Los reviews de mi curso sobre Creatividad

Rating 5 estrellas

Mi curso online sobre Creatividad Publicitaria lleva ya casi dos meses disponible. En este tiempo más de 600 personas lo han cursado ya, y yo podría dedicarme a hablarles de las bondades del curso y lo que pueden aprender con él o compartirles algunos de los mensajes que recibo, pero me pareció mejor dejarle esa tarea a las increíblemente generosas reseñas que muchas de las personas que lo han tomado se han tomado la molestia de dejar.

Wow, gracias.

Leer reseñas de “Creatividad Publicitaria para todos los públicos”, un curso de Daniel Granatta en Domestika

Espero que entre los reviews y este trailer se convenzan y se animen a tomarlo:

Creatividad publicitaria para todos los públicos – Un curso de Dani Granatta from Domestika on Vimeo.

Cosas lindas que le pasan a mi curso en línea

Una semana al aire con mi curso sobre Creatividad Publicitaria y algunas fotografías lindas que me han llegado por correo y redes sociales:

Una app de control remoto de Alberto recomendándole comenzar el curso cuanto antes:

Curso en vídeo - Daniel Granatta / Domestika

O la pantalla de Rafael, ya metido en harina:

Curso en vídeo - Daniel Granatta / Domestika

También hay agencias que deciden que el curso es una buena manera de formar a sus integrantes, como sucede en la de Adry y Gonzalo:

Curso en vídeo - Daniel Granatta / Domestika

O en la de Vick:

Curso en vídeo - Daniel Granatta / Domestika

Y también hay personas que están ahorrando religiosamente para comprarlo, como Elsi y Daniel:

Curso en vídeo - Daniel Granatta / Domestika

Estoy emocionado.
Como comentaba en este post, este curso es mi versión 2017 de los libros que escribí hace muchos años.
Gracias a todos/as.


“Creatividad Publicitaria para todos los públicos”
Un curso de Domestika y Daniel Granatta
http://domestika.org/es/courses/160-creatividad-publicitaria-para-todos-los-publicos/granatta

Mi curso de Creatividad Publicitaria en Domestika

Cover curso Daniel Granatta en Domestika

Este 2017 se cumplen quince años de la publicación del primero de los libros que escribí para la editorial Anaya Multimedia, y desde entonces siempre me intrigó la posibilidad de crear un libro que no fuera un trabajo terminado, sino una especie de “proceso en desarrollo”.

Paralelamente, y también desde hace muchos años, he impartido cursos (todos presenciales), que si bien me permitían viajar, también anclaban la posibilidad de cursarlo/impartirlo a un lugar físico.

Así que la idea de crear un curso online siempre me rondó la cabeza, pero no tuve ninguna oportunidad de impartir uno hasta que la oportunidad llamó a mi puerta de la mano de Domestika, a finales del pasado año 2016.

Curso de Daniel Granatta en Domestika

Tres días de filmación que me hicieron redoblar mi admiración por la profesión actoral (¿cómo carajos conjuran la energía para salir a cuadro cada vez que alguien dice “Acción”?) y que arrojaron como resultado este curso de nombre “Creatividad Publicitaria para todos los públicos”, cuya intención es serte de utilidad tanto si trabajas en una agencia o estudio de diseño como si tienes un negocio o emprendimiento que quieres dar a conocer al gran público o a tus clientes.

Creatividad publicitaria para todos los públicos – Un curso de Dani Granatta from Domestika on Vimeo.

Dividido en siete módulos y un proyecto final, el curso está construido para que quienes lo cursen puedan hacerlo cuando quieran y como quieran, sin restricciones geográficas o de horarios. Así, cada uno de los módulos consta de un vídeo donde yo imparto la lección correspondiente. Cada lección tiene tareas, y la resolución a esas tareas se publican (si quieres) en un foro donde yo doy seguimiento y feedback a los ejercicios y particularidades de cada alumno. Para finalizar, un proyecto común para todos sirve para poner en práctica lo aprendido durante las siete lecciones anteriores.

