reclutamiento

El reclutamiento en los tiempos del cólera

Estaba revisando portafolios y CVs de directores de arte llegados a mi correo desde Zonajobs, y me surgieron un par de reflexiones-pregunta para las que aún no tengo respuesta, y que tienen que ver, principalmente, con cómo se recluta talento para una agencia o compañía relacionada con la creatividad y/o innovación.

Lo primero es si es normal que el proceso para reclutar a alguien con actividades específicas (un abogado, por ejemplo) sea el mismo que el que se utiliza para contratar a alguien con actividades más “abstractas” (un creativo, por ejemplo). Lo segundo es si es posible contratar a alguien extraordinario a través de un proceso sumamente ordinario.

No tengo respuesta ni reflexiones sobre ninguna de las dos, pero la verdad es que siento que los procesos de reclutamiento están completamente rotos.

PS: Por favor, no me gasten tecla en especificar si un abogado tiene actividades abstractas o si el creativo tiene actividades específicas. No hablo de los puntos concretos, sino de las generalidades de dos profesiones con enormes diferencias.

Lo que hay que hacer para que hablen de uno

Aunque Internet sigue siendo un vecino misterioso y desconocido, es cada vez más frecuente que medios de comunicación (en sus vertientes más tradicionales) informen o cuenten sobre eventos e historias que suceden en el universo online, lo cual está bien porque de repente esos relatos ponen más ojos sobre lo que antes era casi ignorado, pero con el inconveniente de que en muchas ocasiones el que escribe lo hace desde una óptica poco conocedora o experimentada. Esto se traduce en una cierta superficialidad acerca de lo narrado, ya que se saca a relucir (por encima de todo lo demás) el factor de “novedad”, pero sin entrar en mucho detalle acerca de la calidad de aquello de lo que se habla.

Y así es como se da una moda, más que extendida últimamente, que es la de contar algo que se hace online (y sin mucha trascendencia) para que hablen de uno en el mundo offline, aprovechando el factor de novedad que generan muchas nuevas plataformas desconocidas por los medios tradicionales. Hay ejemplos muy variados, por ejemplo, ¿recuerdan cuando las marcas nos contaban acerca de su llegada a la plataforma Second Life?

Nadie sabe muy bien para qué lo hacían entonces ni qué demonios hicieron con ello tiempo después, pero contarlo a un medio tradicional era una receta segura para que éste publicase una nota acerca de lo digital y del futuro que se acercaba, y de lo vanguardista que era esa marca por tener presencia en la nueva plataforma. Más recientemente, una agencia mexicana optó por un peculiar y controvertido (a juzgar por los comentarios a favor y en contra) modo de reclutar a su siguiente trainee.

En lo personal no me gusta la idea, y desconozco si lograron su objetivo de encontrar a esa persona en prácticas, pero lo que sí lograron fue que hablaran de ellos en muchos medios (publicitarios y no publicitarios) desde esta óptica de “informar de la novedad”, aunque no se tenga muy claro en qué consiste la misma. Ahora falta saber en qué convierten toda esta atención que consiguieron, en forma de halagos (unos) y burlas (otros).

Así que ya saben, si no hablan de ustedes por sus ideas hagan algo online para que hablen de ustedes offline, que de momento, funciona, y que por sí mismo no es ni bueno ni malo, depende de qué hagan luego para capitalizar lo que dijeron de ustedes.

Gunn Report 2008

La agencia pequeña y el subconsciente que retwitteaba

Suelen ser estudiantes los que, cada vez que impartimos alguna conferencia en México, nos preguntan: ¿Qué se necesita para trabajar en W? Insospechadamente para todos, porque habíamos “descubierto” el Gunn Report sólo dos años antes (posiciones 46ª en 2006 y … Read More