O algo de fierro viejo que vendan…

Ya hemos hablado aquí alguna vez de los vehículos bizarros que puede uno encontrarse por las calles de la Ciudad de México, como por ejemplo, ese carrito que vende camotes silbando como Nazgûl.

Pero esto que traigo hoy es mucho más pintoresco, porque si bien es cierto que el anterior da miedo, este otro te hace llegar a las cotas más bajas de la desesperación, con una locución grabada que pide una y otra y otra y otra y otra y otra vez que la gente les venda esos electrodomésticos y objetos de metal que tengan en casa y que ya no les sirvan:

Si acabamos locos los que escuchamos al coche pasar, no quiero ni pensar como debe ser para el que lo conduce. Y es que si uno pensara en una posible representación visual de tan molesto vehículo, el resultado sería tal cual como la dibujó Gabriela:

“O algo de fierro viejo que vendaaaaaaaaaaan…”.
Las calles del DF.
Oh my God, help!

La marca que le hablaba a la gente como VIP

Aeropuerto de MTY, arco de metales (1)

Hay un lugar fascinante en el aeropuerto de la ciudad de Monterrey, el control con arcos detectores de metales que uno encuentra camino de las puertas de embarque para tomar cualquier vuelo que salga desde la Terminal A.

Es fascinante, digo, porque tiene una puerta de acceso para viajeros VIP (deben ser aquellos que van a viajar en clase Premier o Business o alguna de éstas…) que consiste en una pared de cristal que separa la fila de los supuestos viajeros exclusivos de aquellos que no lo son tanto, aunque al final y en la práctica, ambas filas se mezclan más frecuentemente de lo que pudiera parecer razonable como para haber decidido separar a los viajeros.

Continue reading La marca que le hablaba a la gente como VIP