Los contenidos son los siguientes:

1.- Introducción
· Presentación
· Influencias

2.- Los Conceptos
· ¿Qué son los conceptos publicitarios?
· Una breve historia de la publicidad

3.- El mundo de las ideas
· Ideas y Formatos
· Mapas mentales
· Oblique strategies y otras técnicas para crear ideas
· El narrador
· Las plataformas y las ideas integradas HOY
· Hacer o no hacer… he ahí el dilema

4.- El Brief
· Qué es y cómo se ve
· Cómo redactarlo y traducirlo
· Los peligros del brief
· Cómo trabajar con el brief

5.- Marcas y estrategia
· ¿Qué es una marca?
· Territorios de una marca
· El punto de vista de una marca
· Marcas que dicen y marcas que hacen
· Los insights y el documento de planning

6.- Qué es una buena idea y cómo venderla
· Criterios para distinguir una buena idea
· Consejos para vender tus ideas – Parte I
· Consejos para vender tus ideas – Parte II

7.- Qué nos depara el futuro
· La tecnología y su crecimiento exponencial
· El futuro es analógico facilitado digitalmente
· Las intersecciones de tendencias
· Los consumidores del futuro

8.- Proyecto
· Creación y presentación de un proyecto
· Creación de una campaña

Proyecto final
· Creatividad publicitaria para todos los públicos


El curso tiene un coste de $35 USD (o $599 MXN) y está disponible desde el pasado 2 de Febrero. Espero que te sirva (si ya eres alumno) o que te pique la curiosidad por saber un poco más sobre el mismo (si aún no lo eres) 🙂

+ Enlace a toda la información del curso:
https://www.domestika.org/es/courses/160-creatividad-publicitaria-para-todos-los-publicos/granatta

De Shazam a playlist

Ya era hora de que Shazam lanzara una característica como ésta. Y es que, si en la aplicación están “taggeadas” todas las canciones que uno encuentra por aquí o por allá, qué coñazo tener que ir buscándolas individualmente en Spotify (o tu servicio de música en línea favorito) para agregarlas a un playlist en el que poder tenerlas todas.

¿No era muy obvio el que debiera haber una opción que permitiera convertir la lista de canciones “taggeadas” en un playlist? Y eso fue lo que anunciaron ayer:

Playlist en Shazam

Aunque sea con Rdio en vez de con Spotify. Pero bueno, ¡ya era hora!

La tienda de bonsais de Mayra

Foto de Bonsai

Yo aún trabajaba en Grupo W la primera vez que hablé con Mayra, que por aquel entonces trabajaba en Coca-Cola, y lo cierto es que yo no dije casi nada y ella lo dijo casi todo en esa primera charla, que transcurrió más o menos por estos derroteros:

Mayra: “Hola, ¿tú eres de Grupo W?”
Yo: “Sí, hola.”
Mayra: “Me han dicho que ustedes trabajan muy bien, pero que siempre entregan tarde, así que mañana los voy a briefear para un proyecto, con ocho meses de antelación para que lleguen a tiempo. ¿Creen que podrán o estoy perdiendo el tiempo?”
Yo: “Ehmmmm, sí… espero…”

No tengo muy claro qué pasó al final con aquel proyecto, porque yo me fui de Saltillo, pero la anécdota me sirve para ilustrar que, si algo me quedó claro, es que aquella mujer, de ascendencia japonesa y con la que ahora trabajo en Flock, no se andaba con medias tintas.

Ki Bonsai en Facebook

Así que, supongo, debe ser esa capacidad de no andarse con rodeos y organizar su tiempo la que le ha permitido estos días a Mayra el lanzar Ki Bonsai, su propia tienda on-line de bonsais, labor para la que desconozco (tanto para abrir la tienda como para cultivar los bonsais) de dónde ha sacado las horas, en vista de la vorágine laboral en la que actualmente nos encontramos en la agencia.

Así que ya saben, si quieren un bonsai, Mayra Hara es la persona que buscan.


Enlaces: Tienda on-line de Ki Bonsai | Página en Facebook de Ki Bonsai

Hackeando los sitios de citas por Internet

Quizá sea por el último post de Mau, pero desde que vi esta charla de la que brevemente me habló ayer Pao, no he podido dejar de reenviarla a todo el que se me cruza por el camino, porque la historia de lo que esta chica hizo para encontrar pareja no tiene parangón en el mundo de lo geek:

Qué les puedo decir, simplemente que por cosas como ésta es por lo que abrí un día este blog 🙂

Lo que hay que hacer para que hablen de uno

Aunque Internet sigue siendo un vecino misterioso y desconocido, es cada vez más frecuente que medios de comunicación (en sus vertientes más tradicionales) informen o cuenten sobre eventos e historias que suceden en el universo online, lo cual está bien porque de repente esos relatos ponen más ojos sobre lo que antes era casi ignorado, pero con el inconveniente de que en muchas ocasiones el que escribe lo hace desde una óptica poco conocedora o experimentada. Esto se traduce en una cierta superficialidad acerca de lo narrado, ya que se saca a relucir (por encima de todo lo demás) el factor de “novedad”, pero sin entrar en mucho detalle acerca de la calidad de aquello de lo que se habla.

