Tres años después

Tanto cuando este blog cumplió un año como cuando cumplió dos dediqué gran parte de ambos posts de aniversario a seguir explicando a los lectores habituales y a los recién llegados de qué trata este lugar. Sin embargo, una vez redactada esta exhaustiva sección de “Acerca de” ya no siento tanta necesidad de compartirles de qué va esto, sino más bien de compartirles para qué me han servido los escritos que aquí se publican, una perenne sensación de que las cosas ya no Son sino que Están siendo.

Ser
Estar siendo

Ser y Estar siendo. Hace un instante, este momento era el futuro. Lo que en publicidad eran dogmas y axiomas ya no lo son tanto. Las ideas que cabían en un medio ahora no caben ni en siete. Y así sucesivamente. Lo que era ya no es, lo que era sólido y concreto pasó a ser gaseoso y opinable. Donde antes necesitábamos respuestas, ahora necesitamos preguntas. La gente se relaciona cada día (entre ella y con las marcas) de forma distinta porque cada día surge algo nuevo con lo que interactuar, antes incluso de que las marcas sepan de ello. Así que, aunque la publicidad sigue constando, básicamente, de la conjunción de estrategias sólidas con ideas creativas brillantes, el radio de acción que deben cubrir es ya tan amplio que realmente nuestro trabajo cambia todos los días un poco, y eso hace de esta profesión una profesión vibrante y esperanzadora para los que buscan algo más que únicamente premios publicitarios.

Este blog es quizá un reflejo de ello. He notado en los últimos tiempos un cierto distanciamiento de opiniones que pude haber tenido hace quince o veinte meses. Y está bien, es sano cambiar de opinión si ese cambio está fundamentado. Es lo bueno de que este lugar sea un blog y no un libro, uno puede retroceder en el archivo de posts y ver donde está en comparación a donde estaba. Y reconocerse entonces para comprenderse ahora.

El extranjero y los éxitos de 2012
Luego está el tema personal. Mi escala de valores ha cambiado desde que nunca antes como en este último año me había sentido tan desubicado y “sin patria” como ahora. Español en México y mexicano en España, creo que ya siempre seré extranjero. Con lo bueno y con lo malo, me siento tan ajeno a la crisis económica del país de mi pasaporte como a la crisis política del país en el que vivo, en un desprendimiento que más bien me lleva más bien a la curiosidad por otras cosas y lugares, tanto en el mapa como personales. Y es que a veces yo ya me siento latinoamericano nacido en España:

En el primer post de este 2012 les decía que éste iba a ser un gran año. Alguien pensaría que gracias a lo laboral, y después de que mi agencia ganara seis leones en el Festival de Cannes, ya estaría cumplido el objetivo. Pero no. Aún han de suceder muchas cosas para que este año pueda terminar siendo considerado un éxito. Los leones sólo sirvieron para demostrarle a los (y las) que estaban preocupados/as por cómo me iría en JWT México (más preocupados por mí que por sus propias carreras, parece ser) que uno también podía hacer buen trabajo fuera de Grupo W, mi anterior empleo. Pero una vez logrado, con unos números que son un hito en la historia de la publicidad mexicana en dicho festival publicitario, mis nuevos retos son única y exclusivamente personales.

Porque, no sé si lo saben, pero los premios publicitarios no traen la felicidad. Son únicamente, como diría el maestro Toni Segarra, “ilusiones transitorias”. Supongo que eso también es parte de mi “Estar siendo”. O igual es mi madurez. Pronto lo sabré y supongo que mis próximos escritos estarán impregnados de ello. Mientras tanto, bienvenidos al cuarto año de Gorditos y Bonitos, y gracias por seguir leyéndonos :)

About Daniel Granatta

Español emigrante de inventiva interactiva delirante. And i'm just like Math.