi caso la publicidad. Me parece un tema muy interesante como para reflexionar sobre ello en modo escrito, que es como más se me queda, e intentar aplicarlo a mi vida y mi trabajo diario. Y si además esta reflexión escrita le puede servir a más gente, pues todavía mejor…

Continue reading Publicidad “cuántica”