Y así es como se da una moda, más que extendida últimamente, que es la de contar algo que se hace online (y sin mucha trascendencia) para que hablen de uno en el mundo offline, aprovechando el factor de novedad que generan muchas nuevas plataformas desconocidas por los medios tradicionales. Hay ejemplos muy variados, por ejemplo, ¿recuerdan cuando las marcas nos contaban acerca de su llegada a la plataforma Second Life?

Nadie sabe muy bien para qué lo hacían entonces ni qué demonios hicieron con ello tiempo después, pero contarlo a un medio tradicional era una receta segura para que éste publicase una nota acerca de lo digital y del futuro que se acercaba, y de lo vanguardista que era esa marca por tener presencia en la nueva plataforma. Más recientemente, una agencia mexicana optó por un peculiar y controvertido (a juzgar por los comentarios a favor y en contra) modo de reclutar a su siguiente trainee.

En lo personal no me gusta la idea, y desconozco si lograron su objetivo de encontrar a esa persona en prácticas, pero lo que sí lograron fue que hablaran de ellos en muchos medios (publicitarios y no publicitarios) desde esta óptica de “informar de la novedad”, aunque no se tenga muy claro en qué consiste la misma. Ahora falta saber en qué convierten toda esta atención que consiguieron, en forma de halagos (unos) y burlas (otros).

Así que ya saben, si no hablan de ustedes por sus ideas hagan algo online para que hablen de ustedes offline, que de momento, funciona, y que por sí mismo no es ni bueno ni malo, depende de qué hagan luego para capitalizar lo que dijeron de ustedes.

El banner incansable

No sé si este banner, que me encontré el sábado mientras buscaba horarios en el sitio de una famosa distribuidora cinematográfica de México, ganaría alguna vez un premio de creatividad, probablemente no. Pero creo que sí podría hacerse con un oro en alguna categoría relacionada con la resistencia a la fatiga y a la frustración de ser ignorado. Obsérvese como la pieza persigue una y otra vez a los usuarios con cada movimiento del scroll que permite llegar al fondo de la pantalla. Qué valentía la del banner, con su insistencia en estar presente para ver si en alguna de sus múltiples apariciones el usuario se apiada y decide, por fin, hacer click.

Es curioso, porque aún no sé qué anunciaba el banner o a dónde me llevaría, pero sí que terminé siendo consciente de su presencia con un “¡Basta, por favor!”. O sea, que sí interactué con el banner, evitándolo. Lástima que eso no sirve para nada, ni a mí, ni al que hizo el banner ni al que lo puso ahí. Y me pregunto si no sería normal, por parte de alguno de los dos últimos, el haber previsto que la mayoría de los usuarios van a exclamar lo mismo que exclamé yo cuando se vean perseguidos por la pieza.

Y luego se preguntan el porqué de que a la gente le resulte molesta la publicidad.

Desparramados por ahí, capítulo 8

Artículo para Merca 2.0 - 041209

Artículo para Merca 2.0 - 111209

Un par de columnas más de la colaboración semanal con Merca 2.0. La primera, dedicada a la necesidad de inversión por parte de los clientes como primer paso para generar proyectos que les generen un retorno de inversión exitoso. La segunda habla de la necesidad de compromiso por parte de las agencias (y de los que rigen sus destinos creativos) para formar, cultivar y conservar el talento como paso necesario para mirar al futuro.

Spotify Premium = No ads :(

Tengo la convicción de que no porque algo pueda ser gratis hemos de descargarlo gratis sin dar nada a cambio, especialmente si lo descargado nos es de alguna utilidad. Yo fui uno de esos que pagó por los discos de Radiohead (“In rainbows”) o Nine Inch Nails (“Ghosts I-IV”) cuando estuvieron disponibles para su descarga, obviamente no lo que hubiera pagado por ellos en una tienda de discos, pero sí un precio justo para mí, 10 euros, que es lo que suelen costar estas cosas en iTunes. Con la salvedad, claro, de que me gustan los dos grupos; si la descarga hubiera sido de algún artista del que no soy seguidor, no lo hubiera descargado ni aún siendo gratis.

La semana pasada, estando de visita en España, comencé a usar regularmente Spotify, que para quien no lo conozca (aún) es una suerte de iTunes online, una mezcla de Last.fm y Napster con esteroides, vista la cantidad y variedad de la audiencia que ha alcanzado en poco más de un año. Uno descarga el software y comienza a escuchar música proveniente del servicio, que se compone de tres posibles productos: Gratis, Pase de un día y Premium.

Productos Spotify

Continue reading Spotify Premium = No ads 🙁