Un altar Fail

Así como hay proyectos que salen bien, hay otros que son un fracaso absoluto, lo cual no deja de ser interesante para intentar sacar enseñanzas de ello.

Si recuerdan, lanzamos hace un par de semanas un altar virtual dedicado a Steve Jobs, con la idea de que la gente colaborara enviando fotos de sus gadgets Apple. Pero no pasó nada de nada, o sí, en realidad la gente utilizó el sitio como una especie de Metroflog-Hi5, subiendo fotos de ellos mismos o de sus avatares, pero sin gadget alguno (al menos la inmensa mayoría), con lo que el altar se volvió una colección de visitantes en vez de ser una colección de ofrendas, que era lo que pretendíamos.

Algunas enseñanzas de este proyecto que se hizo en un par de días:
1.- La gente no lee.
2.- La gente NO lee.
3.- ¡LA GENTE NO LEE!
4.- La gente no lee, y si el texto está en inglés, menos todavía.
5.- No usen Go Daddy como host si tienen la opción. En el lanzamiento, el sitio se caía cada vez que había más de diez usuarios simultáneos.
6.- Si tienen prisa, no construyan un CMS propio para almacenar datos e imágenes. Mejor creen un blog en Tumblr o WordPress, y accedan al feed de posts e imágenes para alimentar su proyecto.
7.- Involucren en el proyecto a personas que sean expertas en los conocimientos necesarios para sacarlo adelante con la rapidez que desean. Que no necesiten investigar cómo se hace esto o lo otro, sino que lo tengan muy claro desde el momento inicial. De lo contrario, lo único que conseguirán será meter en aprietos y frustración a civiles inocentes, aparte de comprometer la viabilidad del proyecto en sí mismo.
8.- Si la fecha indicada (en este caso, 2 de Noviembre) es un día festivo, no lancen el proyecto ese mismo día. Mejor el día antes, para que vaya calentando motores (muy obvio, ¿no?).

Aún así, y como nota anecdótica, el proyecto tuvo una cierta repercusión, más de trescientos Likes en Facebook y hasta apariciones en las versiones impresas de algunos diarios, como ésta en el periódico Milenio:

Lo más surrealista (aparte de la aparición de un proyecto fallido en un medio impreso) es la referencia a “un grupo de jóvenes”, quizá la única sonrisa que esbozamos en medio de tanto desastre. Y es, como dice Pit, viendo el proyecto en el periódico lo único que se puede decir es… TROLOLÓ:

Y en fin, que no es por regodearse en el fracaso, pero tampoco pasó nada por fallar (y hasta con un cierto estilo), así que habrá que intentar otras cosas (o explicarlas mejor, al menos).

Published by

Daniel Granatta

Buscador de luz. Waiting for the robot takeover. I rewire people.

13 thoughts on “Un altar Fail”

  1. Hay muchas evidencias como esta que hacen suponer que el alfabetismo es un mito propagado por la SEP para justificar presupuestos. Y esto sucede en todo el mundo.

    Pierdo un poco de mi fe en la Humanidad cuando leo estas cosas 🙁

  2. De acuerdo. La gente no lee lo que uno quisiera. En mi blog, por ejemplo, el tráfico de la mayoría de los artículos escritos no alcanza los buenos números que sí logran los gráficos y caricaturas en la mayoría de los casos.

    Saludos!
    @Triego

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *