La vida eterna… o no

Who wants to live forever - Queen / Highlander

Con el crecimiento exponencial de la capacidad de cómputo de los dispositivos que nos rodean, los retos que antes presentaban problemas de factibilidad ahora se volvieron más bien de tipo ético. Por ejemplo, y con las debidas salvaguardas, podemos pensar en que ya no hay mayor problema en que un coche autónomo te pueda llevar de un punto A a un punto B (factibilidad), pero que sigue sin resolverse el tema de cuál es el menor de los males en caso de un accidente que no se pueda evitar (el famoso “trolley problem”).

Así que, siguiendo por esa senda, uno pudiera pensar que otras muchas cuestiones que ahora ni siquiera somos capaces de concebir pudieran pasar a un plano ético en los años venideros, como por ejemplo ¿te gustaría vivir para siempre?

Hoy es una pregunta referida a la factibilidad (“¿crees que algún día podremos vivir para siempre?”), pero que, al igual que con los coches, dentro de unos años quizá pudiera ser de tipo ético (“¿te gustaría vivir para siempre?”).

Es una cuestión que muchas veces hago a mis alumnos, con respuestas variadas y de todo tipo, porque las distintas capas culturales que cada uno lleva consigo pesan (y mucho) a la hora de responder. Porque si podemos vivir para siempre, ¿qué será de nosotros si nuestros seres amados no quieren hacerlo? ¿o en dónde entran las religiones cuando desaparece la promesa de la “reencarnación” o la “vida eterna” más allá de aquí donde vivimos? También podríamos, si quieren, entrar en otras muchas disquisiciones de tipo legal o filosófico, por ejemplo: ¿Podrá hacerlo cualquiera? ¿Sólo los ricos? ¿Cómo se redefiniría el concepto de sobrepoblación? ¿Y el de uso de los recursos? ¿Seguirían naciendo niños? ¿Necesitamos colonias en otros planetas porque aquí ya no cabríamos?

Continue reading La vida eterna… o no

La “disrrupción” de la ciencia-ficción

Desde hace algún tiempo (eso incluye este antiguo post acerca de cómo se veían los 90s en los 60s) soy aficionado a recopilar imágenes “vintage” que tienen que ver con cómo se imaginaba el futuro en el pasado.

Por ejemplo, imágenes que tienen que ver con el acceso a la información y la superinteligencia humana:

Mindfulness

Superinteligencia humana

La creación de artefactos que pudieran recordar a exoesqueletos:
Continue reading La “disrrupción” de la ciencia-ficción

Mariano Rajoy y las máquinas

El Presidente de mi país y las máquinas:

Tenemos que fabricar máquinas que nos permita seguir fabricando máquinas porque lo que no va a hacer nunca la máquina es fabricar máquinas a su vez.

Este es un momento de esos en que se te queda cara de Buster Keaton:

O, como dice Fer Barbella, lo poseyó el espíritu de C-3PO:

Machines making machines. How perverse!

Gustavo Prado y Trendo, tu videoblog de tendencias

Gustavo Prado

Gustavo quiere ser transhumano, y aunque no nos conocemos personalmente, lo tengo en mucha estima porque, involuntariamente, es el responsable de que Singularity University se cruzara en el camino de muchos de nosotros.

Pero no estoy escribiendo sobre él por eso, sino porque desde hace unos meses tiene en marcha un proyecto de investigación de tendencias en formato de videoblog al que llamó Trendo.mx, donde publica joyas como ésta:

Danza, tecnología, moda y muchas otras disciplinas, tratadas de forma lo suficientemente clara como para entender fácilmente qué y por qué sucede en cada una de ellas. Ese nivel de observación provenga probablemente del hecho de que eso de las tendencias y la investigación de mercados no siempre le ha salido del todo bien, para muestra una charla suya en Fuck-up Nights:


Ya saben, un nuevo bookmark en sus navegadores:
Canal de Trendo.mx en Youtube

Las palabras desgastadas

Palabras

La publicidad es una industria que se basa, sobre todo, en las palabras. Y somos expertos los publicistas en manipularlas a voluntad, aquí y allá, para darnos la razón o convencer de lo imposible a quien está al otro lado de las mismas.

Pero, cuidado, porque las palabras se desgastan. Aunque parezca que siempre están ahí, su uso repetido e indiscriminado termina por dejarlas huecas, como los “Te amo” de una pareja que ya cayó en la más absoluta de las rutinas, por ejemplo.

Vienen a mi mente muchas palabras de moda que se han cruzado en mi camino:
“Sinergia”, “Ecosistema”, “Singularidad”, “Innovación”, “Disrrupción”.

Aunque estén ahí y se usen, no por ello quiere decir que aún signifiquen algo. Son, simplemente, armazones huecos de lo que una vez se quiso decir, y que ahora ya no tiene ninguna relevancia.

O como dirían los Living Colour:

Words are very important but then if we take them too seriously we destroy everything.

Drones, música y James Bond

Al hilo del post de ayer sobre la Universidad de la Singularidad pensé que debe ser una institución universitaria que no tiene tuna estudiantil (o estudiantina, como le dicen en México), y que quizá podrían tener una, pero compuesta por robots o drones en vez de por estudiantes. Ja, ja, pensé. Y luego Jorge me envió este vídeo de unos drones interpretando el tema principal de las películas de James Bond:

:OOOOOOOOOOOOOO

Singularity University en México

La Universidad de la Singularidad se autodefine como “una institución académica en Silicon Valley cuya finalidad es ‘reunir, educar e inspirar a un grupo de dirigentes que se esfuercen por comprender y facilitar el desarrollo exponencial de las tecnologías y promover, aplicar, orientar y guiar estas herramientas para resolver los grandes desafíos de la humanidad'”.

Pero más allá de la definición o de dónde proviene su nombre (tema que creo que puede ser mucho mejor explicado por Jorge Camacho), lo que a mí me resulta interesante es el filtro que aplican para analizar el calibre de las ideas que la gente les presenta buscando apoyo:
“¿Tu idea es capaz impactar a un billón de personas en los próximos cinco años?”

Si sí, la apoyan. Si no, muchas gracias por tu visita.

Así que con este primer dato en mente quizás os pueda interesar este workshop que organizamos desde Flock (nuestro CEO, Sebastián Tonda, es el Embajador de Singularity University en México) el próximo 12 de Noviembre, trayendo a la institución a México para emprendedores y publicistas-no-publicistas que busquen algo más que premios publicitarios:

Y queda una plaza para asistir, así que si estás interesado/a mándame un correo a granatta AT wannaflock.com contándome qué quieres aprender y por qué deberías ser tú quien asista al evento… ¡os esperamos!