Entrevistado en CEDIM, capítulo 33

Banqueta de entrevista

Fui a CEDIM a impartir un taller de dos semanas de duración. Al terminar, respondí las preguntas de esta pequeña entrevista:

Workshop en Aldea Digital 2013

Una de las mejores cosas que me pasó en 2012 fue conocer a Sebastián Tonda, uno de los fundadores de la compañía donde actualmente trabajo y Embajador en México de Singularity University , así que estoy muy contento de poder contaros que vamos a impartir conjuntamente un taller en la próxima edición de Aldea Digital, en la Plaza del Zócalo de la Ciudad de México los próximos días 16, 17 y 18 de Marzo.

Los datos más concretos son:

Aldea Digital 2013
Workshop de 3 días: De la conectividad a la Singularidad
16 y 17 de marzo: 10h-16h. Sesión de trabajo / Networking lunch
18 de marzo: 10h-14h. Presentación de proyecto final
Sede del evento: Plaza del Zócalo (Ciudad de México, Distrito Federal), México.
Cupo disponible: 30 personas.


La intención del taller es exponer y demostrar cómo, desde nuestro punto de vista, el mundo de la tecnología ha evolucionado de forma que ya es factible encontrar, implementar y escalar soluciones para los grandes problemas de la humanidad. Al final, cada uno de los equipos presentará un proyecto cuyo objetivo sea cerrar la brecha digital en México. Y el proyecto ganador (si lo hubiera) será financiado por Telmex.

Puedes inscribirte al taller escribiéndole un correo a Anabel Zetina en zetina@wannaflock.com.

Para más información sobre el evento, inscripciones y todas esas cosas, podéis hacer click aquí para visitar el sitio de Aldea Digital 2013. Si lo que quieres es ir directamente al registro, haz click aquí.

PS: Y por cierto, si tienes una idea, Singularity te está buscando.

Si algo es gratis, a alguien le cuesta dinero

Dos cosas que quizá a mí me parecen muy obvias o razonables, pero que a lo mejor para alguien más no lo son tanto:

1) Si usas un servicio o utilidad de forma frecuente (no tiene por qué ser a diario) y realmente te entretiene, resuelve un problema, etc. deberías querer pagar algo por él aunque tengas la posibilidad de usarlo de forma gratuita. Mi caso específico es Spotify, con historias como la que les cuento en este post.

Y deberías querer pagar por muchas razones, pero principalmente por dos: a) por respeto a quien tuvo y desarrolló esa idea y b) porque con más gente pagando con ello, quien hizo el desarrollo tendrá una posibilidad de mejorar su producto, algo que subsiguientemente también te puede beneficiar a ti.

2) Que un sitio que visitas con asiduidad tenga banners y/o publicidad no significa automáticamente que el dueño sea un “vendido” que únicamente busca hacer negocio de las visitas a ese espacio. Puede que simplemente esté intentando recuperar parte de lo que le cuesta económicamente el espacio en servidor y la transferencia en el mismo que genera la gran cantidad de usuarios que, como tú, pasa por allí recurrentemente.

Así que si eres uno de esos adalides que instalan bloqueadores de publicidad y presume de ello por lo lindo y no-contaminado por el consumismo que tienes el karma, felicidades. Estás quemando vivo uno de los recursos que tu sitio favorito tiene para darte el contenido que hace que ese sea tu sitio favorito.

Así que, insisto, igual este sentido común es muy mío y poco de los demás, pero cuidado con esas posturas del “todo gratis” y “abajo la publicidad” con las que de repente saltan algunos por aquí o por allá, porque cuando alguien hace algo gratis para unas pocas personas, puede que sólo esté pagando con la moneda de su tiempo. Pero cuando alguien ofrece algo gratis para muchas personas, tengan por seguro que hay alguien a quien eso le cuesta dinero. Así que no desprecien tan a la ligera el esfuerzo y recursos que alguien puso para ello, ni censuren de forma tan dogmática el que quieran recuperar parte de lo invertido.

Lo que ocurre en las campañas 360º

Ya sé que muchos dicen que el término “360º” está anticuado a la hora de definir una campaña publicitaria, pero lo cierto es que yo la escucho cada dos por tres de boca y texto de muchos de los clientes para los que trabaja mi agencia. Y me pareció muy divertido este gráfico, que encontré gracias al Sr. El Gran Chilaquil, que narra todo lo que hace una agencia de publicidad desde que recibe una petición de su cliente hasta que finalmente comienza a producir alguna de las ideas que se tuvieron:

En orden cronológico:
1.- Recibir del cliente un brief para una campaña 360º.
2.- Pensar en un spot para televisión.
3.- Pensar en un evento.
4.- Pensar en una aplicación para dispositivos móviles.
5.- Pensar en un spot de radio.
6.- Pensar en un vídeo viral
7.- Pensar en un documental.
8.- Pensar en una actividad en punto de venta.
9.- Pensar en una aplicación de realidad aumentada.
10.- Pensar en una red social.
11.- Pensar en una página web.
12.- Pensar en un billboard.
13.- Pensar en un programa de televisión.
14.- Pensar en un movimiento de baile.
15.- Presentar a cliente.
16.- Producir un spot para televisión.

Muy cierto en muchos casos, el diagrama es simultáneamente tristísimo e hilarante 🙂