El arte de visualizar

Revista TIME - Answers issue

Entre mis compras de impulso en la caja del supermercado me llevé un ejemplar del último número de la revista TIME, dedicado a las respuestas. Lo escribo entrecomillado porque se refiere a esas respuestas que no sabemos que ya tenemos porque, cual partida de Jeopardy, desconocemos las preguntas a las que responden.

Algunos ejemplos de estas preguntas pueden ser “¿por qué tenemos cicatrices?”, “¿por qué los Cheerios son redondos?” o “¿cómo respira un feto?”, y habla el artículo de cómo, mediante el arte de la visualización, podemos paliar ese nuevo problema que tenemos en esta época: tan nocivo es no disponer de información como disponer de un exceso de la misma. Cuanta más información, más complicado es extraer su significado.

Una vez más, tendremos que echar mano de la obra de Tufte para aprender a navegar datos que nos permitan responder:
· Descubre si vives en un estado “bitch” o “fuck”
· En qué lugar del mundo se pronuncia por última vez la palabra “Fuck”

Desde el lado más poético, uno no puede dejar de pensar en lo bien que suenan las frases que nos trae esta época:
“Ya tenemos la capacidad de hacernos preguntas que no sabíamos que ya podíamos hacernos.”

Porque suena a profecía.
Pero por lo que se ve, hasta las profecías traen implícitos sus propios problemas.

Desparramado y entrevistado, capítulo 27

Logo de Egolia.com

Durante la pasada edición del Festival de Creatividad de Cannes pude conversar durante un par de horas con los chicos del sitio Egolia.com, que quedaron resumidas en estos cinco minutos que me concedieron en su sección “Show me your fridge”:

De un día que VERBAL salió en Fast Company

Aunque muy probablemente VERBAL no llegue a la meta económica por la que abrimos una campaña en Kickstarter, no deja de ser curioso el observar las reacciones que genera: algunas muy agrias en su contra (incluso en los comentarios del propio artículo que refiero en las siguientes líneas); otras, en cambio, sorprendentemente agradables y constructivas, como por ejemplo este texto que sobre el proyecto publicaron ayer en la revista Fast Company.

Artículo sobre VERBAL en Fast Company

Click sobre la imagen o aquí para acceder al artículo.

RTVE: La publicidad… ¿salvará al mundo?

Al llegar esta mañana a la oficina me topé en el muro de Facebook de varios amigos con este reportaje sobre publicidad que se emitió el pasado fin de semana en el programa Metrópolis, de RTVE:

Lo que hay que hacer para que hablen de uno

Aunque Internet sigue siendo un vecino misterioso y desconocido, es cada vez más frecuente que medios de comunicación (en sus vertientes más tradicionales) informen o cuenten sobre eventos e historias que suceden en el universo online, lo cual está bien porque de repente esos relatos ponen más ojos sobre lo que antes era casi ignorado, pero con el inconveniente de que en muchas ocasiones el que escribe lo hace desde una óptica poco conocedora o experimentada. Esto se traduce en una cierta superficialidad acerca de lo narrado, ya que se saca a relucir (por encima de todo lo demás) el factor de “novedad”, pero sin entrar en mucho detalle acerca de la calidad de aquello de lo que se habla.

Y así es como se da una moda, más que extendida últimamente, que es la de contar algo que se hace online (y sin mucha trascendencia) para que hablen de uno en el mundo offline, aprovechando el factor de novedad que generan muchas nuevas plataformas desconocidas por los medios tradicionales. Hay ejemplos muy variados, por ejemplo, ¿recuerdan cuando las marcas nos contaban acerca de su llegada a la plataforma Second Life?

Nadie sabe muy bien para qué lo hacían entonces ni qué demonios hicieron con ello tiempo después, pero contarlo a un medio tradicional era una receta segura para que éste publicase una nota acerca de lo digital y del futuro que se acercaba, y de lo vanguardista que era esa marca por tener presencia en la nueva plataforma. Más recientemente, una agencia mexicana optó por un peculiar y controvertido (a juzgar por los comentarios a favor y en contra) modo de reclutar a su siguiente trainee.

En lo personal no me gusta la idea, y desconozco si lograron su objetivo de encontrar a esa persona en prácticas, pero lo que sí lograron fue que hablaran de ellos en muchos medios (publicitarios y no publicitarios) desde esta óptica de “informar de la novedad”, aunque no se tenga muy claro en qué consiste la misma. Ahora falta saber en qué convierten toda esta atención que consiguieron, en forma de halagos (unos) y burlas (otros).

Así que ya saben, si no hablan de ustedes por sus ideas hagan algo online para que hablen de ustedes offline, que de momento, funciona, y que por sí mismo no es ni bueno ni malo, depende de qué hagan luego para capitalizar lo que dijeron de ustedes.