Las interfaces de Hemingway

Write drunk. Edit sober.

Puedo dictar un texto para mi blog en mi teléfono, pero no en mi laptop.
Punto para la voz.

Pero editarlo es mucho más fácil usando la laptop que un teléfono o una tablet.
Punto para el teclado.

Hoy, la famosa cita atribuida (no sé si correctamente) a Ernest Hemingway diría algo como:

Write drunk. On your phone.
Edit sober. On your laptop.

Imagina que la interfaz que estás creando es una que utilizaría Hemingway.
La belleza de dedicarse a crear interfaces.

La navaja de Occam de los mocos verdes

La Navaja de Occam es un principio filosófico que dice que de entre todas las posibles teorías-causas que pueden haber producido una determinada situación, la causa más probable es aquella que también parece la más lógica y simple.

Así, si suspendes un examen puede ser porque no estudiaste lo necesario (lo más probable) o porque tu profesor es un psicópata que te odia (menos probable). O que si una campaña no funciona puede que sea porque a la gente no le interesa nada lo que cuentas (lo más probable) o porque absolutamente todo el mundo es una colección de locos incapaces de apreciar tu arte (menos probable). O que el motivo de que tu perro esté desaparecido sea porque se ha perdido o ha sido robado (lo más probable) o porque haya sido abducido por una nave espacial que pasaba por tu ciudad (menos probable).

Justo una de estas disyuntivas es la que planteaba el gran Rafa Soto (qué bonito todo lo que hacen en Herraiz Soto & Co, joder) el pasado fin de semana, al publicar esta foto en su cuenta de Twitter

Teclado de laptop de Rafa Soto

… foto que acompañaba de la pregunta:
opción A) me comí una pastilla con demasiado uranio y vomité sobre el teclado.
opción B) un limpiador de teclado.

Aquí es donde llega Occam a explicar que es la opción B) la causa de lo que muestra la fotografía.

Pero qué quieren que les diga, a mí me gusta más la A). Y seguro mucha gente también lo piensa, qué divertida sería una mecánica en la que pedirnos a toda esas personas que contemos muchas opciones A) para esa foto, poniendo a prueba nuestra vena “conspiranoica” acerca de cómo esa mancha de moco verde llegó al teclado.

Y que la más delirante gane, que a fin de cuentas de lógica ya está el mundo lleno.